Autor: Epunto. 
   Seguridad Danny "el Rojo" y las centrales nucleares     
 
 Arriba.    28/07/1977.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 1. 

seguridad Dany «el Rojo» y las centrales nucleares

PARA asistir a las Jornadas Libertarias Internacionales ha pasado por Barcelona el famoso

líder agrario del mayo francés de 1968. Daniel Cohn-Bendit, muy adaptado en los últimos

tiempos a la sociedad burguesa, si juzgamos por lo que de sus actuaciones se conoce. Dany

«el Rojo» acaba de opinar que la lucha contra las centrales nucleares debe ser el primer

objetivo revolucionario del momento. Por más vueltas que le demos, no se acaban de entender

las razones reales de esta fobia contra la energía nuclear, que si tiene el aspecto negativo de

sus posibilidades destructivas —como cualquier otra fuente de energía—, es nuestra única

alternativa válida para las próximas décadas. Todos esos experimentos sobre «casas solares»,

«pozos térmicos», etc., son de utilidad muy limitada y aun de escaso valor tecnológico. Ante el

agotamiento inevitable de los recursos petrolíferos y el encarecimiento de los mismos, el

hombre tiene su principal fuente para el desarrollo y mejora de la calidad de vida en la energía

nuclear. Hay que acostumbrarse a ver las centrales nucleares no como centros de peligro o

contaminación, que no tienen por qué serlo, sino como focos de prosperidad y progreso. Nadie

sensato impugnaría los embalses por la posibilidad de que se rompan y den lugar a tremendas

catástrofes, o las explotaciones mineras por los elevados peligros que entrañan, o el gas

combustible por sus secuelas... El riesgo de accidente en las centrales nucleares es inferior al

de cualquier otra fuente moderna de energía. Cosa distinta y razonable será que se determinen

por los poderes públicos las máximas exigencias de seguridad y prevención de accidentes.

EPUNTO

 

< Volver