En el club siglo XXI. 
 González Seara propone una sociedad sin clases     
 
 El Alcázar.    12/01/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

En el Club Siglo XXI

GONZÁLEZ SEARA PROPONE UNA SOCIEDAD SIN CLASES

González Seara ha propuesto en el Club Siglo XXI nada menos que saltar a una sociedad sin clases.

El Reino de Jauja, vamos.

Muy bien. Para comenzar, el Sr. González Seara quiere anular lo que fue un legítimo pronunciamiento

armado de pueblo y Ejército ante el caos, la violencia y la subversión. Pero ¿es que puede sentenciarse,

todo un periodo histórico de desarrollo y avance, por decreto o por exabrupto?

La reconciliación que solicita el Sr. González Seara —y con la que estamos de acuerdo debe venir por la

extinción de las causas que hicieron necesario el Alzamiento, y no por su rehabilitación. Los

planteamientos que sustenta y que propone el ilustre presidente de la editorial 16 en orden a una sociedad

sin clases difícilmente pueden concebirse desde un socialismo que en la evidencia histórica representa las

antípodas de cualquier libertad imaginable y entran directamente, cuando menos, en el terreno de la

utopía y la demagogia política.

En cuanto al planteamiento que el Sr. Leara Ligo en torno a las libertades formales, centrando toda la

cuestión en torno a la "democracia igualitaria y efectiva" que propone este antiguo (y consecuente, por lo

que se vé) seuista.

El Sr. González Seara debe saber que la crisis de las democracias occidentales está planteada desde el

supuesto de que no se trata de una participación real y auténtica sino mediatizada, falseada y

distorsionada por intereses permanentes que en todo momento prevalecen bajo diferentes nombres y

personas. El régimen del 18 de Julio quiso sustituir esta participación ficticia (aparente) por una

intervención directa, tal como se planteaba en los principios nacionalsindicalistas. La eliminación "de la

explotación y la injusticia" desde una "democracia Formal" es tan hipotética como contundentes son los

hechos en los países europeos de sistema liberal.

Por último, sobre la información "veraz y no manipulada", con la que también estamos totalmente de

acuerdo nos desborda un sentimiento de sonrojo al escuchar estos términos en boca del presidente de una

cadena periodística en la que no creemos se eluda la manipulación.

El Sr. González Seara debería comenzar por dar ejemplo de ecuanimidad, de objetividad y de buen

sentido (y de voluntad de concordia) para exigirsela después a los demás con un mínimo de disposición.

En tanto, sus alegatos son tan falsos como su propia imagen: la servidumbre a la oportunidad.

 

< Volver