Parece que Mitterrand no vendrá a España en mayo  :   
 El grupo del profesor Tierno Galván no estima oportuna su visita. 
 Informaciones.    14/04/1973.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Parece que Mitterrand no vendrá a España en mayo

EL GRUPO DEL PROFESOR TIERNO GALVAN NO ESTIMA OPORTUNA SU VISITA

PARÍS, 14. (Corresponsal de INFORMACIONES.)

FRANÇOIS Mitterrand, decididamente, no tiene suerte con su calendario viajero. De sus tres proyectos

iniciales para esta primavera —Tahíti, Moscú y Madrid—, sólo el primero de ellos se ha realizado como

estaba previsto. Hoy debiera haber comenzado su visita a la Unión Soviética, pero, como ya se sabe, los

dirigentes del Kremlin solicitaron un aplanamiento en el último momento. Y ahora se especula sobre la

posibilidad de que el primer secretario del partido socialista francés tampoco se traslade a España, como

estaba previsto para el próximo mes de mayo, a invitación de los dirigentes del ilegal P S. O. E., para

intervenir en reuniones privadas, visita que los socialistas franceses habían condicionado, al parecer, a

que el Gobierno español no prohibiera las citadas reuniones François Mitterrand, que ha aceptado la

invitación del P. S. O. E., ha recibido, según se ha publicado en París, una advertencia de la parte del

llamado partido socialista popular, grupo minoritario animado por el profesor Tierno Galván, según la

cual la visita del señor Mitterrand sería una baza aprovechable para el actual Gobierno español. Como se

sabe, el citado partido socialista popular pertenece a la llamada Junta Democrática, al lado del partido

comunista y otras personalidades demócratas, liberales y socialistas.

«Para ellos —señala el diario «Le Monde»— la moderación manifestada por el Gobierno español con

respecto al P. S. O. E. muestra que éste pertenece de hecho a la oposición semitolerada, de la misma

manera que los demócrata-cristianos y los socialdemócratas de Ridruejo. En este contexto —prosigue el

citado diario— estiman que la visita del señor Mitterrand serviría más al régimen que a los dirigentes

amigos del P. S. O. E.»

Pero lo más significativo, sin duda, es el hecho de que esta información —la de la intervención del grupo

del profesor Tierno Galván ante el partido socialista galo— haya sido hecha pública. Y no faltan quienes

señalan que tal vez convenga al propio Mitterrand no viajar a Madrid el mes que viene. Para su imagen de

marca como hombre de izquierdas, el hecho de que Moscú haya anulado —o al menos retrasado— su

invitación, y de que el Gobierno español, mientras tanto, no haya prohibido las actividades que motivaban

su viaje, estima que no es muy provechoso. El que la Unión Soviética siga inalcanzable, mientras España

no pone obstáculos a su visita, resultaría paradójico ante la opinión pública de su electorado para la figura

de Francois Mitterrand.

 

< Volver