Hemos visto síntomas de cambio  :   
 Rueda de Prensa de la Delegación de la Internacional Socialista. 
 ABC.    17/01/1976.  Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

ABC. SÁBADO 17 DE ENERO DE 1976.

"HEMOS VISTO SÍNTOMAS DE CAMBIO"

Rueda de Prensa de la Delegación de la Internacional Socialista

Madrid. (De nuestra Redacción.) «Hay una situación de cambio. Existen - hemos visto - síntomas de

cambio», dijo ayer Verónica Isemberg, miembro del Partido Socialdemócrata alemán y componente de la

Delegación de la Internacional Socialista, en el curso de una rueda de Prensa que reunió ayer a

representantes de los medios periodísticos españoles y extranjeros.

La Delegación - compuesta por Hans Janitschek, secretarlo general de la Internacional Socialista; Jenny

Little, del Partido Laborista británico; Abraham Allon, del Partido Laborista israelí; Verónica Isemberg,

del Partido Socialdemócrata alemán; Jaime Gama, del Partido Socialista portugués, y Pierre Guidoní, del

Partido Socialista francés - estuvo acompañada por el secretario general del P. S. O. E., Felipe González.

ASPECTOS POSITIVOS - La Comisión - parte de la cual regresará hoy a Copenhague para asistir a una

reunión de partidos socialistas - aseguró que se habían mantenido numerosos y fructíferos contactos con

diversas personalidades políticas y esperaba para España el retorno a la democracia plena en un futuro

próximo. Sus componentes dijeron conocer los propósitos del Gobierno, que si bien de momento

solamente se han traducido en palabras, esperaban una pronta traducción en acciones.

El representante francés aseguró haber observado un cambio en el estilo y en las formas, mientras que la

representante alemana encontró elementos positivos, tales como el haber podido viajar a España y

dialogar con sus amigos políticos.

Por su parte, el señor Gama afirmó" que desde siempre su partido había seguido de cerca la evolución

política española, y deseaba que Portugal tuviera relaciones pacíficas con el Estado español, esperando

que se restablezcan totalmente las relaciones diplomáticas tras el asalto a la Embajada española

«realizado por unos irresponsables».

Ante la pregunta relacionada con las huelgas actualmente planteadas en España y el posible apoyo de la

Internacional Socialista, se respondió que la Delegación se encontraba en España para apoyar al P. S. O. E.,

no para apoyar las huelgas. En cuanto a si éstas podían ser en estos mementos un obstáculo para la

consecución de. la democracia, respondieron que las huelgas suponen una presión al Gobierno y siempre

resulta necesaria la presión.

UNION SOCIALISTA. - Acerca de la Unión Socialista en España informaron del parecer de la I. S., en el

sentido de que el P. S. O. E. es el eje alrededor del cual deben agruparse todas las fuerzas socialistas.

El señor González matizó que el problema del fraccionamiento no se presenta sólo en el grupo socialista,

sino también en otras corrientes políticas, y ello como resultado de un largo período en el que no ha sido

posible contrastar posturas y actividades. Deseó una confrontación en la base y desde la base, y, tras la

respuesta de la Delegación en el sentido de que cada partido de cada país debe plantear su propia

estrategia respecto al Partido Comunista afirmó el secretario general del P. S. O. E. que esperaba la

libertad de todos los partidos políticos, excepto aquellos que no sepan respetar la libertad.

EL P. S P ACUSA A LA INTERNACIONAL SOCIALISTA

«El monopolio que la Internacional Socialista otorga en sus relaciones a un solo grupo socialista español

es elemento decisivo para, la desunión del socialismo en España», dice una nota hecha pública por

los profesores Enrique Tierno Galván y Raúl Morodo, como presidente y secretario general del Partido

Socialista Popular y que recoge Cifra.

La nota, que está dirigida a «la Delegación dé la Internacional Socialista, presidida por su secretario,

señor Hans Janitschek», dice que el Partido Socialista Popular lamenta «que no se haya establecido

contacto entre esta Delegación y las obras organizaciones socialistas del Estado español y sólo sé haya

hecho con uno de los sectores del socialismo, cualitativa y cuantitativamente, de importancia menor en el

conjunto del socialismo anteriormente citado».

Añade la nota que «el P. S. P. tiene interés en que quede claro que el monopolio que la Internacional

Socialista otorga en sus relaciones a un solo grupo socialista español es elemento decisivo para la

desunión del socialismo en España. Y sin entrar en las razones que promovieron esta política de

fraccionamiento por parte de la Internacional Socialista, no duda en culpar a ésta de la lentitud del

proceso unitario de los grupos españoles».

 

< Volver