Autor: Ortega, Javier. 
   En Soria, manifestaciones sin incidentes  :   
 A la convocatoria acudieron cerca de seis mil personas. 
 Pueblo.    15/08/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 2. 

EN SORIA, MANIFESTACIÓN

SIN INCIDENTES

A la convocatoria acudieron cerca de seis mil personas

SORIA. (PUEBLO, de nuestro corresponsal, Javier ORTEGA.)

A pesar de algunos intentos disuasorios por parte del Gobierno Civil hacia los organizadores, se celebró el

sábado la anunciada manifestación antinuclear, en la que participaron alrededor de seis mil personas.

Durante la semana pasada octavillas y carteles habían sido distribuidos en la mayor parte de los pueblos

de la provincia, sobre todo en los núcleos de la zona de Almazán que más se verán afectados por las

consecuencias, por la ubicación del centro nuclear.

La manifestación había sido solicitada por doce vecinos de Almazán, si bien prácticamente todos los

partidos y grupos políticos apoyaban la manifestación, a excepción del PSOE, que difundió un

comunicado exponiendo las razones de su actitud. En dicho comunicado se señala que «en el contexto

político en el que nos rriovemos los españoles la manifestación antinuclear solicitada no conseguiría los

niveles en que se va a producir, el fin que dice perseguir: paralizar las obras comenzadas para la

construcción del centro de investigación, nuclear en esta provincia». El PSOE se muestra partidario de

que la política nuclear se decida en las Cortes, y sólo en el caso de que el Gobierno no acceda a las

presiones, habría llegado el momento dé pensar y decidir por todos los sectores de opinión el hacer

presión pa ra evitar la instalación del centro. Principal motivo de la manifestación era protestar por el

incicio de las obras, pese a la oposición manifestada por el pueblo soriano con más de diez mil,

impugnaciones en la primera pasada durante el período de información pública y que se presentaron en la

Delegación del Ministerio de Industria. La manifestación comenzó a las ocho y se prolongó hasta las

nueve y cuarto. Encabezaban la misma el senador independíente señor Cercós y los diputados de UCD

señores Sáez-Díez y García-Rojo, así como representantes del Ayuntamiento de Almazán. Numerosas

pancartas y pendones de Castilla, todos con temas antinucleares. Durante la manifestación, que se

desarrolló en perfecto orden, algunos de los gritos fueron: «Castilla entera se siente comunera».

«Desarrollo, si; nucleares, no, «Fuera de Soria la JEN>, «Queremos elegir la forma de morir». Se

recibieron diversos telegramas de adhesión de asociaciones de ecologistas, tales como DEIBA (Defensa

de los Intereses del Bajo Aragón), y también de la Asamblea del Medio Ambiente de la Rioja, Al final de

la manifestación los parlamentarios que la presidían subieron a hablar con el gobernador civil, el cual les

manifestó que tenía solicitada una entrevista con el Ministerio de Industria, y ante la ausencia de éste, la

subsecretaría le había emplazado para una fecha próxima, en cuya entrevista se trataría el tema de las

obras que se están realizando en la finca del Valverde. Los parlamentarios entregaron al gobernador un

escrito, que sería enviado inmediatamente para Madrid, en el cual se detallaba el motivo de la

manifestación y el comportamiento y civismo del pueblo soriano, y se pedía que fueran paralizadas las

obras de la construcción del centro de investigación nuclear, lo mismo que había, ocurrido en otras

regiones. Afirmaron los parlamentarios que en breve se reunirán con el ministro dé Industria para tratar di

cho tema. A dicha reunión sería invitado alguno de los componentes del Ayuntamiento de Almazán. La

manifestación concluyó en perfecto orden.

 

< Volver