Autor: Torrontegui, Javier. 
 Quiere que Calvo- Sotelo se reúna con los presidentes autonómicos. 
 No rotundo de Escuredo a gobernar con los comunistas     
 
 Diario 16.    21/05/1982.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 11. 

No rotundo de Escuredo a gobernar con los comunistas

Sevilla:

Javier TORRONTEGUI, enviado especial

Rafael Escuredo, candidato por el Partido Socialista Obrero Español de Andalucía a la presidencia del

Gobierno autonómico que salga de las elecciones que tendrán lugar pasado mañana fue ayer rotundo a la

hora de desmentir unos posibles pactos con el Partido Comunista.

«Nadie va a ganar en la calle lo que no se haya ganado en las urnas», manifestó Escuredo sobre las

pretensiones de Santiago Carrillo de realizar movilizaciones en ocho provincias andaluzas para forzar al

que se presume como primer Gobierno autónomo andaluz a que acepte la colaboración directa de los

comunistas en el Gabinete.

«Cumbre»

El candidato socialista repasó lo que han sido estos veinte días de campaña, en los que ha recorrido más

de 4.700 kilómetros por toda Andalucía dentro de la caravana que el PSOE organizó para recaudar el

mayor número de votos posibles.

Los socialistas, y en concreto Escuredo, piensan tener una mayoría suficiente que les permita gobernar sin

coaliciones, aunque están dispuestos a establecer pactos para un desarrollo legislativo o para un mejor

resurgimiento económico y social.

Rafael Escuredo efectuó un llamamiento al presidente del Gobierno de la nación para que una vez

terminado este periodo electoral, que hoy concluye, se celebre una «cumbre» dé presidentes autonómicos

y preautonómicos de donde salga un documento que refleje la solidaridad entre todos los pueblos del

Estado.

Plan económico

De esta reunión debería salir, además del compromiso solidario, una referencia expresa a que todos los

pueblos forman parte de «un Estado denominado España». Aquí se debería también reflejar el que no

debe haber ninguna discriminación para con Andalucía ni con ningún otro pueblo.

En el examen realizado por Rafael Escuredo se reflejó que es necesario establecer un plan económico que

permita el desarrollo de Andalucía en el que deben participar todas las fuerzas económicas y sociales.

Rafael Escuredo significó que «Andalucía no debe ser la excepción a la regla» a la hora de hablar de si su

Gobierno debía gobernar en minoría mayoritaria o no. El presidente de la Junta puso como ejemplo el

hecho de que en las cuatro autonomías hasta ahora constituidas predomina este tipo de Gabinete.

Con respecto a la composición del futuro Gabinete autonómico, el presumible presidente indicó que

estaba dispuesto a que no fuera superior a diez carteras y que algunas de éstas podían estar ocupadas por

hombres independientes. Puntualizó, además, que quien nombra al Ejecutivo es su presidente y no el

partido al que éste pertenece.

Por último, y con respecto a la campaña electoral que hoy se cierra, Rafael Escuredo indicó que ha sido la

más dura desde 1977, y que aunque se creía curado de espanto, en el tema de las agresiones verbales se

había quedado corto en sus cálculos.

 

< Volver