Autor: Valverde, Alberto. 
 Nuevas mediadas de liberalización en diciembre. 
 El grado de participación extranjera en las empresas españolas es inferior a la media europea     
 
 El País.    21/11/1980.  Página: 55. Páginas: 1. Párrafos: 19. 

EL PAÍS, viernes 21 de noviembre de 1980

ECONOMÍA

Nuevas medidas de liberalización en diciembre

El Gobierno tiene ya ultimado un amplio paquete de medidas liberalizadoras de las inversiones

extranjeras en España, cuya aprobación ha sido retrasada estos días por coincidir con la discusión actual

de los Presupuestos del Estado. Una vez aprobados éstos, el Ministerio de Economía propondrá al

Gobierno la publicación en el BOÉ de un decreto ya redactado por el que se modifica la ley de

Inversiones Extranjeras en el sentido de dar mayor libertad de entrada.

Además del decreto citado, el Ministerio tiene previstas nueve disposiciones más de distinto rango para

cambiar y agilizar los mecanismos burocráticos y administrativos actuales.

Hasta ahora, todas las inversiones de capital extranjero que tuvieran carácter de mayoritarias en la

empresa correspondiente tenían necesariamente que ser aprobadas por el Consejo de Ministros, lo que

dificultaba su rápida tramitación. A partir del momento en que entre en vigor la nueva legislación

proyectada, sólo precisarán acuerdo del Consejo de Ministros las inversiones que superen los quinientos

millones de pesetas. Todas las inversiones situadas por debajo de cincuenta millones de pesetas serán

aprobadas por jefes de los servicios de la Dirección General de Transacciones, del Ministerio de

Economía. Las que se encuentren entre 50 y 250 millones de pesetas serán aprobadas por el director

general de Transacciones, previo informe de la Junta de Inversión Extranjera del Ministerio, y las

comprendidas entre 250 y 500 millones serán competencia exclusiva del ministro de Economía. Quedan

además completamente liberalizadas todas aquellas inversiones inferiores a veinticinco millones y que se

realicen con aportación de dinero.

Entre las disposiciones destacan las que obligan a cambiar .y simplificar los impresos y otros requisitos

que incluyen, en algunos casos, hasta la desaparición de las tradicionales pólizas y timbres del Estado.

Es probable que todo el paquete —el decreto y las nueve disposiciones— quede aprobado durante la

segunda quincena del próximo mes de diciembre por razones de tiempo y de prioridad, una vez que el

Presupuesto haya pasado el Pleno del Congreso y el Senado.

El grado de participación extranjera en las empresas españolas es inferior a la media europea

ALBERTO VALVERDE

En contra de una opinión muy generalizada, el grado de penetración extranjera en la economía española

es mucho más pequeño de lo que parece pensarse y, en cualquier caso, es muy inferior a la que existe en

países europeos a cuyas economías España se propone integrarse. No obstante, la inversión extranjera

está muy concentrada en sectores claves de la economía española, tales como el automovilístico, el

químico, transformación de plásticos y alquiler de bienes de equipo, según el Censo Sectorial de

Inversiones Extrajeras en España.

Recientemente publicado por el Ministerio de Economía y Comercie., el censo revela, a este respecto, que

la inversión extranjera en España tiene todavía un amplio campo de desarrollo, ya que las entradas

directas de capital extranjero en nuestro país, a lo largo de la última década, apenas significa una media

ponderada del 2,04% de la inversión bruta total.

Elaborado sobre un total de 55.747 sociedades, con un capital social conjunto de 2.612.000 millones de

pesetas y con un capital fiscal de 4.989.000 millones, el Censo de Inversiones Extranjeras en España es el

primer estudio estadístico pormenorizado que se realiza en nuestro país sobre el tema. Sus autores, un

equipo de economistas y estadísticos, encabezado por José Rodríguez de Pablo, bajo el patrocinio de la

Dirección General de Transaciones Exteriores que dirige Enrique Puig Rojas, han contado en su esfuerzo

con el Centro de Proceso de Datos del Ministerio de Hacienda, donde se han analizado todos los balances

presentados a efectos de impuestos de sociedades.

Por razones de simplicidad, el equipo de Economía y Comercio ha seleccionado a aquellas empresas con

capital social-fiscal superior a dos millones de pesetas y, con fines clasifícatorios, ha distribuido las

empresas por sectores de actividad, tales como ellas mismas declaraban en su liquidación de impuestos.

Sectores con alta penetración (más del 20%)

%

Industria química (incluidos plásticos y productos farmacéuticos) ...... 29,67

Jabones, detergentes, perfumería y parafinas ...................... 41,76

Otros productos químicos....................................... 36,41

Fundición y fabricación de productos y mobiliario metálicos ..... .... 26,1 2

Equip. eléctrico, electrodoméstico, aparatos receptores y de grabación . 27,17

Construcción y montaje de automóviles........... ................ 59,44

Fabricación y transformación de plásticos y caucho . . ................ 31,88

Seguros...................................................... 26,57

Alquiler maquinaria, equipo contable y vehículos..................... 42,17

Totales promedio................... .................... 33,56

Porcentaje de inversión extranjera en relación a la inversión doméstica total

1970___________________2,60%

.1971____________________2,28%

1972________________ 2,33%

1973___________________2,41%

1974,___________________1,78%

1975 ______________1,67%

1976___________________1,25%

1977 ________________1,57%

1978___________________2,57%

1979__________ 2,35%

El censo se ha realizado a fecha del 31 de diciembre de 1977 y, tal como manifestó el subsecretario de

Comercio, Hidalgo de la Quintana, el estudio es «una radiografía de la inversión extrajera en España» en

esa fecha. El aspecto más atrayente del censo es su carácter sectorial y su exhaustividad. Se echa de

menos, sin embargo, una relación de países con mayor participación en la corriente inversora hacia

España, que los responsables justifican ante el deseo dé ofrecer cuanto antes los resultados de su análisis.

Añaden, en este sentido, que la enumeración de la procedencia del capital poco aportaría al censo, ya que

muchas veces el origen del capital va más en función de las facilidades fiscales que ofrecen algunos

países que del origen real de la inversión. Es curioso, en este sentido, constatar que el país de mayor

volumen de inversiones en España sería Suiza, dado que esta nación es la sedé social de numerosas

empresas.

El estudio ha dividido en cuatro tipos de empresas a las sociedades españolas que cuentan con partid?

pación extranjera. De estas cuatro; la más significativa es la que cuenta con una participación superior al

50%. Lasares clasificaciones restantes son las que no tienen participación, las que lo tienen por debajo del

25% del capital social y, en la última, las que poseen una participación entre el 25 % y el 50%.

Análisis sectorial

Dentro del análisis sectorial es significativo el hecho de que existen varias áreas económicas en las que

apenas el capital extranjero ha penetrado. Se trata de los sectores financiero, inmobiliario y el de

infraestructura, en los que la ausencia de capital extrajero es la nota predominante. Por el contrario, en el

sector industrial manufacturero, principalmente, y en el sector secundario con carácter general, existe una

mayor participación extranjera, que llega a ser superior al 59% en´el caso del sector automovilístico y

componentes. Hay que matizar, sin embargo, que la ausencia de capital extranjero en algunos sectores

obedece, como es el casó financiero, a restricciones legales y, a veces, a prohibiciones expresas.

Del gigantesco despliegue de datos y estadísticas que encierran los tres volúmenes que componen el

censo se pueden sacar algunas conclusiones claras, tales como el enorme dinamismo, dimensionamiento y

agresividad de las empresas con participación extranjera sobre las que no lo tienen. Por ejemplo, el capital

social de las sociedades con participación mayoritaria extrajera es 4,5 veces superior al de las empresas

españolas. Su capital medio es de 105 millones de pesetas, mientras que el capital medio de las empresas

españolas apenas llega a veintitrés millones. En el capítulo de ventas, las cifras de las empresas con

participación extranjera son 8,15 veces superiores, y las compras, 7,34 veces más altas.

El empleo generado por las empresas del primer grupo es también 6,38 veces superior al de las

sociedades plenamente españolas, ya que éstas emplean, por término medio, tan sólo veintinueve

personas, mientras que las primeras tienen una plantilla, media de 184 personas. Asimismo, los gastos de

personal en las sociedades con amplia participación extranjera es de un promedio de 157 millones de

pesetas, mientras que sólo alcanza la cifra de 16,5 millones de pesetas en las segundas.

En consecuencia, la mayor agresividad y dinamismo de las empresas con participación extranjera se

manifiesta también en las relaciones con el exterior, tanto en el terreno del comercio visible como en los

ingresos y pagos no correspondientes a mercancías. Las empresas sin capital extranjero exportan 5,78

millones de pesetas de media, mientras que las que tienen capital extranjero mayoritario exportan 75,77

millones; es decir, trece veces más.

A éste respecto, sin embargo, hay que indicar que las empresas con alta participación extranjera también

importan veintidós veces más y pagan 31 veces más al exterior en operaciones invisibles que las empresas

españolas. Un 49% de estos pagos lo son en concepto de transferencia de tecnología, mientras que un

19% son transferencia de dividendos.

Rentabilidad

Respecto a la rentabilidad, el censo, al incorporar datos sobre beneficios y dividendos, ofrece datos

significativos sobre la rentabilidad de las empresas españolas con participación y las que no lo tienen.

Hay que señalar, primero, que una parte de la rentabilidad de las empresas con participación extranjera se

va en concepto de royalties y patentes aunque este capítulo no parece excesivo.

En cualquier caso, la rentabilidad del accionariado extranjero en empresas españolas puede considerarse

muy reducida, siendo del orden del 3,5% en las empresas con participación mayoritaria, del 2,5% en las

minoritarias y del 4,8% en las que tienen baja participación. La remuneración media de las empresas con

participación extranjera fue del 3,5% y ascendió al 15,3% si se incluyen los pagos realizados por las

empresas en concepto de explotación de patentes y asistencia técnica.

Según los autores del censo, a la luz de estas cifras, se puede afirmar que no parece que exista una alta

rentabilidad para la inversión extranjera en España.

 

< Volver