Autor: Otero, Alicia. 
 Eran "uso y servicio" del anterior jefe de Estado. 
 Los Montes de El Pardo "casi" públicos  :   
 De las 18.000 hectáreas sólo han sido abiertas 1.000 al pueblo de Madrid. 
 Pueblo.    23/05/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

Eran "uso y servicio" del anterior jefe del Estado

LOS MONTES DE EL PARDO,

"CASI" PUBLICOS

De las 18.000 hectáreas sólo han sido abiertas 1.000 al pueblo de Madrid

Hace un año en que los montes de El Pardo comenzaron a ser públicos. La presión de la Prensa, en favor

de que se abriera una zona verde, durante tantos años cerrada, dio sus frutos, y el pueblo madrileño puede

ejercer sus derechos..., hasta cierto punto. La realidad es que, de las 18.000 hectáreas de extensión que

tiene esta zona, que estaba destinada para disfrute del anterior jefe del Estado y de su familia, sólo mil han

sido abiertas al vecindario.

Sigue habiendo voces de asociaciones de vecinos y, en general, del pueblo de Madrid, en favor de que

sean públicos todos los montes y que se cuiden al máximo para su fácil disfrute y servicio. En este sentido

harían falta caminos practicables, centros de recreo y atracciones «real mente públicas», sin que la

especulación, directa o indirectamente, trate de aprovecharse.

Al norte de Madrid, los montes de El Pardo limitan con Puerta de Hierro y el Plantío al Este; con las

Matas y Colmenar, al Norte, para discurrir por el Goloso al Oeste y la Universidad Autónoma.

Desde el siglo XIV fueron cazadero real, y pasan después a ser patrimonio de la Corona. Hacia 1931, y

adscrito al patrimonio de la República, se abre al .público hasta 1940, en qué pasa al Patrimonio

Nacional, y se destinan a «uso y servicio del jefe del Estado».

La batalla de «el monte de El Pardo para los madrileños», comienza a finales de 1975. cuando diversas

voces especulativas indican la conveniencia de construir restaurantes, piscinas y atracciones dentro de

este recinto. AEORMA, el Colegio de Arquitectos, el de Doctores y Licenciados, ALBE, la Asociación

de Vecinos dé Chamberí y el denominado «grupo de los 27», del Instituto de Ingenieros Civiles,

afirmaban, en un comunicado conjunto: «Damos por sentado que el monte de El Pardo es patrimonio de

los madrileños y de todo el pueblo en general; las autoridades competentes han de proceder, en

plazo inmediato, al .reconocimiento público de este derecho ciudadano. Acto seguido se deberá proceder,

vistos los incomparables valores naturales que presenta —es el mejor encinar continental en suelo árido

de la Península—, a la ejecución de estudios que permitan llevar a cabo un plan de utilización, que

garantice la conservación del monte para nuestra generación y las futuras... La zona del monte de El

Pardo, destinada a uso público antes del mes de enero de 1976 después de estas peticiones, fue después

ampliada y está constituida, en !a actualidad, por unas franjas de terreno a sendos lados de la carretera de

Madrid al Pardo y de El Pardo a Fuencarral.

En la República fueron utilizados por todos los vecinos

Desde marzo del pasado año, esa zona se ha ampliado a una extensión que casi tiene mil hectáreas. Las

dos carreteras citadas quedan dentro de esa superficie en la que se encuentra situado el palacio de la

Quinta. La zona señalada ocupa prácticamente desde Puerta de Hierro al pueblo de El Pardo, y desde el

río Manzanares hasta el Goloso, con una reducida interrupción entre esta última parte y el norte de la

carretera de Fuencarral.

No obstante, la ampliación de la zona pública del monte de El Pardo ha podido apreciarse, en el´

transcurso de un año, la poca afluencia de personas a este lugar —según nos comunicaba un portavoz del

Patrimonio Nacional—. Mientras que en un mes han visitado el palacio de El Pardo 150.000 personas, en

seis meses se ha alcanzado esta cifra en la zona ampliada del monte.

El resto hasta las cerca de 18.000 hectáreas que componen ese gran parque natural, queda destinado a ve-

dado de caza y para uso y servicio de Su Majestad el Rey.

Alicia OTERO

 

< Volver