Autor: Teba, Juan. 
 Proximamente la presentará el Gobierno, con el apoyo de nacionalistas vascos, catalanes y andaluces. 
 Habrá una ley orgánica para la autonomía andaluza     
 
 Diario 16.    17/10/1980.  Páginas: 1. Párrafos: 15. 

Habrá una ley orgánica para la autonomía andaluza

El Gobierno presentará ante el Congreso un proyecto de ley para la autonomía andaluza, en donde se

reconoce el triunfo del pueblo andaluz en el referéndum del 28 de febrero. La operación centrista parece

perseguir indirectamente el asilamiento del PSOE en este tema.

Sevilla: Juan TEBA, corresponsal

En el transcurso de la próxima semana el Gobierno presentará ante el Con greso un proyecto de ley para

la autonomía andaluza, bajo el enunciado «Ley orgánica para la autonomía andaluza», el cual será

apoyado por los votos centristas y los de las minorías catalana, vasca y andalucista.

Fuentes de la máxima solvencia señalaron a este periódico que el texto de la ley contará con un

preámbulo o «declaración de principios», en donde se vendrá a reconocer el «triunfo político del pueblo

andaluz obtenido en la consulta de iniciativa autonómica del 28 de febrero pasado» y la necesidad, por

parte de la comunidad andaluza, de contar con un régimen autonómico pleno.

Según siempre las citadas fuentes, en el capitulo primero de la ley se recogerá el derecho adquirido por el

pueblo andaluz de contar con una autonomía «por la vía y contenido del artículo 151 de la Constitución».

La ley orgánica apelará, igualmente, al artículo 144 para justificar constitucionalmente la integración de

la provincia de Almería, a la via del citado artículo 151.

Aislar al PSOE

El texto del proyecto de ley orgánica para la autonomía andaluza, que tiene asegurado la mayoría

parlamentaria, presenta como novedades importantes, dentro del contencioso andaluz, el reconocimiento

expreso del triunfo político del pueblo andaluz y el derecho obtenido por la comunidad andaluza de

contar con la autonomía prevista, en fondo y forma, por el artículo 151 de la Constitución.

Según todos los indicios, en la reciente entrevista mantenida por el ministro de Acción Territorial,

Rodolfo Martín Villa, con el líder comunista, Santiago Carrillo, el miembro del Gobierno le reveló al

dirigente del PCE los aspectos más significativos del texto del proyecto de ley orgánica.

Dentro siempre del terreno de las hipótesis, lo que el Gobierno perseguiría con ahínco sería aislar al

PSOE en la actitud mantenida conjuntamente hasta el momento por socialistas y comunistas en la defensa

de la reforma de la ley de Referéndum, fórmula para desbloquear el proceso autonómico andaluz que

sigue rechazando el Ejecutivo.

En un principio, al menos, Carrillo se ha mostrado cauto y no ha rechazado tajantemente la fórmula que

ofrece el texto del proyecto de ley orgánica. El Gobierno confía en que una posible aceptación tácita de

los comunistas al texto de la ley orgánica para la autonomía andaluza, obligaría tarde o temprano al PSOE

a reconsiderar su actual posición para evitar su aislamiento.

En cualquier caso, el PSA iniciará a partir de la presentación en el Congreso del proyecto de ley orgánica,

una ambiciosa operación de divulgación del contenido deí proyecto de ley, especialmente de los pasajes

del texto que aluden al reconocimiento del triunfo del pueblo andaluz en la consulta del 28-F y al derecho

adquirido por los andaluces para contar con una autonomía «en fondo y forma», por la vía del artículo

151.

Por último, hay que subrayar la posibilidad de que en el pacto UCD-PSA se contemple igualmente de

forma expresa el «reconocimiento de la naciona)idad histórica de Andalucía».

Escuredo, por la negociación

Rafael Escuredo, presidente de la Junta de Andalucía, manifestó ayer que «la negociación con el

Gobierno sobre el tema de la autonomía andaluza se va a producir, ya que la vía negociadora no está rota

y hay puentes tendidos».

Para Escuredo, los términos de la negociación podrían girar en torno a que los grupos políticos dejen en el

cajón el tema de la repetición del referéndum en Almería y que el Gobierno deje la vía del artículo 144.

«La solución del desbloqueo de la autonomía andaluza seria fácil modificando la ley de Modalidades del

Referéndum.»

Tras referirse al endurecimiento de las posturas en la negociación, «porque el Gobierno dio marcha atrás

durante los cuatro días que transcurrieron desde la entrevista con Suárez», manifestó que está convencido,

por anteriores actuaciones del Gobierno, de que cuando más endurecimiento hay en la negociación es

cuando se está más cerca de la solución.

La firma de Fraga

El presidente de la Junta declaró que el Gobierno va a negociar, entre otros motivos, por la posibilidad de

que un posible recurso de inconstitucionalidad lo firmen no sólo socialistas y comunistas, sino también

Fraga.

En este sentido, confirmó que destacados constitucionalistas no dudan que es inconstitucional la

aplicación que quiere dar el Gobierno a la vía del 144.

 

< Volver