La Comisión del Consejo de Europa se limitó a escuchar los argumentos de la oposición     
 
   19/12/1975.  Páginas: 1. Párrafos: 14. 

"La Comisión del Consejo de Europa se limitó a escuchar los argumentos de la oposición"

Así ha dicho don Raúl Morodo, que asistió a las reuniones de París * Les preocupaba la credibilidad que

merece el actual Gobierno * No hubo ningún contacto entre los miembros de la oposición y el señor

Areilza * «Pero no hubiéramos rechazado la entrevista si nos la hubiera ofrecido» * «Es preciso el

restablecimiento de las libertades públicas» * En enero se celebrará una nueva reunión

- La Comisión del Consejo de Europa se limitó a escuchar los argumentos que expusimos los miembros

de la oposición española. Hicieron preguntas en torno a diferentes cuestiones de nuestro país. Lo que más

les preocupaba era la credibilidad que merece el actual Gobierno, la posible actitud violenta de los grupos

ultras de derecha, la posibilidad de una "portugalización" en España y la actitud del movimiento obrero.

En general, estaban bien informados.

Así nos ha dicho el abogado don Raúl Morodo, conocido miembro de la oposición. El señor Morodo,

junto con otras personas, representantes de distintas organizaciones políticas, asistió a una reunión de la

Comisión del Consejo de Europa, que se encarga de las relaciones con naciones no miembros de la

institución. El motivo de estos actos era informar sobre la actual situación española.

- Creo que los resultados se pueden considerar como muy positivos. Hemos podido ofrecer una unidad de

criterios en torno a la necesidad de un cambio político a través de vías pacíficas. Esta coincidencia,

pienso, sorprendió a la Comisión.

- Desde ciertos medios se ha hablado de que el Consejo de Europa se estaba entrometiendo en los asuntos

internos de España. ¿Cuál es su opinión?

- No estoy de acuerdo. La Comisión del Consejo no ha hecho más que cumplir las funciones para las que

fue creada. De hecho, el presidente de este organismo, señor Hoffer, y uno de los miembros se

entrevistaron al día siguiente con el conde de Motrico, ministro de Asuntos Exteriores español.

NO HUBO CONTACTOS CON EL SEÑOR AREILZA

- ¿Ustedes tuvieron alguna reunión con el señor Areilza?

- Creo que no hubo ningún contacto. Sin embargo, si lo hubiera pedido, me parece que la mayor parte de

nosotros no hubiéramos tenido inconveniente. En concreto, mis relaciones personales con él siempre han

sido buenas. Ambos hemos sido sancionados por gobiernos anteriores por haber realizado escritos en

torno a las bases americanas en España.

-¿El Consejo de Europa emitió alguna conclusión sobre sus palabras?

- No.

- ¿Por qué la reunión no fue conjunta con los tres procuradores en Cortes que también se encontraban

presentes?

- Nosotros lo propugnamos; pero, por causas que desconozco, la petición no fue aceptada.

COINCIDENCIA EN ASPECTOS BÁSICOS

- En concreto, ¿cuál fue la postura que mantuvieron ustedes sobre la situación española?

- Cada persona habló en nombre de su partido, pero todos coincidimos en varios aspectos básicos. En

primer lugar, la necesidad de un cambio constitucional. En segundo lugar, la pacificación política y social

del país. En este sentido, la concesión de una amplia amnistía sí conseguiría una mayor credibilidad de la

opinión pública. También es preciso el restablecimiento de las libertades públicas garantizadas en toda

Europa occidental. Por último, diversas organizadores preconizan como forma de lograr la estabilización

el ingreso en el Mercado Común.

- ¿Qué opinión le merece la declaración del Gobierno?

- La conocimos cuando nos encontrábamos en París. El hecho de que muchas veces las palabras no se

hayan convertido en hechos explica la existencia de escepticismo. De todas formas, yo soy optimista

sobre el futuro de España si el Gobierno lleva a la realidad sus promesas.

- ¿Se van a celebrar nuevas reuniones con el Consejo de Europa?

- Sí; en enero se celebrará una nueva entrevista.

 

< Volver