Precios libres para los automóviles. 
 Desde febrero de 1973 el aumento ha sido del 40 por 100     
 
 Arriba.    08/12/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

DESDE FEBRERO DE 1973 EL AUMENTO HA SIDO DEL 40 POR 100

Firmada por el Ministro de Industria, señor Pérez de Bricio, aparecía ayer en el «Boletín Oficial del

Estado» la orden que permite a los fabricantes de automóviles adelantar al fecha de aplicación de los

nuevos precios, que, prevista conforme Consejo de Ministros de 26 de noviembre para el próximo

primero de enero, merced a ésta orden, entra en vigor desde hoy mismo. La decisión adoptada de

liberalizar el régimen de los precios de los automóviles, rubricada por el Ministerio de Industria,

difícilmente encuentra concordancia con la opinión de su titular, señor Pérez de Bricio, que el día 26 de

abril de este mismo año, consultado sobre el tema, declaraba en Barcelona, en el acto de inauguración del

XI Simposio del Sector de la Automoción, que no le parecía viable el dar una total libertad de precios».

En el mismo marco, el año anterior, el entonces Ministro de Industria, señor Alvarez Miranda, se había

igualmente esforzado en hacer ver a los dirigentes d^ las empresas automovilísticas la inoportunidad de

una nueva subida de precios de´ los vehículos, en una situación económica ya entonces crítica. La

postura" inflexible de los fabricantes motivó la decisión de volver los precios de los coches al controlado

régimen de precios autorizados, que el Gobierno, unos meses antes, había sustituido por un régimen de

vigilancia especial. Apoyándose «n este sistema, las empresas tan sólo debían comunicar sus intenciones,

y, transcurrido un plazo de un mes (prorrogable por uno más), las subidas de precios entraban

automáticamente en vigor. De esta forma, en los primeros meses de 1975 sé había producido una nueva

subida, reclamando los industriales otra, a entrar en vigor en mayo, que fue, sin embargo, frustrada por la

Administración.

Aumentos

En total, desde enero de 1973 a febrero de 1975, el porcentaje de las subidas alcanzaba ya un 22,5 por

100, encontrándose una nueva en tramitación. La elevación solicitada, que los fabricantes estimaban no

debía ser inferior a un 12 por 100, tuvo su respuesta por parte de la Administración en agosto,

reduciéndola a un 10 por 100. Se colocaba, así, desde la fecha anteriormente mencionada —febrero de

1973—, en un 32,5 por 100, a lo que habría de añadir el índice de aumento del coste de la vida que, según

datos del Instituto Nacional de Estadística, se cifraba para el mismo periodo en un 42,8 por 100.

Ya en 1976, pocos días después de la declaración de Pérez de Bricio en Barcelona, ^concretamente el 13

de mayo, la tarifa de precios de los coches nacionales volvíala quedar alterada. En esta ocasión, ías

nuevas tarifas entrarían en vigor por sorpresa: un 5 por 100 para los coches de menor cilindrada y un 9

por 100 para ios restantes.

El 24 de agosto, el Consejo de Ministros aprobaba un recargo del 10 por 100 sobré los tipos del impuesto

de lujo. Esta medida, que representaba un aumento del precio de los automóviles de cilindrada media de

alrededor de un 2 por 100 fue muy mal acogida por los fabricantes, los cuales en nada se beneficiaban de

tal decisión, viniendo a coincidir, asimismo, con la subida del precio de la gasolina. Quizá como

compensación hacia la industria, el «BOE» publicaba el día 26 dos decretos-leyes por los que se

modificaba el régimen de precios de los automóviles de lujo y deportivos, así como el de los vehículos

industriales pesados. En virtud ,del primero d* ellos, ´pasaban al régimen de precios libres los

automóviles de lujo (cilindrada superior a 1.500 centímetros) y los deportivos, especialmente concebidos

para estos menesteres, así como- los totalmente descapotables.- La libertad de precios comenzaría a regir

a partir del 1 de agosto, quedando el Ministerio de Industria en libertad de definir en cada caso los

modelos o versiones que pudieran verse afectados por esta disposición.

Liberalización

El 1 de diciembre, ej «Boletín Oficial del Estado» publicaba un real decreto por el que se liberalizaban los

precios del resto de los automóviles, medida a entrar en vigor a partir del primero de enero. Sin embargo,

esta fecha queda anulada con la orden firmada ayer por Pérez de Bricio, para adelantarse a partir de hoy, 8

de diciembre. Aunque se espera «que las nuevas tarifas no entrarán en vigor para todas las marcas,

inmediatamente, y se hace hincapié en el régimen de libre competencia; se espera un aumento" general de

alrededor de. un 12 por 100, aunque ,no se descarta que algunas marcas continúen con los actualmente en

vigor.

Arriba

DOCUMENTACIÓN

 

< Volver