Autor: González Ortiz, Primo. 
   El presupuesto ocupa demasiado sitio     
 
 Diario 16.    24/09/1983.  Página: 14. Páginas: 1. Párrafos: 3. 

EL PODER DEL DINERO

Primo González

El presupuesto ocupa demasiado sitio

El primer Presupuesto del Estado netamente socialista se presenta con un aumento global del gasto de

todo el sector público del 16,67 por 100 —es decir, seis puntos por encima del crecimiento monetario del

conjunto de la economía—, una reducción del tamaño relativo del déficit —que pasa del 6 al 5,5 por 100,

al menos sobre el papel y a priori, porque habrá que ver si el Estado no gasta más de lo previsto y si la

economía crece ese 2,5 por 100, ya que en caso contrario el 5,5 por 100 subiría—, un descenso de la

inversión real de 2,1 puntos sobre el año en curso, una contención importante de los gastos de personal en

contraste con un aumento muy fuerte de las transferencias y una mejora del ahorro público, que estaba

siendo negativo. Junto a estos rasgos, que no parecen delatar una filosofía socialista de forma clara, la

presión fiscal va a experimentar un nuevo aumento importante, aunque esta vez centrada más en las

personas físicas y en el consumo antes que en las empresas.

Es lógico que el máximo responsable de la economía, Miguel Boyer, haya dicho con motivo de la

presentación de este documento que no resulta plenamente identificado con la filosofía del partido

gobernante que, en su etapa de oposición, se preocupaba bastante menos del déficit público, exigía un

aumento más agresivo de las inversiones reales del sector público y reclamaba mejores aumentos

salariales para los funcionarios. Las realidades de la economía acaban de imponerse y este Presupuesto es

quizá un paso: importante en esa dirección.

Pero con todo, el tremendo aumento del gasto que este Presupuesto lleva consigo no va a ser ajeno a las

tensiones financieras que, previsiblemente, se van a producir en 1984. No tenemos todavía una idea clara

de lo que se hará en materia de política monetaria en 1984. El Presupuesto lo único que dice es que el

sector público va a necesitar casi un 17 por 100 más de dinero que durante el año pasado para cubrir sus

necesidades. Esto representa alrededor de 1,2 billones de pesetas. Como el crecimiento de la cantidad de

dinero para el año próximo va a estar, según todos los indicios, en torno al 10 por 100 como mucho,

parece claro que este avance tan importante de la actividad económica del Estado se hará a costa del resto

de las actividades económicas.

Dicho de otra forma, la expulsión de actividades privadas por el comportamiento expansivo del sector

público en 1984 va a ser muy fuerte, casi con segundad superior al que la economía puede permitirse en

estos momentos si de lo que se trata es de crear puestos de trabajo. En esta materia, el sector público va a

ser parco en 1984, lo que equivale a dejar todo el peso de esta responsabilidad al sector privado de la

economía, A la vista del cuadro financiero que se puede empezar a deducir de las cifras del Presupuesto

público, esta responsabilidad va a ser muy difícil de acometer. Y no sólo por la previsible dificultad de

financiación con que se van a encontrar las empresas en los próximos meses, sino por la persistencia de

altos tipos de interés a las que parecemos condenados.

 

< Volver