Autor: Raneda, María Carmen. 
 Señor Tierno, en Alicante:. 
 Necesidad de un Estado de Derecho     
 
 Informaciones.    10/01/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

SEÑOR TIERNO, EN ALICANTE:

«Necesidad de un Estado de Derecho»

ALICANTE, 10. (INFORMACIONES, por María Carmen Raneda.) - Por primera vez, libremente, como

él mismo diría, pronunció ayer, en el Aula de Cultura de Alicante, una conferencia el profesor Tierno

Galván, con el tema «Estado de derecho». El acto había sido organizado por el Club de Amigos de la

UNESCO alicantino. El amplio foro de la sala se vio desbordado.

A lo largo de su charla, el señor Tierno distinguió entre Estado de derecho y Estado de ley. Habló de la

necesidad de la participación utópica para el progresivo avance de las conquistas sociales y calificó de

agresión a los intereses de una nación cualquier tipo de democracia orgánica. Señaló que era necesario en

cualquier país la creación de una constitución democrática de expresión popular por la que el pueblo

pueda manifestarse y que era, a su vez, necesario mantener y respetar todas las libertades individuales

justas.

De todos esos pensamientos universales de Derecho constitucional observó las peculiaridades en el caso

español, haciendo claras menciones crítico-políticas a los últimos cuarenta años, puntualizando el

profesor Tierno que no había Estado de derecho donde no había partidos políticos, sufragio ni parlamento,

y que si en España se quiere implantar un Estado de derecho ha de acudirse a los partidos políticos. Los

partidos políticos han de ser antes del sufragio universal, porque éste es la expresión de aquellos.

MANIFESTACIÓN

Al término de la conferencia se formó una manifestación, con la participación de unas 3.000 personas,

que pidiendo amnistía, libertad y autonomía regional, recorrieron numerosas y céntricas calles,

encaminándose al Gobierno Civil y al Ayuntamiento.

Por la noche se celebró en un hotel una cena-homenaje al profesor Tierno, con asistencia de unas 350

personas, en la que hubo diversas intervenciones políticas. Cerró las mismas el propio profesor, que

exaltó la necesidad de la libertad de los ciudadanos. Recordó, en el estreno de la pequeña libertad que se

habla conseguido, a todos los compañeros que habían luchado por ella.

Abogó y expuso las razones por las que era necesaria la amnistía y terminó manifestando que eran los

demócratas quienes hablar de llevar el peso del futuro; para los demócratas, dijo, el tiempo es nuevo, y

para los no demócratas, el tiempo se les acaba.

10 de enero de 1976

 

< Volver