El presidiente de la Generalidad, optimista tras la reunión. 
 Pujol y González no entraron a discutir temas concretos     
 
 ABC.    14/01/1983.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

VIERNES 14-1-83

El presidente de la Generalidad, optimista tras la reunión

Pujol y González no entraron a discutir temas concretos

MADRID. «Por parte de todos hay voluntad de entendimiento y no de enfrenta-miento», declaró

el presidente de la Generalidad, Jordi Pujol, a la salida de la entrevista de dos horas de

duración que ayer celebró con el presidente del Gobierno en el Palacio de la Moncloa. En la

reunión, se abordaron, según comunicó Pujol a los periodistas, «las coordenadas del Gobierno

en el tema autonómico, los planteamientos de política del Estado y diversos temas puntuales».

En líneas generales, Pujol se mostró optimista respecto al futuro de la política autonómica.

«Confío en que la evolución del tema autonómico sea mejor de lo que pensábamos hace unos

meses. Por nuestra parte hay voluntad de colaboración y no de enfrenta-miento, y creo que el

presidente del Gobierno participa de los mismos criterios.» El presidente de la Generalidad no

quiso hablar de temores en estos momentos, pues debe mantenerse expectación ante el futuro

y expresó que las palabras de Felipe González estuvieron conformes con sus deseos.

Aunque Felipe González tenía preparado para la entrevista un informe con una relación de

temas muy completa, ambos interlocutores convinieron en no entrar en temas muy concretos

en la entrevista de ayer. Pujol sugirió que era preferible dejar los temas concretos para que

sean debatidos por ministros, consejeros de la Generalidad y Comisiones mixtas.

La Generalidad tiene el deseo de colaborar en la política general española, según palabras de

Pujol, para lo que solicitó al presidente del Gobierno que le explicara las líneas generales de la

política estatal.

Sobre la LOAPA, la posición de las autoridades catalanas es de sobra conocida. Actualmente

la ley se encuentra sometida a la consideración del Tribunal Constitucional, y Jordi Pujol

expresó su confianza en que la aplicación «sea de respeto hacia las autonomías». En todo

caso se ha superado, en su opinión, la excesiva tendencia de las dos Administraciones, central

y autonómica, a formular continuos recursos y a discutir por cuestiones de competencia. A

partir dé ahora se intentará negociar antes de elevar el recurso, con objeto de intentar

conseguir un acuerdo.

Negó Pujol que su prestigio se resintiera por el hecho de que el presidente del Gobierno le

recibiera en el mismo bloque de encuentros que a los demás presidentes de comunidades

autonómicas. «El prestigio nuestro —subrayó— estará en la mayor o menor profundidad con

que apliquemos la autonomía, no en ser recibidos junto con otros o no.»

Sus últimas palabras aludieron á la entrada de España en la CEE, que es de la competencia

exclusiva del Gobierno de España y no de las autoridades catalanas; sin embargo, hizo

hincapié en que el interés de aquella región por nuestro ingreso es muy grande.

 

< Volver