Mientras continúan las previsiones pesimistas de los empresarios para el verano. 
 Los hoteles de lujo, los más afectados por la baja del turismo     
 
 Informaciones.    19/07/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

MIENTRAS CONTINÚAN LAS PREVISIONES- PESIMISTAS DE LOS EMPRESARIOS PARA ÉL

VERANO

Los hoteles de lujo, los más afectados por la baja del turismo

MADRID, 19 INFORMACIONES.

LOS más afectados pai lo, crisis actual del turismo son los hoteles de cuatro y cinco estrellas, por. ser los

que menos, usa el cliente nacional, según don Julio González, presidente at ta Agrupación de Hoteles de

Cuatro y Cinco Estrellas del Sindicato Nacional ae Hostelería, en relación con la crisis del citado sector,

que plantea serios problemas de supervivencia a varios de estos grandes hoteles, que durante los últimos

decenios situaron a Madrid, y otras capitales españolas entre las ciudades mejor dotados de este tipo de

establéflw-Kniok.

En Madrid, ciudad qlue cuenta con 50 nóteles de ésta categoría, 16 Ae cinco estrellas y el resto de cuatro,

sólo dos están dedicados de lleno al turismo nacional, aunque este tipo de clientes, a juicio del señor

González, suele ser bastante rentaste, casi mas que e;- extranjero la crisis actual de ¡os gran des hoteles,

aparte de causas externas como ¡a crisis económica, se debe sobre todo a una política turística mal

orientada, que motivó ei escrito de los hoteleros al ministro La política turística se basó en un control de

¡os precios para hacer asequible la oferta, con lo cual nunca estuvo de acuerdo, según el se ñor González,

el sector privado. Estos bajos precios no compensaban ios gastos que suponían determinados servicios

que han de tener obligatoriamente estos hoteles, tal es el caso de peluquerías, pequeñas salas de fiestas y

otro tipo de tiendas dentro des hotel, que, al parecer, no ofrecen demasiada rentabilidad.

EL RITZ Y EL PALACE NO SE VENDEN

. La crisis se agudiza en -ias costas, al poseer ¡as grandes capiteles un turismo mucho más estable,. No

obstante, en este año ios hoteles madrileños, por ejemplo sufrieron una baja en su ocupación con respecto

al mismo periodo del año anterior del 20 por 100 aproximadamente: Baja que en algunds hoteles, como el

Ritz v el Palace. se hace más grave, segúri nos comunico su director, don Alfonso Font, ai oscilar el

índice de de ocupación entre el 20 v el 30 por 100 en relación con e! año anterior."

SI aumento dei coste de La vida también ha influido de manera desfavorable en la situación de estos dos

hoteles, que en aJg.an momento se rumoreó que se iban a vender al no poder soportar la crisis. E3 rumor

ha sido desmentido por ei señor Font, que cree que «la única solución es la de aumentar los precios de una

manera razonable, para que la clientela no huya». Por otra parte, niega rotundamente la posibilidad de

alquilar, como han tenido que hacer otros hoteles, alguna de sus plantas a grandes empresas para !o cua1

sería necesario además un permiso y el cambio de la estructura del hotel.

bas posibles soluciones que propone el sector a los dificiles problemas con que se enfrenta» estos hoteles,

que en Madrid representan el 15 por 100 en cuanto a número, y el 60 por 100 en cuanto a capacidad de

absorción turística, consisten en la concesión de moratorias en et pago de impuestos y en la supresión de

los créditos destinados a la construcción de nuevos hoteles, aumentando los concedidos a aquellos que se

encuentran en más difícil situación, para ayudarles a superar la actual crisis turística.

MEDIDAS PAKA AVUDAR AL SECTOR

Eín una asamblea celebrada recientemente en el Sindicato de Hostelería, se. elevó un escrito al Ministerió

dé información y Turismo, en el que se pedía se tomaran una serie de medidas para paliar la grave

situación que atraviesan actualmente, debido a la crisis del turismo, los hoteles de cuatro y cinco estrellas.

Entre ios puntos elevados al Ministerio destaca el esfuerzo por parte de este organismo para destacar la

importancia que tiene el turismo, que. a Juicio de los hoteleros, es un negocio de todos por lo cual se

proponía la promoción, a escaía mundial, de la oferta turística española. En segundo término se pedia que

no se construyesen nuevos hoteles argumentando qué cada año la capacidad hotelera aumenta en un. 10

por 100,- mientras que la. afluencia turística se mantiene constante, lo que provoca "un desfase del 30 o

40 por 100 entre capacidad hotelera y afluencia de clientes. Otro de ¡os factores que contribuyen a este

desequilibrio en la reducción dé las estancias de los turistas en el hotel, debido principalmente a ¡a

rapidez de los transportes y al deseo, por esta facilidad, de conocer diferentes puntos geográficos.

No obstante, según el señor González, los nuevos .establecimientos por abrir corresponden a proyectos

gestados hace años, pues en los últimos meses no se ha propuesto ninguno nuevo. «Tampoco hay

proyectos - de inversión extranjera en este sentido —dijo el señor González—, pues los que había, como

la construcción de dos hoteles de las cadenas Hilton y Sheraton en Madrid, se vinieron abajo.» En tercer

lugar se pidió la realización de un estudio exhaustivo de la actual legislación hotelera, con el objeto de

modificar algunos de sus artículos, a fin de obtener una mejor explotación de los hoteles.

PREVISIONES PESIMISTAS

El volumen general de reservas previsto para los meses de junio, julio y agosto, según la encuesta de

coyuntura del Ministerio de información y Turismo entre los empresarios del sector, era de un 73 por, 100

menos, con respecto al considerado como normal, en los hoteles de cinco estrellas; 59 por 100 menos, en

los de cuatro; 48 por 100 menos, en los de tres:, 57 por 100 menos, en los de dos, y de un 54 por, 100

menos en los de una estrella. Por otra parte, la previsión de la tendencia de la reserva de plazas entre los

citados empresarios era dé un 56 por 100 menos, en los hoteles de cinco- estrellas; 52 por 100 menos, en

los de cuatro;" 43 por 100 menos, en los de. ,tres; 47 por 100 menos, en ¡os de dos, y un 50 por 100

menos, en los >le una estrella, siempre en relación con el nivel considerado como normal.

 

< Volver