Según la FSD:. 
 Un 20 por 100, posibilidades electorales de la Socialdemocracia     
 
 Informaciones.    02/04/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 11. 

2-IV-77

SEGÚN LA FSD:

Un 20 por 100, posibilidades electorales de la Socialdemocracia

Primer Congreso de la Federación Socialdemócrata

• Lasuén definió a la Socialdemocracia como "la última variante de la evolución del pensamiento

socialista democrático"

• Hoy se clausura el congreso con la intervención del Comité Coordinador Social Demócrata Europeo

"El crecimiento de las posibilidades electorales de la Socialdemocracia ha pasado de un 10 por 100 de

principios del pasado año, a más del 20 por 100 en la actualidad. Este voto lo comparte con otros partidos

socialistas democráticos, especialmente los incluidos en la Unión Electoral de Centro Izquierda", dijo

ayer José Ramón Lasuén, secretario general de la Federación Socialdemócrata en la apertura del primer

congreso de su organización que se celebra este fin de semana en Madrid, presidido por los secretarios

generales de los partidos integrados en ella y con la asistencia de las ejecutivas de dichos partidos, así

como la de miembros del Comité de Coordinación Social Demócrata Europeo. Como invitados asisten

representantes de los partidos políticos integrados en la Unión Electoral de Centro Izquierda (PSDE, RSE

y PSOE-h., PSP, USDE, y las centrales sindicales USO y CNT).

Lasuén afirmó que el marco sociológico en que se desenvuelve la FSD es el del 60 por 100 del país,

"puesto que—dijo—compartimos con otros grupos y partidos similares. De este 60 por 100, a la

Socialdemocracia le queda el 30 por 100 del espectro social, que representa el 18 por 100 de los votos del

electorado". Definió a la Socialdemocracia como "la última variante de la evolución del pensamiento

socialista democrático, como réplica a quienes la definen como extracto voluntarista entre el liberalismo y

el socialismo".

Leída la Memoria de la FSD, se aprobaron el manifiesto social demócrata y los principios programáticos

de la federación. Según estos principios, la convivencia civil se fundamenta en la plena libertad de la

persona humana y en su participación solidaria en la tarea del progreso social. Los derechos básicos de la

persona recogidos en este programa son: derecho a la vida, a la salud, a una vivienda digna, a la

educación, al trabajo, a un salario justo a la libre información, y los derechos de libre expresión, reunión y

manifestación. Los principios sobre los que se debe estructurar el Estado son la soberanía popular, la

división de poderes, libertad de sindicación, derecho de asociación política sin limitación, separación

Iglesia-Estado, reconocimiento de España como un conjunto de regiones, pueblos y nacionalidades

autónomas con capacidad de autogobierno y limitación de las Fuerzas Armadas a su papel de "institución

depositaría de las armas".

Convivir con la izquierda y con la derecha

En el programa electoral, leído por Armando Benito y aprobado posteriormente, se destaca la necesidad

de llevarlo a cabo con un enfoque regionalista, compatib1e con una planificación económica a nivel

nacional. Aborda el modelo de cambio de Suárez destacando sus aspectos positivos al tiempo que discute

la posibilidad de falseamiento de la voluntad popular que tiene, si se pretende moldear la política del país

en un sistema de bloques impuestos desde el poder. Se concede especial importancia a la creación de una

plataforma electoral Socialdemócrata con la consiguiente exigencia de trabajar por la unificación de esta

familia política. En un análisis de la situación político-económica y criterios de táctica preposelectoral se

concluye que el trabajo citado ha de tener como objetivo el de presentar a la opinión pública un partido

que pueda convivir constructivamente con la izquierda y con la derecha abandonando la agresividad que a

veces se ha instrumentalizado para dar una imagen de la socialdemocracia como un partido hostil a

determinados sectores de la izquierda.

Se afirma finalmente que se precisa la formación previa de una coalición gubernamental, que sólo puede

ser de centro derecha-centro izquierda. Pero en la que el centro izquierda imponga y conserve la iniciativa

sobre las reformas a llevar a la práctica. En otro caso sólo serviría de tapadera del "statu quo" y en un

proceso de corrupción gradual hacia una situación como la italiana.

Los señores Lemana y Estévez dieron lectura a la ponencia sobre "Reforma constitucional y

administrativa". En ella se presta particular atención al tema de organización de los poderes

constitucionales y a la administración local y regional, así como a la función pública. En este sentido, la

constitución a que aspira la socialdemocracia debe tener en cuenta los dos postulados siguientes: primero,

el mantenimiento de las normas jurídicas típicas constitucionales que regulan el establecimiento del

poder, su funcionamiento y sus límites, fijando, paralelamente, los derechos y obligaciones de los

ciudadanos, la formación del Estado y la propia forma del Gobierno, así como las limitaciones que en el

ejercicio de tales derechos unos y otros tienen; segundo, trasladar las bases ideológicas que constituyen el

fundamento de la socialdemocracia a la constitución, desarrollando en ella sus principios programáticos

huyendo de declaraciones que no puedan convertirse en auténticas realidades.

Reforma legislativa

Gonzalo Casado, secretario general del Partido Socialdemócrata de la Región Centro, habló de la reforma

legislativa en todos sus aspectos, tanto en la esfera del derecho público como en el privado. En el aspecto

civil se plantea la necesidad de una sustancial reforma de la propiedad, así como la simplificación del

sistema sucesorio y la equiparación de los sexos ante la ley. En materia penal se pronuncian por la

abolición de la pena de muerte y la abolición del adulterio y amancebamiento como delito. En lo que a

delito fiscal se refiere debe criminalizarse el fraude tributario tomando en consideración para su

tipificación los presupuestos de patrimonial y falseamiento. En el capítulo de prostitución y

homosexualidad, la FSD considera que la primera debe volver al régimen de tolerancia, posibilitándose

con ello las adecuadas medidas de control sanitario y permaneciendo su práctica, en cualquier caso, fuera

de todo reproche penal. El homosexualismo, por su parte, no puede considerarse como un estado de

peligrosidad social y debe por ello descriminalizarse.

El capítulo referente al aborto no fue aprobado por las ejecutivas de loe partidos social demócratas. En la

votación efectuada se impuso la postura de elaborar un nuevo texto después de celebrar sesiones

aclaratorias con autoridades competentes sobre el tema. El texto retirado de la ponencia defendía la

modificación del Código Penal admitiendo el aborto, como lo hacen todos los países civilizados, cuando

peligra la salud física y espiritual de la madre. Todo ello sin detrimento de la libertad de conciencia para

los profesionales de la medicina en sus decisiones personales al respecto.

En el Derecho Mercantil se aboga por la necesidad de crear unos comités de vigilancia para que los

trabajadores puedan revisar la gestión comercial. Asimismo, la reforma tributaria progresiva es el

principal presupuesto en el terreno fiscal. En el procesal lo es la necesidad de regular los derechos del

detenido, así como la penalización de las detenciones arbitrarias. En el marco del Derecho laboral, la FSD

patrocina el no intervencionismo del Estado en la regulación de las materias propias del trabajo.

La ponencia sobre organización de la FSD fue defendida por el señor Parajón, quien recalcó la necesidad

de crear simpatizantes que amplíen el marco de acción de la socialdemocracia. Afirmó el carácter

supletorio de la Federación, que interviene cuando no lo pueden hacer sus federados. Los órganos de la

FSD, desaparecida la figura del presidente, son el Congreso Federal, el Comité Permanente y la Secretaría

General.

En la sesión a celebrar hoy sábado se debatirá la última ponencia, "Política de Gobierno", y

posteriormente se celebrará un acto en el que intervendrá el Comité Coordinador Socialdemócrata

Europeo, en el que participarán Erich Kissel, de la Unión Social Demócrata de la RFA; Floris Kohen, del

Partido Socialdemócrata de los Países Bajos; Fernand Georges, secretario general del comité de

coordinación de los partidos socialdemócratas europeos, y Angelo Correia y Guillermo Jardín, del PSD

portugués. Con este acto quedará clausurado el I Congreso de la Federación Socialdemócrata.

 

< Volver