Negras perspectivas en la economía occidental. 
 Veintitrés millones de personas sin empleo a mediados de 1981     
 
 ABC.    11/07/1980.  Página: 32. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

Veintitrés millones de personas sin empleo a mediados de 1981

PARÍS. La recesión económica y el aumento de las cifras de desempleo serán los dos principales

problemas, con que seguirán enfrentándose los países industrializados en los próximos doce meses, según

prevé el informe que la Organización tie Cooperación y Desarrollo Económicos acaba de publicar.

El documento de la OCDE examina las perspectivas en el ámbito general de la Organización, dé la que

forman parte, los 23 países tinas industrializados de Occidente y Japón; pero .trata principalmente ida. la

situación v la evolución previsibles en los siete países considerados más importantes desde el punto de

vista económico: -Estados Unidos, Canadá, Japón, República Federal de Alemania, Francia, Gran Bretaña

e Italia.

En. un contexto dominado por el alza de 130 por 100, que se ha producido en los precios de los

hidrocarburos desde diciembre de 1978, el informe prevé un crecimiento cero en cinco de los países

mencionados (salvo Japón y Francia) durante el segundo semestre del presente año, seguido de una ligera

recuperación al comienzo de 1981.

Por lo que atarte a la inflación, los expertos de la OCDE, basándose en la hipótesis de «una estabilidad, en

términos reales, de los precios del petróleo», creen en «una reducción moderada y regular», de manera

que podría pasar del 12 por 100, en promedio al comienzo del presente año, al 10 por 100, en el primer

semestre de 1981.

Como consecuencia de los aumentos del precio del petróleo, el déficit de la balanza de pagos en los 24

países miembros de la OCDE será, en 1980, más del doble que el año pasado. Sin embargo, el informe

considera «positivo» que el 40 por 100 de ése déficit lo soporten los dos países más fuertes

económicamente: Japón y Alemania Federal.

En todo caso, las repercusiones de !a segunda crisis petrolífera en la economía occidental parecen menos

graves que las del primero, y van a traducirse por una recesión menos fuerte y un promedio de inflación

menor.

Particularmente pesimistas son las previsiones acerca, del problema del empleo, puesto que, según el

informe, se agravará en casi todos los países occidentales, de tal manera que, en junio de 1981, habrá 23

millones de personas sin trabajo en e! ámbito geográfico de la OCDE, lo que supondrá casi el 7 por 100

de la población activa.

Este fenómeno general tendrá un carácter más acentuado en los sectores más jóvenes de la población

laboral, llegando «a niveles capaces de plantear un problema social grave».

Sí se cumplen los pronósticos del informe, en cuatro países —Estados Unidos, Canadá, Gran Bretaña y

Francia— la proporción de Jóvenes menores- de veinticuatro años en busca de empleo rebasará el 14 por

100, a mediados, del año próximo, y se situará alrededor del 16,5 por 100 en el caso de Francia.

 

< Volver