Enseñanza. Informe del proyecto de ley de Educación. 
 No garantiza la libertad asociativa y sindical de los estudiantes     
 
 Madrid.    17/02/1970.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Informe al proyecto de ley de Educación

No garantiza la libertad asociativo y sindical de los estudiantes

El proyecto de ley General de Educación constituye un avance notable respecto a la legislación

actualmente vigente, ya que, entre otras cosas, encuadra a todos los escalones de la enseñanza de ana

manera razonada, según se manifiesta en un informe sobre el citado proyecto de ley realizado por la

Asociación para la Formación Social.

El proyecte sorprende por haber sabido recoger de: una forma casi completa del informe los distintos

aspectos del problema educativo. Hay una voluntad decidida de estructurar un sistema más flexible en

cuanto a organización y sobre todo más coherente en su conjunto así como abierto al futuro.

Como nota de fondo domina la preocupación por hacer realidad la aspiración de ofrecer iguales

oportunidades a todos los españoles, en materia de educación. Merece un elogio particular—señala la

Asociación— el original titulo sobre el estatuto del estudiante, sí bien no garantiza la libertad sindical y

asociativa dé los estudiantes.

Uno de ¡os defectos mas detestables, a juicio de los profesores y personalidades que han elaborado el

informe, es que el proyecto de ley General de Educación acentúa demasiado la acción del Estado y no ha

encontrado el modo de comprometer vivamente a la sociedad entera para está ingente tarea. Hay una

excesiva participación y control del Estado en la enseñanza privada y de la Iglesia, olvidándose del

derecho y del deber que tiene la sociedad y la familia a la educación.

Comete el error, a nuestro juicio, de hacer del ministerio un Organismo no sólo de administración, sino

técnico—indica el informe—. Se habla tímidamente de que el ministerio y sus autoridades "podrán

descentralizar", de Delegaciones provinciales, de "planes regionales", de estimular la iniciativa privada,

etc.; pero no se ha aborci? do de lleno el problema.

Autonomía, representatividad

El proyecto de ley no se ajusta de un modo efectivo a los principios fundamentales de la autonomía,

representatividad, participación y subsídiariedad —afirma la Asociación para la Formación Social—. Se

considera que debe existir un órgano autónomo rector de toda la actividad pedagógica y docente, que

haga realidad los cuatro principios citados. Nos referimos al Consejo Nacional de Educación, quien

deberla tener dos órganos de trabajo que garanticen su cometido: uno, de investigación y aplicación

pedagógica, y otro, de control docente. Este Consejo tiene que acentuar la representación del sector

educativo no oficial.—Europa Press.

 

< Volver