Recurso del Colegio de Abogados de Madrid contra el veto del Ministerio     
 
 Informaciones.    12/01/1973.  Páginas: 1. Párrafos: 13. 

RECURSO DEL COLEGIO DE ABOGADOS DE MADRID CONTRA EL «VETO» DEL

MINISTERIO

MADRID, 12. (INFORMACIONES.)

El decano del Colegio de Abogados de Madrid, don Basilio Edo, en nombre de la Junta de Gobierno del

Colegio y de conformidad con lo acordado en la pasada Junta general del 18 de diciembre, ha interpuesto

recurso de reposición contra la resolución del Ministerio de Justicia que rechazó a cinco candidatos a las

elecciones para renovar la Junta de Gobierno del Colegio.

Ayer se reunió la actual Junta de gobierno del Colegio, que preside el señor Edo, y decidió enviar al

Ministerio el recurso de reposición, recurso previo al contencioso-administrativo. El recurso del Colegio

de Abogados se presentó a las seis de la tarde, en el Registro General del Ministerio de Justicia.

En el recurso del Colegio de Abogados se hace, en primer término, una relación de los hechos que se

produjeron como consecuencia de ia medida del Ministerio. Dice que los restantes candidatos, no

rechazados, retiraron sus candidaturas, y asimismo alude a. los movimientos de solidaridad de todos los

Colegios de España, y a la repercusión que causó la noticia en la opinión pública.

El recurso estimó que la decisión del Ministerio no está fundamentada, y hace referencia a un expediente

al que ni el Colegio, ni los interesados tuvieron acceso. No hubo audiencia de los perjudicados, y no se

señalan los recursos viables contra la resolución, como prescribe la ley de Procedimiento Administrativo.

Los fundamentos de Derecho del recurso se enumeran en los siguientes ocho puntos:

— Los Colegios de Abogados son Corporaciones autónomas en su Gobierno, lo cual está

reconocido en las leyes dictadas desde Felipe II, hasta la ley Orgánica del Estado de 1967.

— La soberanía de la ley y jerarquía de las normas se expresa claramente en el Fuero de los Españoles y

ley Orgánica del Estado, y al menoscabarse la autonomía de los Colegios se viola dicha soberanía

legal.

— La ley Orgánica de los Tribunales y el Código Civil apoyan también esta autonomía de los Colegios

de Abogados.

— La resolución que se recurre emana del Ministerio de Justicia, que es incompetente para intervenir

en el proceso electoral del Colegio, pues los Colegios no están adscritos al Ministerio de Justicia. Y la

facultad ministerial se limita a la «alta inspección».

— Aunque el Ministerio fuera competente, no podría interferirse en el proceso electoral, y menos

declarando qué candidatos tienen idoneidad o no. Pues la calificación de indoneidad corresponde al

decano.

— La decisión no está motivada, como ordena la ley de Procedimiento Administrativo, alude a un

expediente secreto, y no se atiene al informe que ha tenido que emitir el Consejo General de la

Abogacía Española. No es, pues, ajustada a Derecho. Y no se han guardado exigencias de la ley en

cuanto a notificaciones.

— No aparecen en la resolución las disposiciones que facultan al Ministerio para tomarla. Esa facultad

(exclusivamente de aprobar o rechazar candidatos) aparece sólo en la orden ministerial de 16 de

noviembre de 1950, que se impugna.

— En este punto del recurso se pone de manifiesto la esperanza del Colegio de que, dada la gravedad del

caso y su trascendencia, el Ministerio no recurra al desdeñoso «silencio administrativo» sino que

emita una resolución, como manda la ley. Y se añade: «La nota oficiosa cuya publicación exigió la

atención puesta en el caso por la opinión, nos ha hecho pensar en desviación de poder».

Concluye el recurso con la súplica de que se revoque la resolución del Ministerio, restableciendo la

situación anterior, «con lo que volverá la paz al espíritu de todos los colegiados, se normalizará la vida

colegial y los componentes de la Junta de Edad podrán declinar dignamente la carga que tanto les honra,

pero que gravita sobre las espaldas ya claudicantes».

 

< Volver