El congrteso de otoño, pieza clave para el futuro. 
 Joaquin Garrigues y Fernandez Ordóñez insisten en el debate político dentro de su partido     
 
 Diario 16.    09/06/1980.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 12. 

Joaquín Garrigues y Fernández Ordóñez insisten en el debate político dentro de su partido

Joaquín Garrigues y Francisco Fernández Ordóñez insistieron, en sendas declaraciones, en que el debate

político dentro de la UCD es más necesario e importante que ver quién ocupa la presidencia del Gobierno.

Madrid - Joaquín Garrigues y Francisco Fernández Ordóñez, ex ministros y diputados de UCD,

insistieron el pasado fin de semana en que en UCD, en estos momentos, más que discutirse una

presidencia, se discute una política.

El ex ministro adjunto al presidente, en declaraciones a la revista «Cisneros», señala que «el respaldo

mayoritario que ha tenido y que yo pienso que sigue teniendo Adolfo Suárez, a pesar de las dificultades

de los últimos meses, es en parte consecuencia de que los otros posibles sustitutos están vinculados a

corrientes o tendencias ideológicas».

«Eso les condiciona más —añade—, pues en un partido en el que coexisten esas diversas corrientes es

más fácil buscar el líder entre esos que impropiamente se llaman "independientes", es decir, no

vinculados a ninguna de esas corrientes.»

Por su parte, el ex ministro de Hacienda declaró en su casa de Santa Pola que «a mi juicio, lo que se

discute no es una presidencia, sino una política».

«La cuestión —agregó— es si UCD va a ser definitivamente un partido derechizado, sin más ambición

que una política conservadora de subsistencia en el poder, o si, por el contrario, puede recuperar la ilusión

de progreso, de cambio, de justicia y de libertad que se encontraba en los orígenes de la coalición

centrista.»

Hay sustitutos

Sobre si en UCD hay personas capaces de sustituir a Adolfo Suárez, Joaquín Garrigues fue muy directo:

«Hay varias personas con capacidades teóricamente suficientes para ejercer el cargo de presidente, pero a

pesar de todo, objetivamente, pienso que el ideal sería, si no se producen circunstancias absolutamente

excepcionales, que el presidente del Gobierno cumpliera su mandato de legislatura.»

Al preguntarle si no estamos ya en esas circunstancias, el ex ministro responde que no, aunque reconoce

que la imagen de Adolfo Suárez «se ha ido deteriorando, cosa consustancial al hecho de ejercer la

presidencia del Gobierno en etapas de crisis políticas y económicas. Es lo mismo que le ha ocurrido a

Cárter o a la señora Thatcher».

Francisco Fernández Ordóñez, al abordar la forma de salir de la presente situación, declaró a Europa

Press que «algunos temas no se resuelven por el mecanismo de la confrontación y la mayoría mecánica»,

para entrar en el terreno de las autonomías y precisar que «la construcción del nuevo Estado autonómico,

quizá el desarrollo fundamental de la Constitución, puede quedar bloqueada si no hay unos niveles de

diálogo y acuerdo».

Por último, al referirse al próximo congreso de UCD en otoño, el ex ministro de Hacienda adelantó que

«tiene que ser de clarificación, para concretar qué política queremos, qué espacio es el nuestro, qué tipo

de partido elegimos y quiénes han de ser sus dirigentes».

Sin pactos hasta el otoño

Fuentes de la Moncloa insistieron ayer en que el partido gubernamental no concretará ningún pacto

mientras no se celebre el II congreso del partido, del que salga un Adolfo Suárez reforzado en su imagen

u otra alternativa propiciada por el partido centrista.

Según las mismas fuentes, las leyes y proyectos legislativos previstos para los próximos meses no

necesitarán de acuerdos especiales con otras fuerzas y el mismo presidente no puede traducir el periodo

de reflexión en conclusiones inmediatas, «pues sería acusado de tomar decisiones personales y lo que se

necesita es un debate interno profundo».

 

< Volver