Para reunirse con la Federación Socialdemócrata Española. 
 Hoy llega a Madrid Sa Caneiro, líder de la socialdemocracia portuguesa     
 
 ABC.    11/01/1977.  Página: 13. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

ABC. MARTES 11 DE ENERO DE 1977.

PARA REUNIRSE CON LA FEDERACIÓN SOCIALDEMOCRATA ESPAÑOLA

HOY LLEGA A MADRID SA CARNERO, LÍDER DE LA SOCIALDEMOCRACIA PORTUGUESA

MADRID. (De nuestra Redacción.) Esta mañana llega a Madrid Francisco Sa Carneiro, líder del Partido

Socialdemócrata Portugués, acompañado de varios de los más destacados dirigentes de su partido. El

señor Sa Carneiro mantendrá una serie de reuniones de trabajo con la Federación de Partidos

Socialdemócratas que preside Francisco Fernández Ordóñez, y cuyo secretario general es José Ramón

Lasuén.

Mañana el señor Sa Carneiro se entrevistará también con destacadas personalidades del mundo

financiero, con quienes le une gran amistad personal. El señor Fernández Ordóñez le ofrecerá una cena en

su domicilio particular.

El jueves será un día de gran intensidad, pues además de asistir a un almuerzo con los principales

dirigentes de la «Federación de Partidos Social Demócratas» y del «Partido Social Demócrata de la

Región Centro», será probablemente recibido por el Rey. En círculos cercanos a sus anfitriones se asegura

que el señor Sa Carneiro será, asimismo, recibido por el presidente Suárez, y por el ministro de Asuntos

Exteriores, Marcelino Oreja. Por la tarde el líder portugués celebrará una rueda de Prensa.

Al día siguiente, viernes, se trasladará a Barcelona acompañado del señor Fernández Ordóñez. En la

Ciudad Condal mantendrá entrevistas con el líder del «Partido Social Demócrata de Cataluña». Jaume

Casanovas, y con el de «Convergencia Democrática de Cataluña», Jordi Pujol. Cabe señalar en este

sentido que el partido del señor Pujol se ha declarado repetidamente socialdemócrata y mantiene

conversaciones con la «Federación», a efectos de estrechar de alguna manera sus relaciones.

Sa Carneiro regresará el sábado a Lisboa. En medios socialdemócratas españoles se interpreta con

optimismo su visita, y se piensa que contribuirá, por sus posibles repercusiones, a limar las leves

diferencias que existen en el seno de la «Federación».

 

< Volver