Dos años, hasta que haya un referéndum. 
 Moratoria para las centrales nucleares     
 
 Diario 16.    05/12/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Dos años, hasta que haya un referéndum

Moratoria para centrales nucleares

SORIA, 5 (Corresponsal D16) .—Miembros de organizaciones ecologistas de Aragón, Castilla, Euskadi,

Extremadura y Galicia, reunidos en Soria este fin de semana, han acordado solicitar que se detengan

durante dos años los proyectos de centrales nucleares y organizar mientras tanto referendums locales y

comarcales, en los que los habitantes de las zonas afectadas puedan expresar libremente su opinión al

respecto.

En un documento redactado por los asistentes a la reunión y que se va a pasar a la firma de organizacio

nes similares de las regiones que no estuvieron representadas en Soria, se manifiestan a favor de la

utilización de energías libres (solar, eólica, geotérmica, etcétera) en lugar de la nuclear.

Después de denunciar el secreto con que el Ministerio de Industria mantiene el Plan Energético

Nacional, el documento señala que "la maniobra del Estado español será sacar e] plan en el último

momento, para que tras una discusión precipitada en las Cortes se negocie su puesta en marcha con una

burocracia que dice representar al país, para asi imponerlo, "legitimado" por la democracia. Esta política,

acusan, supondría ratificar la política franquista de hechos consumados, de las empresas interesadas en el

negocio de la construcción de centrales nucleares".

En su documento de Soria, los ecologistas recuerdan a los partidos políticos sus proclamaciones

antinucleares de la campaña electoral y afirman que "los parlamentarios no tienen carta blanca" para

decidir sobre las centrales nucleares, tema sobre el que el pueblo español no se ha pronunciado todavía.

Por eso piden que cuando se discuta el Plan Energético en Cortes, las votaciones se efectúen de forma

nominal y pública, "para observar en qué medida responden las posiciones actuales de los parlamentarios

con las enunciadas durante la campaña".

Que se definan loe partidos

El tema de los partidos de izquierda y las centrales nucleares ocupó buena parte de las discusiones, pues

aunque los portavoces de algunas regiones informaron del apoyo de aquéllos a la lucha antinuclear fueron

mayoría los que denunciaron el boicot de las formaciones políticas a su labor. En la actualidad, además de

las centrales nucleares de Zorita (Guadalajara), Santa María de Garona (Burgos) y Vandellós (Tarragona),

están en construcción las de Lemóniz (Vizcaya), Almaraz (Cáceres) y Ascó (Tarragona), todas ellas con

dos reactores cada una, más }a de Valencia de Cofrentes, de uno sólo. Los proyectos que ya

han obtenido autorización previa y que podrían ponerse en marcha antes de 1987 son los de Trillo

(GuadalaJara), Sayago (Zamora), dos nuevos grupos en Vandellós, Valdecaballeros (Badajoz) y Xove

(Lugo). De momento, parece que se han descartado definitivamente los proyectos de nuevas centrales en

Tudela (Navarra), Escatrón y Sastago (Zaragoza), Chalamera (Huesca), Almonte (Huelva) y San Vicente

de la Barquera (Santander), en buena parte gracias a la oposición popular que suscitaron.

Los movimientos antinucleares piensan centrar sus esfuerzos ahora en tratar de impedir que sigan

adelante las centrales de Valdecaballeros y Xove. La primera, promovida por Hidrola y Sevillana de

Electricidad, se situaría Junto al Guadiana, en el extremo noreste de Badajoz. Dominaría las principales

poblaciones de la provincia y todos los regadíos creados por el Plan Badajoz; La central de Xove —

Penosa, Electra de Viesgo e Hidroeléctrica del Cantábrico— se emplazaría: en las inmediaciones de la ría

de Vivero, en la costa nororiental de Lugo. Dado que en la misma zona se prevé la instalación de una

planta de celulosa, otra de .aluminio y alúmina, y algunas otras industrias químicas, podrían suponer la

definitiva degradación ecológica de las rías altas.

 

< Volver