Los ecologistas, de cara a la Navidad. 
 "Los árboles, un derroche"  :   
 Que no se regalen juguetes bélicos a los niños. 
 Pueblo.    17/12/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Los ecologistas, de cara a la Navidad

"LOS ARBOLES, UN DERROCHE"

• Que no se regalen juguetes bélicos a los niños

Ante la proximidad de las fiestas de Navidad y Reyes, la sociedad ecologista AEDEN desea dirigirse a. la

opinión pública para llamar la atención sobre los árboles de Navidad, el acebo y los juguetes bélicos.

1º Un país como España, que no se destaca, precisamente, por tener un rico patrimonio forestal, no puede

permitirse el gravoso y ostentoso lujo de dedicar miles y miles de pinos y otros árboles para ser talados

por estas fechas y ser usados como adorno casero. Se muestra con este derroche forestal lo absurdo de la

importación de una costumbre que llega de países con abundantísimas masas forestales, donde este hábito

puede ser menos criticable que en un país seco, como el nuestro. En cualquier caso, no puede admitirse

esta decisión como sinónimo de «amor a la naturaleza», sino todo lo contrario, de egoísmo por la

naturaleza, que ha de entenderse como patrimonio de todos. Además, en personas poco escrupulosas o

que no quieren pagar por el arbolito, esta tendencia provoca en numerosas ocasiones el furtivismo de la

corta de pinos, con sensibles daños en los montes.

Si de lo que se trata es de llevar un poco de naturaleza a casa, entendemos que es posible tener un pino en

una maceta para adornarlo en diciembre y trasplantarlo a , otro lugar cuando sea mayor, e incluso antes de

que un árbol sea talado sería preferible la utilización de pinos artificiales, que una vez adornados cumplen

la misma función que el árbol natural. Además, este pino resulta muchísimo más barato y tiene un período

de vida útil mucho más alto.

2.° Más grave aún es el empleo de ramas de acebo, ya que éstas provienen de bosques donde el único

fruto que permanece por esta época del "año es la bolita roja del acebo, que sirve de alimento a

numerosísimas especies animales, entre otras el urogallo, que contemplan cómo su despensa natural se

reduce por esta época. Además, bajo las ramas del acebo se guarece gran número de animales, que

encuentran bajo este arbusto una zona más calurosa y seca. La corta del acebo, pues, representa un peligro

doble e irrecuperable.

3.° Igualmente, los ecologistas desean recomendar que se evite la adquisición y posterior regalo de

juguetes bélicos, pues entendemos que si los niños sufren ya de forma incontrolada una avalancha, de

violencia a través de la televisión, no deben luego contemplar semejante influencia negativa con juguetes

bélicos o violentos, ya sean pistolas o escopetas de todo tipo (de cádazador, etc.), o tanques, aviones,

barcos de guerra, juegos violentos, de superhombres, etc. Por el contrario, entendemos que es mucho más

fructífero para el, niño en formación el trato con juguetes educativos, que favorecen el desarrollo de la

inteligencia del niño y no la brutalidad.

4º Queremos, por último, lamentar la decisión de grandes empresas y Ayuntamientos antiecológicos —el

de la Villa de Madrid es un ejemplo, que además es arboricida- de encargar la tala de grandes y pequeños

árboles para adornar sus fachadas o algunas plazas unos pocos días, por el derroche de patrimonio forestal

que esto supone y por el mal ejemplo que dan a la opinión pública. Mantenemos la esperanza de que estas

operaciones antiecológicas puedan ser evitadas en el futuro o que en estos lugares se planten árboles de

verdad, que podrían ser adornados en Navidad.

 

< Volver