El 15 por 100 supera los 65 años. 
 Zamora, un inmenso asilo     
 
 Pueblo.    19/01/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

E1 15 por 100 supera los 65 años

ZAMORA, UN INMENSO ASILO

VALLADOLID, 19. (PUEBLO, de nuestra Redacción.) — Próximamente Juan Seisdedos Robles,

presidente de fa Diputación Provincial, va a publicar el libro titulado «S. O. S. de la provincia de Zamora:

un programa para su desarrollo», en el que el economista —más que el político— va a ofrecer al desnudo

la deprimida situación socioeconómica de esta provincia, junto a un programa —como su propio título

señala— para él desarrollo de la misma, una de las más subdesarrolladas del país.

Esta obra del señor Seisdedos Robles va a descubrir, sin tapaderas de ninguna clase, la situación de

subdesarrollo provincial, la marginación de los hombres y las tierras zamoranas. No sabemos si la

Administración tiene conciencia de la diferencia abismal que existe entre el nivel de vida de un

guipuzcoano y un zamorano, el índice de desarrollo de los primeros está a nivel europeo, mientras que los

segundos, se decir nosotros, estamos en relación con ellos en la prehistoria. El que piense que

exageramos, se le brinda la oportunidad de visitar cualquier pueblo de Aliste, Sayago o Sanabria, donde

todavía puede ver labrar la tierra con el arado romano. Zamora, su provincia, ha sido marginada de los

grandes planes de desarrollo. Nuestras autoridades zamoranas de los últimos años tienen buena parte de

culpa, porque han sido excesivamente cómodas, indolentes y conservadoras ante el clamor de un pueblo

que no quería perder el tren del progreso, han sido unas autoridades preocup a d a s, casi exclusivamente,

de conservar sus cargos a base de no crear problemas

En su libro, don Juan Seisdedos Robles, pone claramente cuál es la dramática situación socioeconómica

de la provincia: en un apartado sobre la situación demográfica, titulado «Población fundamíntalmente

regresiva y envejecida» dice, entre otras cosas, lo siguiente:

«La población es totalmente regresiva: pasó de 315.885 habitantes en 1950, a 230.787 emigración en

estos últimos veinticinco años ha sido de en el año 1975, ya que la 147.156 personas, que nos da una

pérdida media anual superior a los 5.000 habitantes..

Como prueba del envejecímiento de la población, en la actualidad, el 15 por loo de los zamoranos tienen

más de sesenta y cinco años. Estos datos prueban que algo más de 30.000 habitantes tienen más de

sesenta y cinco años, es decir, que se puede considerar a la provincia de Zamora como un gigantesco

«asilo d« ancianos»,

• LOS PUEBLOS. DESIERTOS

La mayoría de los pueblos zamoranos están en avanzada etapa de despoblamiento, la mayoría, habitados

solamente por viejos que no quieren morir fuera de la tierra que les vio nacer, los jóvenes se han ido casi

todos, principalmente a las Vascongadas, las provincias privilegiadas de la Administración Central, las

irónicamente «oprimidas» las que necesitan conciertos económicos ante su «pobreza».

Veamos cómo andan de habitantes algunos de nuestros pueblos: Santa Ana, anejo a Alcañices, 66

habitantes; Cerezal de Sanabria. anejo a Asturianos, 59 habitantes, Villar de los Pisones, del mismo

Ayuntamiento que el anterior, 81 habitantes: Flechas, anejo a Figueruega de Arriba, 12 habitantes (sobre

Flechas se dice que en la actualidad está habitado solamente por dos familias, con la curiosa circunstancia

de que no existen buenas relaciones entre ambas); Cúbelo, anejo de Galande, 15 habitantes: La Tabla,

anejo a Granja de Moreruela, 36 habitantes; Villaflor, anejo de Mueblas del Pan. 52 habitantes, etc. Estas

localidades hoy día cuentan todavía con muchos menos habitantes, son nombres de pueblos que pasarán a

la historia. Lamentablemente los pueblos zamoranos que han aumentado de población en los últimos años

se pueden contar con los dedos de las manos, en la mayoría solamente quedan ancianos, en especial en las

tres comarcas fronterizas con Portugal: Sayago Aliste y Sanabria. Pensamos que no es muy inteligente la

política que tiende a despoblar una provincia fronteriza, aunque sea con Portugal. Si el índice de

población sigue descendiendo a este ritmo, en el año 2000 la provincia de Zamora será un desierto,

10,35» kilómetros cuadrados, dondese asentarán exclusivamente poblaciones como Benavente, Toro,

Puebla de Sanabria, Fuentesaúco, Alcañices, Fermoselle, Corrales. Zamora, etcétera. El resto estará

integrado por grandes zonas despobladas.

 

< Volver