Autor: Contreras, Lorenzo. 
 Cortes. 
 Los dos secretarios del Consejo Nacional, contra la ley de colegios profesionales  :   
 Modificada la ley de convenios para que no derogue el decreto-ley de medidas coyunturales. 
 Informaciones.    13/12/1973.  Páginas: 1. Párrafos: 14. 

CORTES

LOS DOS SECRETARIOS DEL CONSEJO NACIONAL, CONTRA LA LEY DE COLEGIOS

PROFESIONALES MODIFICADA LA LEY DE CONVENIOS PARA QUE NO DEROGUE EL

DECRETO-LEY DE «MEDIDAS COYUNTURALES»

Por Lorenzo CONTRERAS

MADRID, 13. (INFORMACIONES.)— Trece procuradores pidieron ayer, en la Comisión de Leyes

Fundamentales, la devolución al Gobierno del proyecto de ley de Colegios Profesionales. La actitud fue

adoptada por los señores Lostau Román, marqués de Valdeiglesias, García Valdecasas, Puig Maestro-

Amado, Cercos, Castro Villa-cañas, Rosón Pérez, Primo de Rivera (don Miguel), Lozano. Esperabé,

Serrats, Palomares y señorita Landaburu, estos dos últimos secretarios del Consejo Nacional del

Movimiento.

Los argumentos esgrimidos estuvieron, en general, a caballo de dos consideraciones: el incumplimiento

de la ley de Procedimiento Administrativo y la inobservancia del artículo 63 del Reglamento de las

Cortes. En ambos casos, la estimación de que no se ha informado convenientemente a las Cortes sobre los

antecedentes del proyecto de Colegios Profesionales. La falta de audiencia pública de las corporaciones

afectadas también fue invocada en alguna ocasión.

La ponencia combatió una vez más estas apreciaciones. El señor Díaz Llanos alabó «la actitud magnífica

del Gobierno, que pudiendo haber retirado el proyecto, no lo ha hecho». Otro ponente, el señor Solís,

manifestó que «doce decanos de colegios nos llamaron para expresarnos su satisfacción», y agregó: «No

perdamos la oportunidad de hacer esta ley.» En este último sentido, el ex ministro presentó el proyecto

como un bien irrenunciable como una oportunidad digna de no ser perdida. Eran las suyas palabras muy

parecidas a las que empleó para argumentar en su día a favor del dictamen de la ley Sindical.

RECHAZADAS LAS ENMIENDAS

Llegada la votación de las enmiendas de totalidad, éstas fueron rechazadas, pero obtuvieron un número

suficiente de votos para ganar el derecho a ser defendidas ante el Pleno de las Cortes. La enmienda de don

Ramiro Cercos obtuvo 11 votos y 12 las de los señores Rosón, Castro Villacañas y Puig Maestro-Amado.

Entre los votos adictos a estas pretensiones de rechazo figuraron invariablemente las de los secretarios del

Consejo Nacional del Movimiento.

EL DECRETO-LEY NO SERA DEROGADO POR LA LEY DE CONVENIOS

En una sesión mucho más breve, la comisión de Trabajo llegó, con el voto en contra del señor Escudero

Rueda, y con las abstenciones de los señares Merino, Gómez Escolar y Lapiedra, a la decisión de excluir

de la disposición derogatoria que cierra el dictamen de la ley de Convenios Colectivos, el reciente

decreto-ley sobre medidas coyunturales de Política Económica. Aunque la cuestión de volver sobre un

texto que ya había sido aprobado en la comisión de Trabajo no parecía del todo clara, sí era evidente para

muchos procuradores que la ley de Convenios necesitaba un "retoque" para no chocar abiertamente con

las medidas recientemente acordadas en el citado decreto-ley. El señor Fueyo había proclamado la

conveniencia, o mejor, la necesidad de "no desarmar al poder frente al curso de los acontecimientos". El

señor Merino había protestado contra lo que llamó "respaldo" de las Cortes a las medidas de emergencia.

DOS OBJECIONES

Don Manuel Escudero Rueda, además de proponer para la solución de este conflicto de normas el

arbitraje del Jefe del Estado, lanzó una " granada" dialéctica. Dijo que al leer la convocatoria de la

comisión de Presupuestos, que mañana se reúne, había observado la existencia de "gastos consuntivos"

implicados en el aumento de determinada plantilla de un cuerpo oficial, lo cual, según estimó, colisiona

con el decreto-ley de medidas coyunturales. El procurador guipuzcoano agregó: "También es cierto que

aquí se han aprobado hace pocos días unos presupuestos que el propio ministro de Hacienda ha calificado

de inflacionistas en un 9 por 100."

EL ATAQUE DEL SEÑOR PEDROSA

Antes de entrar en el único punto del orden del día, el presidente, señor Pedrosa Latas, se refirió a dos

acontecimientos de palpitante actualidad. "Uno muy ingrato y el otro muy doloroso —dijo—, y ninguno

de ellos ajeno a la sensibilidad de esta comisión de trabajo." Y añadió: "Cuando para superar la actual

crisis energética que ya empieza a sufrir el país o para reducir al máximo sus previsibles y graves

consecuencias, es preciso el despliegue del mayor esfuerzo colectivo para aumentar la producción

carbonífera, resulta incomprensible y hasta intolerable la persistencia y extensión del paro producido en

las cuencas asturianas. Al deplorar esta circunstancia, hago votos por el restablecimiento inmediato de la

normalidad laboral en aquella zona."

DUELO POR LAS VICTIMAS DE ZARAGOZA

"Tampoco puedo silenciar —continuó— mi dolor, y estoy seguro que también es el dolor de toda la

Comisión, por el luctuoso suceso producido, en circunstancias extrañas, en una planta industrial de

Zaragoza, con el triste saldo de tantas vidas segadas, muchas de ellas en plena Juventud. Esto no debe

repetirse en lo sucesivo, y confío en que por los organismos competentes de la Administración pública se

extremará el celo en el cumplimiento y vigilancia de las normas dictadas para la seguridad de los

trabajadores."

El señor Pedrosa terminó: "La comisión de trabajo, solidarizada siempre con las aspiraciones, conquistas,

inquietudes y amarguras del mundo laboral, no puede permanecer impasible, precisamente cuando en

estos momentos tiene lugar en aquella capital aragonesa el entierro de las víctimas y el funeral por sus

almas. Por ello, ruego a los señores procuradores que puestos en pie y en silencio, elevemos todos una

oración al Señor pidiéndole que les acoja en su seno y otorgue a sus familiares el consuelo que necesitan

en tan duro trance."

INFORMACIONES

 

< Volver