Autor: González Yuste, Juan. 
 La enseñanza de la Sociología. 
 Una escuela artesanal  :   
 La industria privada necesita cada día más sociólogos. El próximo curso será Escuela Universitaria. 
 Madrid.    04/11/1971.  Páginas: 1. Párrafos: 45. 

Una escuela artesanal

La industria privada necesita cada día más sociólogos

El próximo curso será Escuela Universitaria

Los estudios de sociología son tema de actualidad; La semana pasada apuntábamos desde estas mismas

páginas la posible transformación de la Facultad de Ciencias Políticas en una de Ciencias Sociales.

Transformación apoyada por la mayoría de los alumnos y gran parte de los profesores, que ya están

trabajando en la elaboración de un plan de estudios. Por otra parte, la actual Escuela de Sociología de la

Universidad Complutense se convertirá próximamente en escuela universitaria, según lo previsto en la ley

de Educación, adquiriendo así un rango superior más cercano a la consideración de carrera universitaria.

La Escuela de Sociología se creó en 1965, aunque no empezó a funcionar hasta el curso 1967-68. El año

pasado terminó sus estudios la primera promoción de sociólogos y en la actualidad hay matriculados en

los tres cursos unos 750 alumnos. Está enclavada en el viejo caserón de la Universidad de San Bernardo,

que está siendo remozado en. la medida de" lo posible para dotar a-las aulas de una mínima comodidad.

El secretarlo de la Escuela, don Juan Antonio Peredo, responde a nuestras preguntas:

—¿Cuáles son los antecedentes de la Escuela?

—Unos cursillos que venían desarrollándose todos los años, gracias sobre todo a la labor de don Pablo

Cantó. Posteriormente el Rectorado de la Universidad Complutense se interesó por estos cursos y decidió

crear la actual Escuela.

—Depende, por tanto, del Rectorado económicamente...

—Si; el Rectorado nos concede un presupuesto anual, aunque con el importe de las matrículas nos

autofinanciamos aproximadamente la mitad de los gastos. Para el año que viene ya entraremos en el

presupuesto oficial del Ministerio de nn modo directo, al convertirnos en Escuela universitaria.

Facultad de Sociología

—¿Existe la posibilidad de que la Escuela se transforme en Facultad universitaria?

—De momento hemos dado el primer paso para integrarnos mes estrechamente en la Universidad. Lo que

ocurra después no lo sabemos, pero en principio no hay por qué descartar esa posibilidad. Los actuales

profesores tienen todos el nivel suficiente para impartir enseñanzas en la Universidad.

—Se habla de la transformación de la Facultad de Políticas en Facultad de Ciencias Sociales. ¿Le parece

posible?

—Sí; estaría dentro de lo posible.

—Entonces, ¿no se creará una rivalidad entre los dos centros aspirantes a Facultad de Sociología?

—No, de ningún modo. Es más, existe una amplia colaboración entre nuestra Escuela y la Facultad de

Políticas. Algunos de sus profesores, como Diez Nicolás y González Seara, van a. ayudarnos mucho el

presente curso.

—Y respecto a la Escuela Social, ¿hay alguna vinculación?

—No. Tan sólo que muchos de nuestros alumnos son graduados sociales. En la Escuela Social se enseñan

materias muy diferentes a las que explicamos aquí Lo que ocurre es que el nombre de Escuela Social

quizá no sea el más apropiado; induce a error, ya que no es sociología lo que allí se enseña, sino una

práctica de tipo jurídico-laboral.

Tres especialidades

—¿Cómo se contratan los profesores?

—Mediante concurso. Las evaluaciones las hace una Comisión paritaria de alumnos y profesores, y luego

son sometidas a la aprobación del Patronato ¿el que dependemos y del que forman parte el rector de ht

Universidad, los decanos de Políticas, Filosofía y- Derecho y el director del Instituto de Estudios Po-

líticos. Los profesores de los distintos seminarios se eligen por "~ta Comisión paritaria cada.

El tercer curso de, la Escuela de Sociología tiene tres asignaturas cabeza de rama que son

Sociología Política, Sociología Económica y Sociología Cultural. Dentro de estas ramas se integran

diversos seminarios, que se actualizan cada año según los deseos de los profesores y alumnos. Por

ejemplo, el presente curso se dan, entre otros, los siguientes seminarios: Sociología del cine, Sociología

de las minorías étnicas, Momento actual de las reivindicaciones obreras en los principales: países

europeos,- etc. Existen también asignaturas optativas y diversos trabajos de Investigación de rama, con lo

que se consigue dotar de una gran flexibilidad a los estudios. Como actividades paralelas se desarrollan

otros seminarios en los que la matriculación es libre ´y ciclos de conferencias.: Actualmente se da un

seminario sobre el teína "Sexología y marxismo".

Salidas profesionales

Los aproximadamente 80 graduados en la. Escuela se han colocado preferentemente en puestos de trabajo

de carácter oficial, aunque cada vez las empresas privadas tienden a asimilar más sociólogos. Para

trabajar en este sentido está a punto1 de crearse una Asociación de graduados, con carácter similar al de

un Colegio profesional, que promocione nuevos puestos de trabajo en la industria privada. La Escuela de

Psicología ya realizó esta experiencia y ha obtenido muy buenos resultados.

—¿Cuál es la labor de un sociólogo en una empresa?

—Bueno; con una definición pedestre diría que la labor del sociólogo en general es estudiar las relaciones

entre los hombres. Nuestra industria tiene por el momento una capacidad de absorción de graduados muy

escasa, pero en la Banca y las grandes empresas se van necesitando cada vez más sociólogos.

Fundamentalmente trabajan en estudios e investigación de mercados.

—¿No se interfieren en esta tarea con los economistas?

—No. Digamos que se entabla una colaboración entre ambos profesionales, estudiando cada uno la

realidad desde su punto de vista.

—¿Qué piensa de la incorporación de asignaturas de tipo sociológico en el Bachillerato?

—Me parece muy interesante. En primer lugar, porque perfecciona la formación humanística. Además,

puede despertarse la vacación de muchos futuros sociólogos.

Divulgación de la sociología

—¿Y en las carreras universitarias?

—Creo que tiene mucha Importancia, por un lado, en las de tipo humanístico. Ahora mismo vengo de

dar una clase en . la Facultad de Económicas. Me parece importante que los economistas estudien

sociología. Pero todavía es más importante; en las carreras de tipo técnico.¡ L tre los, alumnos de la

Escuela hay muchos ingenieros, arquitectos, etcétera.

—En la actualidad hay varias Escuelas de Sociología dispersas, la mayoría privadas. ¿Qué pien-sa de esta

situación?

—Desde luego es contraproducente. Lo racional sería unificarlas. Pienso que la mejor solución sería la

creación de un departamento universitario que coordinase las enseñanzas de sociología.

—¿Hay una escuela española de sociología?

—Francamente, no. La sociología en nuestro país está prácticamente en mantillas. Estamos; muy

influidos por la sociología alemana y, más recientemente, por la empirista americana.

—Y a nivel popular, ¿interesa, la sociología?

—Se va creando un cierto bíteres. Los artículos de divulgación de Amando de Miguel y otros, el informe

F.O.E.S.S.A., han llegado bastante al gran público. De todos modos predomina un interés hacia temas

poco científicos, que podríamos llamar de "cotilleo´". Esto puede apreciarse en las encuestas que se

realizan por los medios de comunicación.

—Por último, ¿qué problemas tiene planteados la Escuela?

—Aparte de los locales, que como habrá visto no son en absoluto apropiados, y de la financiación, que es

escasa, está el de 1a homologación de los profesores con los de la Universidad. Dado el carácter especial

de esta Escuela, formada casi de un modo artesanal y todavía no muy asentada, los profesores estamos en

una situación ambigua. pese a que somos titulados y desempeñamos funciones similares a los de la

Universidad.

Juan González Yuste

(Fotos De Pablos.)

 

< Volver