Autor: Gómez Montero, Rafael. 
 Euforía en la clausura del Congreso del PSOE andaluz. 
 Aprobadas las tesis nacionalistas defendidas por Rafael Escuredo     
 
 ABC.    19/01/1982.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Aprobadas las tesis nacionalistas defendidas por Rafael Escurado

MADRID. La proximidad de las elecciones al Parlamento andaluz ha convertido los Congresos que

distintas fuerzas políticas de la región han celebrado o están convocados para los próximos días en un

verdadero «pistoletazo» de salida de la campaña que culminará el día 23 de mayo con la elección de la

primera Cámara andaluza de la historia. Así ha ocurrido este fin de semana último con los Congresos

regionales del PSOE y de Alianza Popular, y el anuncio de la presencia del presidente del Gobierno,

Calvo-Sotelo, a finales de mes, en la clausura de la asamblea de la UCD andaluza.

GRANADA (Rafael Gómez Montero, corresponsal). En un clima de euforia electoral, de cara a las

elecciones al Parlamento andaluz, se ha clausurado el domingo el III Congreso del Partido Socialista

Obrero Español de Andalucía. Presidió los actos el secretario general del PSOE, Felipe González,

acompañado de la Junta que preside actualmente, en Andalucía, Rafael Escuredo, y los miembros de la

Ejecutiva. El Congreso socialista, que ha venido celebrándose estos días en nuestra ciudad, ha tenido una

apretada jornada de trabajo, en el transcurso de las cuales se han llevado a cabo la preparación de

diferentes ponencias, entre las que destacan la política en la que se contiene la oferta de gobierno

socialista para levantar Andalucía.

En esta oferta se señala que sólo mediante el acceso de los socialistas al poder político andaluz será

posible la superación de la situación socioeconómica de Andalucía. El primer objetivo en el tiempo para

un futuro Gobierno socialista andaluz ha de ser el de consolidar la autonomía, llenando de contenido el

Estatuto para poder llevar a la categoría de realidades el conjunto de derechos y capacidades que el texto

estatutario reconoce. Según se desprende de esta ponencia política del programa completo de gobierno

socialista se estructurará en torno al estableciminto de una eficaz política de empleo con el reforzamiento

de las inversiones públicas de la economía andaluza.

«DEMOSTRAR QUE SOMOS LOS MENOS MALOS». Los socialistas, tras este Congreso, están

convencidos de que pueden gobernar en solitario en nuestra región, puesto que no tienen problemas, y

que, según ha dicho Felipe González, «nunca Andalucía ha tenido un instrumento tan poderoso para

generar el cambio», y que hay que demostrar «que somos —dijo— los menos malos, y no decir que

somos los mejores». Para él es más importante la dinámica de cambio que el triunfo electoral. Después de

presentarse las ponencias, y antes del acto de clausura, fue elegida la nueva Ejecutiva del PSOE en

nuestra región, que, según todos los expertos, queda mejor articulada en relación entre el partido y los

cargos.

NUEVA EJECUTIVA. Por supuesto, ya que pudimos ver en la Mesa presidencial, que separados y

enfrentados estos días, Rafael Escuredo, presidente de la Junta de Andalucía, y Rodríguez de la Borbolla,

secretario general del Comité andaluz, han vuelto a reunirse ahora en la Ejecutiva que acaba de elegirse,

ya que ha sido reelegido Rodríguez de la Borbolla. Preside la Junta Luis Yáñez, pero también interviene

en ella como secretario y ejecutivo y, además, como vocal nato Rafael Escuredo, que, según todos los

indicios, es el motor auténtico electoral de su partido en Andalucía de cara a las elecciones del 23 de

mayo. Por otra parte, el líder socialista en su discurso ha dedicado reflexiones a comentar la crisis de los

partidos que transmiten los dramáticos problemas a la sociedad.

Posteriormente, y en rueda de Prensa, Felipe González señaló que «a España le hace falta una pasada por

la izquierda». Y añadió que «estamos en un proceso muy contradictorio, ya que todavía nos planteamos

cuáles serán las últimas puertas que habrá que franquear para superar el pasado. Estamos viviendo una

época histórica que es la más propicia para asentar las libertades en España, pero existe una gran distancia

en lo que es la tarea política, que parece que queda sólo para una determinada clase, y un verdadero

protagonismo social».

Respecto a la discusión de las ponencias cabe señalar las dificultades surgidas a última hora en la

ponencia política, que fue enmendada por la Delegación de Jaén, contraria a la asunción por el PSOE

andaluz de las tesis nacionalistas. La intervención de Rodríguez de la Borbolla garantizó la permanencia

de las tesis defendidas por Escuredo.

Según el presidente de la UCD malagueña "La victoria de los socialistas está aún por ver»

MALAGA. «Alfonso Guerra ha dado por descontado en Granada el triunfo de PSOE en las elecciones al

Parlamento andaluz, y eso está aún por ver», ha declarado el presidente de la UCD malagueña y diputado

centrista, Francisco de la Torre Prados.

«Es preciso decir —ha afirmado" el señor De la Torre— que el pueblo andaluz tiene suficiente madurez

para juzgar lo que han hecho los socialistas con los pactos de la izquierda en los Ayuntamientos, en una

época en que éstos han recibido más dinero que nunca y no se han observado mejoras en la gestión».

Por su parte, el presidente del Senado y de la UCD cordobesa, Cecilio Valverde, ha mostrado su

confianza en que su partido obtenga el triunfo en las próximas elecciones al Parlamento andaluz.

No obstante, el señor Valverde ha añadido que habrá una fuerte oposición electoral por parte del PSOE,

AP, PCA y PSA, por lo que «los ucedistas estamos obligados a trabajar fuerte, sin dormirnos en los

laureles y dando la cara a la auténtica realidad.

 

< Volver