Autor: Gutiérrez, José Luis. 
   «Andalucía independiente»     
 
 Diario 16.    06/04/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

«Andalucía independiente»

CALVO-SOTELO y Felipe González han acor dado «concertar» —el responsable de la importación de

Francia de tan horrible y mal aplicada palabreja es Santiago Carrillo— las soluciones al «gran tema»

autonómico. Buena falta hace. Y si no, vean, a título de ejemplo, lo que está sucediendo en Andalucía.

Gracioso vodevil.

En las encaladas paredes andaluzas han hecho reciente aparición algunas pintadas que escuetamente

dicen: «Andalucía, independencia». Y en algunos folletos y hasta periódicos, un pintoresco grupete de

saxofonistas intentan razonar y racionalizar lo del «derecho de autodeterminación del pueblo andaluz».

¿Que de dónde salen tales payasadas? Pues de donde van a salir, queridos lectores: del PSA, sector

crítico-radical-disidente. Del «sector hambriento», vamos. Porque hay qué tener apetito para llegar a tal

tipo de alucinaciones —y no me burlo del hambre andaluza, triste, desgraciadamente, frecuente y

extendida—.

Tal «sector crítico» —fuertemente enfrentado al singular Alejandro Rojas Marcos, el único político

español que es macrobiótico— ya ha registrado y encargado el logotipo de Izquierda Andaluza, un nuevo

partido que pretende fundar para canalizar las «ansias independentistas del pueblo andaluz». Menudo

porvenir.

¿COMO es posible que semejante cuadrilla de bufones tengan algún eco, aunque sea mínimo, a nivel

social y político, en un país que pretende ser medianamente serio?

Bueno, pues por ahí andan, y con la que está cayendo. Pero les voy a contar, queridos lectores, alguna

cosa de ellos, para que los conozcan.

Su enclave principal está en Granada, epicentro de la más violenta contestación contra Rojas Marcos, y

sus más notorios «dirigentes» son el psiquiatra Ladislao Lara, junto con Antonio Ibáñez, Ruiz Morcillo y

González Caballos. Son curas renegados y vergonzantes, como casi siempre en estos casos y se

conocieron en el seminario.

Uno de ellos, Ruiz Morcillo, es viejo amigo de Garralde, lugarteniente del ex etarra Mario Onaindía, hoy

secretario general de Euskadiko Ezkerra, al que conoció hace años en los movimientos cristianos. Ya en

enero de 1979, el propio Garralde acudió invitado por este grupo al II Congreso del PSA, acompañado de

Juan Maria Bandrés. El grupo tiene contactos con el PAU-PTA (Pueblo Andaluz Unido, creado a imagen

y semejanza de grupo del canario Sagaseta), con los que han mantenido recientes reuniones en Córdoba, a

través de otro curioso personaje, El Pope, alias que corresponde a un jesuíta llamado José Godoy. Menuda

orquestina...

HOY es lunes, lectores, y hoy sale DIARIO 16, lo que le ha ocasinado, más de una vez, alguna que otra

herida. Bien, pues dentro de poco otros colegas nos acompañarán en la mañana de los lunes. Entre ellos,

los matutinos madrileños «El País», «ABC» y «Ya», que aparecerán previsiblemente en mayo. Además

de otros rotativos de provincias que seguirán el mismo camino.

 

< Volver