Sobre los incidentes estudiantiles en la Universidad de Madrid     
 
 ABC.    17/03/1964.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

SOBRE LOS INCIDENTES ESTUDIANTILES EN LA UNIVERSI-DAD DE MADRID

La Junta de Gobierno de la Universidad de Madrid nos envía la siguiente nota:

"Autorizado un cursillo de conferencias en las Facultades de Derecho y Ciencias Políticas y Económicas,

hubo de suspenderse un coloquio y la última de aquéllas, a cargo del catedrático de la Universidad de

Salamanca doctor Tierno Galván, como consecuencia del ambiente de agitación política, improcedente en

la vida universitaria, creado por intervenciones anteriores.

A las doce de la mañana del día 13, hora anunciada para la conferencia suspendida, un grupo de

estudiantes penetró en el paraninfo de la Universidad, en la calle de San Bernardo. Allí permanecieron

durante toda la tarde y la noche, a pesar de los reiterados requerimientos personales del rector de la

Universidad. A las seis de la mañana, y ante la resistencia a desalojar el paraninfo, las autoridades

académicas, de acuerdo con la superioridad, rogaron al jefe de la fuerza pública que invitara a los

estudiantes a deponer su rebelde actitud.

Los que de una manera contumaz —unos ochenta—habían desobedecido hasta entonces los

requerimientos del rector, ante la presencia de la fuerza pública se reintegraron a sus domicilios sin el

menor incidente y sin que se practicase detención alguna.

La Junta de gobierno condena de modo unánime estos intentos de agitación política, que tan gravemente

dañan al prestigio y decoro de la institución universitaria, y declara que aplicará con energía las medidas

disciplinarias que garanticen el normal desenvolvimiento de la vida académica."

Unos doscientos estudiantes, en su mayoría alumnos de la Facultad de Ciencias Políticas y Económicas,

se manifestaron ayer por la mañana ante el edificio de la Delegación Nacional del S. E. U., en la plaza de

Quevedo. Durante cerca de una hora los estudiantes pasearon en pequeños grupos por las aceras, sin que

se registrara ningún incidente hasta que empezaron a reunirse para formar una manifestación, que

disolvieron rápidamente las fuerzas de orden público.

En la Ciudad Universitaria, y pese a los intentos registrados para provocar una huelga, los estudiantes

asistieron con toda normalidad a las clases.

 

< Volver