Autor: Foix Carnicé, Luis. 
 El Gobierno británico protesta. 
 España exportó en 1979 cincuenta mil vehículos a Gran Bretaña     
 
 La Vanguardia.    18/03/1980.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

España exportó en 1979 cincuenta mil vehículos a Gran Bretaña

Londres, 17. [Crónica de nuestro redactor.) — El año pasado se exportaron trescientos

vehículos británicos a España, mientras que los automóviles fabricados en España importados

por Gran Bretaña ascendieron a cincuenta mil. La mayoría de los coches españoles fueron

«Ford Fiesta» fabricados en Valencia.

.Este desequilibrio comercial, cuyo fundamento hay que buscarlo en la baja calidad de la

industria automovilística británica, ha provocado una fuerte protesta del Gobierno de señora

Thatcher ante la Comisión Europea en Bruselas y ante las autoridades españolas, E] ministro

de Comercio, John Nott, respondió en la Cámara de los Comunes a las preguntas formuladas

por los sindicatos británicos a través de un diputado laborista, Las «Trade Unions» fian pedido

al Gobierno Thatcher que: tome las medidas oportunas para protejer los mercados

internacionales de ía British Leyland con aquellos países con los que no tiene compromiso

alguno por no estar vinculados a la Comunidad Económica Europea.

El ministro dijo que es «intolerable qué el actual régimen de importaciones en España haya

permitido a te British Leyland enviar solamente trescientos automóviles a los mercados

españoles, mientras que cincuenta mil coches construidos en España se hayan matriculado en

el Reino Unido. Vamos a presionar fuertemente para resolver el equilibrio comercial con

España, donde las restricciones importadoras son incomprensibles».

£1 presidente de -la British Leyland, sir Michael Edwardes, ha escrito por su parte a la primer

ministro para protestar contra las irregularidades que sé observan en el comercio de

automóviles con España y con Jos países del Este.

Él Ministerio de Comercio no pretende detener fe práctica común de las compañías

multinacionales de vender sus automóviles en distintas partes del mundo. Lo que preocupa a

Mr. Nott es la creciente limitación importadora de países como España y Japón, que tienen

grandes posibilidades de mercado por su elevada producción. Lo que se precisa, dijo el

ministro de Comercio; es la estricta aplicación de las medidas que regulan e/ mercado

internacional.

El año pasado se exportaron 250.000 vehículos de la British Leyland. S! nuestros productos

tropiezan con nuevas barreras importadoras será muy difícil mantener e) saneamiento

económico de nuestra industria automovilística, dijo John Nott.— Luis FOIX.

 

< Volver