El voto de diferencia. 
 Un diputado de otro grupo dio la victoria a UCD     
 
 ABC.    14/06/1980.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 13. 

Un diputado de otro grupo dio la victoria a UCD

MADRID. Por un solo voto de diferencia, las cuatro proposiciones de ley —socialista,

andalucista, comunista y de Clavero— que trataban de posibilitar el acceso de Andalucía al

proceso autonómico por la vía del artículo 151, fueron derrotados en el Pleno del Congreso de

los Diputados, como ya informábamos en nuestro número de ayer.

En torno a ese voto único, que dio al Gobierno la mayoría necesaria para rechazar las

proposiciones de ley, se hacían ayer numerosas especulaciones, así como sobre diferentes

aspectos del desarrollo de la votación.

Se señalaba que el Grupo Parlamentario centrista contaba, en el momento de producirse la

votación, con sólo 162 diputados, de los 165 que actualmente lo integran. Estuvieron ausentes

don Enrique de la Mata Gorostizaga, don José Antonio Gago Lorenzo —que se encontraba en

su domicilio de Pontevedra, afectado por fiebre alta— y don Carmelo Casaño Salido, que

abandonó momentáneamente el hemiciclo para atender una necesidad urgente y cuando quiso

regresar a su escaño encontró las puertas del salón de sesiones cerradas, porque ya se había

iniciado la votación. Es evidente, por tanto, que además de los diputados de UCD, un diputado

de otro Grupo Parlamentario votó en contra de Jas proposiciones de ley. Se especula con la

posibilidad de que fuera algún diputado del Grupo Mixto y se apuntan los nombres de don

Hipólito Gómez de las Races o de don Jesús Aizpún, según Europa Press.

En cuanto a la composición de ios 182 votos afirmativos, hay que suponer que los socialistas

sumaron 118 —ya que se encontraba ausente el señor Tierno Galván—, los comunistas. 23,

Minoría Catalana 8, Andalucistas 5, correspondiendo los siete restantes a miembros del Grupo

Mixto, seguramente —dice la misma agencia— los señores Bandrés, Pí Suñer, Sagaseta,

Joaquín Molíns, Manuel Clavero, Andrés Fernández y José García Pérez.

Coalición Democrática ya había decidido, con anterioridad, depositar sus nueve papeletas en

blanco; el voto que llevaba escrita la palabra «abstención» podría pertenecer a otro diputado,

del Grupo Mixto.

DOBLE DERROTA.—En medios centristas se comentaba ayer que el resultado de la votación,

aunque sólo fuera por la diferencia de un voto, había representado una «derrota «doble» para

socialistas, comunistas y andalucistas, porque no sólo no consiguieron sacar adelante sus

proposiciones de ley, sino que tampoco lograron lo que perseguían como principal objetivo:

romper la unidad de voto del Grupo centrista.

Es evidente que la petición de votación secreta presentada por los socialistas sólo pretendía

que los diputados de UCD que-desearan apoyar las proposiciones —especialmente los

andaluces— pudieran hacerlo, sin que se conociera su indisciplina. No se concibe, en cambio,

según comentaristas de UCD, que quienes habían solicitado la votación secreta hicieran luego

la demostración de incongruencia que supone acudir a votar con las papeletas abiertas,

convirtiendo así la votación que pidieron «secreta» en una votación pública.

Se han dirigido, con este motivo, críticas al presidente de las Cortes, por entender algunos

medios que a la primera papeleta presentada en tales condiciones, debió advertir que no

consideraría válido el voto en tal forma y menos aún por parte de quienes habían pedido que la

votación tuviera carácter secreto. Si socialistas, comunistas y andalucitas pusieron así de

manifiesto su disciplina en cuanto al voto, se subraya el mérito del disciplinado voto en bloque

de UCD, cuando se les había servido en bandeja la posibilidad de votar libremente.

Ante la incoherencia que, lógicamente, representa la actitud socialista, el diputado de este

Grupo don Virgilio Zapatero ha querido explicar el hecho manifestando a Europa Press que

decidieron votar con la papeleta abierta, «ante los rumores propagados por algunos sectores

de UCD, en el sentido de que algunos socialistas. Iban a romper la disciplina de voto,

manifestándose en contra de las proposiciones de ley».

OPINIONES DE CLAVERO.—El señor Clavero Arévalo, ex diputado de UCD actualmente

integrado en el Grupo Mixto y autor de una de las proposiciones de ley, que pudo presentar

gracias al apoyo de firmas socialistas, manifestó ayer:

—Creo que ayer dimos otro paso importante para Andalucía. La ausencia de los vascos fue

muy triste para los andaluces; muy lamentable porque nos jugábamos mucho y no estuvieron

aquí, con nosotros. En cuanto a la posición de Coalición Democrática, la considero en cierto

modo lógica.

«EL PNV NO BAILA AL SON DE OTROS PARTIDOS».—Así lo ha manifestado en Bilbao el

presidente del Gobierno vasco, Carlos Garaicoechea, cuando se le preguntó sobre la

posibilidad de que la imagen del PNV haya salido deteriorada, con su ausencia en el Pleno del

jueves.

Garaicoechea añadió que «otros partidos habían deteriorado ya su imagen con anterioridad,

cuando votaron a favor de la ley de Referéndum, que se aprobó en un momento de consenso

entre UCD y el PSOE. Cuando este consenso se rompió —dijo— hubo quien se apresuró a

hacer profesión pública de disenso».

JORNADAS PARLAMENTARIAS

Los grupos parlamentarios socialistas del Congreso y Senado celebrarán e! 30 de junio unas

Jornadas parlamentarias, según han informado fuentes socialistas.

En esta reunión, el secretario general del PSOE, Felipe González, realizará un informe político

sobre la situación. Serán debatidos ios anteproyectos del Reglamento del Congreso y de

Reglamento interno del Grupo Parlamentario.

• RECTIFICACIÓN.—La diputado socialista Elena Vázquez ha desmentido la información que

publicábamos ayer, según la cual había convocado una rueda de Prensa al finalizar la reunión

de la Comisión de Investigación de RTVE. «No hubo tal rueda de Prensa —aclara—;

simplemente comenté con algún periodista la intervención del ministro De la Cierva, lo que en

modo alguno puede considerarse secreto, como lo demuestra el hecho de que vaya a ser

tratada, a petición del PSOE, en el próximo Pleno del Congreso.»

 

< Volver