Autor: Llavero, Francisco. 
 Vida Cultural. 
 La Universidad y su futuro inmediato     
 
 Ya.    25/07/1968.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

LA UNIVERSIDAD Y SI FUTURO INMEDIATO

"La enfermedad es desorden; el desorden puede ser, al mismo tiempo, origen y manifestación de enfer-

medad."

La renovación universitaria que se proyecta con vistas al futuro próximo inicia una nueva fase, que

merece la buena disposición de nuestra sociedad y la atención de los buenos universitarios. Esta nueva

etapa no será la última; sin embargo, puede ser muy decisiva para ir consiguiendo el objetivo inaplazable

que exige nuestra época: universidades suficientes y eficientes.

A ningún universitario le debe sorprender que vuelva a ocuparme de estos problemas nacionales. Desde

hace más de una década vengo estudiando la "etiología, diagnóstico y tratamiento" de todos y cada uno de

los problemas específicamente universitarios en numerosas publicaciones y de acuerdo con nuestras

posibilidades nacionales. Quizá sea provechoso y oportuno para los encargados de afrontar y solucionar la

situación docente superior en esta nueva-etapa ofrecerles aqui reunidas las publicaciones principales,

hasta ahora dispersas (1).

No sé con certeza si el enfoque de los problemas universitarios y las soluciones propuestas en tales

publicaciones en este estudio contendían directrices y soluciones eficaces y viables en todas sus dimen-

siones. Sin embargo, parece ser que este estudio es quizá tino de loa más completos que se han hecho

sobre las diversas cuestiones docentes, de investigación y administrativas a lo largo de la historia de la

Universidad española. De lo que sí estoy seguro es de- que hasta la fecha no encuentro motivos, hechos o

razones que me obliguen a rectificar en relación con los problemas esenciales que tiene planeada nuestra

Universidad. Incluso muchos de los errores cometidos—y no han sido pocos—, previamente anunciados

en mis publicaciones, están siendo, afortunadamente, rectificados.

Naturalmente que yo no abordo, ni abordaré nunca, nada más que las cuestiones estrictamente

universitarias. El "desorden socio-político", con sus conocidos orígenes, es cuestión extrauniversitaria,

pasajera y anecdótica en relación con lo permanente de las tareas universitarias, y ello mientras exista un

hálito de cultura sobre la Tierra, Es necesario inevitable, mantener bien deslindadas ambas cuestiones: de

un lado, lo permanente, lo específicamente universitario, y, de otro lado, la, voluble y estridente moda

socio-política , (sea cual fuere la indumentaria y la longitud del cabello que adopte la moda juvenil o el

sistema de asociación estudiando´ de acuerdo con la ideología política del momento.

La Universidad debe recobrar la seriedad, el prestigio y el deseo inquebrantable de superación constante

como atributos consustanciales a su elevada misión, por encima de lo pasajero y anecdótico. Tres son las

condiciones previas y esenciales para conseguir este objetivo primordial: que distingamos en todo

momento entre lo "justo" y lo "legal", obrando de manera consecuente; que no atropellemos la lógica en

los planteamientos y en las soluciones de los problemas universitarios; y, finalmente, que-en ningún caso

el "virus" político" contamine el ambiente del aula, del seminario, del laboratorio, es decir, las misiones

atemporales y específicas de las tareas universitarias por las razones y en la forma que vengo exponiendo

repetidamente en mis publicaciones. Precisamente, esta politización intencionada. planificada y agnóstica,

con todas sus consecuencias, serían los reproches más serios y graves que se podrían hacer a la obra

pedagógica—por lo demás admirable—de la Institución Libre de Enseñanza, y de cuya ayuda yo

mismo he disfrutado durante años en el Instituto Cajal.

Ateniéndonos ahora a lo permanente y específico de la misión universitaria, se deben aplazar los

comentarios hasta que los anunciados anteproyectos de reforma tengan perfiles más definidos. Sin

embargo, ya existen en el nuevo horizonte universitario promesas y realidades que parecían increíbles

hasta hace poco tiempo y cuyo alcance nacional sería insensato silenciaís. Así por ejemplo, tenemos los

recientes decretos-leyes encaminados a conseguir Universidades suficientes y eficientes; la movilización

de siete mil millones de pesetas precisamente a los dos días de haberse publicado en algunos periódicos:

"No hay dinero para las nuevas Universidades...

Todas estas realidades y algunas otras que se podrían mencionar están ahí y no creo que se pueda exigir

más eficacia a un equipo ministerial en un tiempo récord. Si al mismo tiempo la futura política

universitaria Supera pretéritas contradicciones y cumple la promesa de atender los argumentos, los

planteamientos lógicos desarrollados por quienes conozcan a fondo estas cuestiones universitarias—no

hay nada más perturbador que el aficionado narcisista, el espontáneo con sus, presuntuosos cuartos a

espadas—-, entonces no resultarán justificadas ciertas resistencias que ya se aprecian en el nuevo

horizonte antes de conocerse el anteproyecto. Tales "resistencias", en sus "variadas formas de nihilismos,

críticas intencionadas, suspicacias o prejuicios, y todo ello orlado con nuestro endémico escepticismo, en

parte comprensible, son consecuencia de promesas incumplidas v de errores pretéritos. Sin embargo, gran

parte de este nihilismo paralizador proviene de los conocidos y tradicionales enemigos de las instituciones

superiores, muchos de ellos procedentes de las propias filas de universitarios. Todos ellos intentarán

oponerse a una sana y eficaz evolución universitaria por motivos e intereses inconfesables, pero que en

realidad todos conocemos.

¿Cómo se deben distribuir las nuevas universidades en relación con las constantes numéricas de la

población estudiantil, sin separar al estudiante de los padres, para no crear más conflictos a los familiares

y más dificultades de transportes? ¿Cómo pueden ser realmente eficaces los patronatos pro universitarios?

¿Cómo se puede y se debe aumentar el nivel universitario, docente, científico y técnico? ¿Cómo

solucionaremos la tradicional y lamentable situación administrativa de las universidades españolas?

Esperemos, para contentar a estas preguntas, el anunciado anteproyecto, que debe ser presentado a

información pública lo antes posible. ¿Cómo curar a los universitarios, a la sociedad, de nuestro

"endémico y paralizador escepticismo? ¿Cómo conseguir un permanente "fair-play" entre la

Administración, la sociedad española y la Universidad? Aplacemos las respuestas para el momento

oportuno.

(1) "Punta .Europa": "La repobla-ción cerebral, nórdicos y latinos" (1957). "La repoblación cerebral

en España, sociedad y Universidad" (1962-1967, tres ediciones). "Revista Balmes" (C. S. I. C.).

(2) "Universidad, Plan de Desarrollo y Administración" (1964). "Informaciones": "La Universidad

está montada sobre un profesionalismo sin limitaciones" (18 diciembre 1962). "Pueblo":

"Universidad; ritmo europeo" (18-3-1963). "El ritmo y su "tempo" (Planteamiento) (2-4-1983).

"¿Tenemos universidades?" (Planteamiento) K9-4-1963). "Confusionismo, ligerezas y falta de

lógica" (24-7-1963). "¿La cátedra en propiedad?" (tres artículos, 31-7-1983, agosto 1963,

(10-8-1963). "La Universidad en peligro" (30-9-1993). "Universidades" (4-10-1963). "Arriba":

"Universidad, divisas y colonización mental" (12-4-1864). YA: "Ha empezado la repoblación

cerebral en España" (7-12-1963). "Hay que poner nuestras universidades a ritmo europeo occidental"

(18-12-1963). "La Universidad, problema de urgencia número uno en España" (21-12-1963).

"Necesidad de vincular Universidad y sociedad" (10-4-1964). "Polémica entre catedráticos"

(30-5-1964). "Se van a suprimir la oposiciones a cátedras en la Universidad española" (21 - 4 - 1964).

´´Se va a reformar la Universidad" (29-4-1964). "Das oposiciones como sistema de selección a

cátedras" (26-5-1964). "La enseñanza superior y politécnica, lo más decisivo para nuestro futuro"

(28-10-1964). "La Universidad tiene enconados enemigos" (31-10-1964). "El buen estudiante no es

nada "revolucionario" (6-11-1964). "La proyección político-social del catedrático debe ser de

Universidad para fuera" (11-11-1961). "Enorme incomprensión entre sociedad y Universidad"

(16-12-1901). "El juego de la primera piedra" (1S-12-1964). "Nuestras universidades, en una

situación límite insostenible" (24-12-1964). "El profesionalismo mina la Universidad española"

(6-1-1965). "Ante el proyecto de reforma universitaria" (7-2-1965): "Concentración de "disciplinas"

en "departamentos" (17 febrero 1965). "La cátedra y el departamento, unidades universitarias

completamente distintas" (19-2-1965). "Los sistemas de selección y las oposiciones a cátedras"

(4-3-1965). "Los "polizones" de la. Universidad" (17 marzo 1965). "El "caballo de Troya"

(26-6-1965). "Remuneración de acuerdo con el trabajo realizado libremente" (16-2-1968). "España,

camino de Europa" (28-5-1966). "Reforma universitaria" (cuatro artículos: 19 julio 1966, 6 mayo.

1967, 27 mayo 1967, 7 junio 1967). "Arriba": "¿Proceso a la Universidad?" (mayo 1987). "ABC":

"¿iSabemos los españoles discurrir?" (24-10-1967). "Comentarios críticos al libro sobre la

"Universidad española", de López Medel ("Boletín del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid"

número 1, 1968).

Por F. LLAVERO

Catedrático de Psiquitaría

Aumenta el número de estudiantes en las escuelas técnicas

MADRID. (Fiel.) — Aumenta el número de estudiantes matriculados en las escuelas técnicas superiores,

según datos del Instituto Nacional de Estadística. En el curso académico 1965 66, la matrícula en estas

escuelas fue de 32.896 alumnos, lo, que supone el 26 por 100 del total de alumnos de los centros

superiores de enseñanza.

El 35 por. 100 de los estudiantes de las escuelas técnicas corresponde a Ingenieros Industriales y el 16

por. 100 a Arquitectura." En cambio, los estudiantes femeninos prefieren la Escuela, de Arquitectura.

Siguen a. este centro las escuelas de Industriales, Agrónomos y de Telecomunicación. El total de

señoritas estudiantes inscritas en las escuelas técnicas superiores es aproximadamente de 600.

11.426 jóvenes extranjeros becados para estudiar en España

MADRID. (Fiel.),—Once mil cuatrocientos veintiséis estudiantes —iberoamericanos, norteamericanos y

canadienses -han disfrutado becas del Instituto de Cultura Hispánica durante el último curso para verificar

estudios de diversa índole en España.

El número más elevado de estudiantes (1.700) corresponde a Puerto Rico ya Perú, y el menor, con 21, a

Uruguay. De la totalidad de los becados, 8,026 han estudiado en Madrid,- y el resto en las diversas

provincias españolas.

 

< Volver