Se vende el metro. 
 Socialización: Una alternativa de gestión para el metro madrileño     
 
   08/12/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

SE VENDE EL METR0

SOCIALIZACIÓN: UNA ALTERNATIVA de gestión para el Metro madrileño

Los trabajadores del Metro han elaborado un documento en que se abogan por la socialización del medio

de transporte más popular Se propone la propiedad estatal y la gestión cuatripartita, con participación

de los trabajadores del Metro, tas asociaciones de vecinos, el municipio (Área Metropolitana) y el Estado

No a la autogestión

MADRID.—"El Metro de Madrid está en venta. 1» empresa que Jo rige trata de venderlo al mejor postor,

a la vez que- Gobierno y Ayuntamiento están elaborando proyectos para su gestión futura. Pero en estos

proyectos ni el pueblo de Madrid ni los trabajadores están interviniendo para nada. Ello es lo que tratamos

de remediar, presentando unas primeras ideas, que los trabajadores del Metro ofrecemos al pueblo dé

Madrid, para que mediante la discusión pública surja una alternativa de gestión que responda a los

intereses colectivos." .

Esta es, en síntesis, la idea que ha llevado a los trabajadores a elaborar un "dossier" sobre la problemática

actual del Metro y su posible solución, asesorados por el Equipo Interdiscíplinario de Asesoramiento

(EIDA), y con la colaboración de la Comisión de Transportes de la Federación de Asociaciones de

Vecinos de Madrid. El documento, que ha sido entregado al ministro de Relaciones Sindicales y al

gobernador civil, sin percibir a cambio más que buenas palabras, propone: — Propiedad estatal del

Metro.

— Gestión cuatripartita, integrada por trabajadores, asociaciones de vecinos, municipio (Área Me-

tropolitana) y Estado.

No tratan los trabajadores de dar una propuesta detallada de cómo debe gestionarse el Metro, sino de

plantear las bases sobre las que, en su opinión, debe constituirse el futuro del citado transporte. El

"dossier" se articula en tres partes. La primera demuestra la deficiente gestión que ha llevado a cabo la

Compañía Metropolitano, lo qué ha provocado una ´situación insostenible. En la segunda se explican las

características del Metro como servicio público urbano, que hay que tener en cuenta para buscar

soluciones que a todos satisfagan. Por último, la tercera parte propone una alternativa basada en la gestión

colegiada por parte de todos los intereses directamente afectados.

Metro: Beneficios monetarios antes que sociales

La prioridad de la maximización de los beneficios, sobre cualquier otra consideración, unido al hecho de

que el Metro necesita cuantiosas inversiones, ha sido lo que, junto coin,-;l¡EÍ mala gestión de la empresa,

ífe" llevado a, ésta a su crítida situación actual. ´ Manifiesta el folleto que la Compañía Metropolitana,

como empresa capitalista f~_|gU? cuenta los beneficies pr´T-"^,^—» sin tener en cuenta

comodidad, calidad, etc.—que reporta el citado transporte a la colectividad. La empresa se ha Ido

endeudando cada vez más, mientras que la política de amortizaciones, aunque ha mejorado en los últimos

años, continúa siendo claramente deficiente. Sin embargo, la compañía ha continuado ampliando capital,

e incluso á partir de 1967 de forma liberada; es decir, regalando «na acción por cada cierto número de

ellas compradas. Por tanto, la retribución del accionista ha aumentado. Entonces se preguntan, ¿por qué el

Metro está en venta? Sin lugar a dudas, porque todos los beneficios extras que generaba a la compañía—

compra de terrenos donde se sabía iba a construirse una boca de Metro, etc.— tienden a reducirse, al

existir cada vez una mayor presión por parte de los ciudadanos. Por ello llegan a la solución de que el

Metro no es rentable como empresa privada, ya que sus beneficios se han revertido en los grandes grupos

que lo controlan y no en la colectividad.

Del Metro se beneficio toda la ciudad, no sólo el usuario

El Metro como transporte, es útil para el que Jó utiliza, ya que es barato en dinero, .tiempo y podría ser1o

en comodidad; pero también es útil para él no usuario, ya que descongestiona el tráfico, reduce la

contaminación y revaloriza los terrenos próximos.

Si a ello unimos que, aunque requiere un volumen de ´ inversión muy fuerte, sale barato porque tiene

capacidad para trasportar a muchos más viajeros, lo lógico sería ampliar el número ¿e líneas, ya que se

beneficiaría el usuario y el tráfico de superficie. Sin embargo, no ha sido así, pues para la empresa privada

lo único que cuenta son las .ganancias monetarias y no las sociales. Además, nunca se ha preguntado la

opinión del ciudadano, que es precisamente quien debe informar de algo que conoce mejor que nadie.

Debe estarlo porque, entre otras cosas, una línea de Metro no será igual si la concibe un especulador de

terrenos que si Ib hace el pueblo de Madrid. Pero, para, plantear cualquier solución al problema .del

citado servicio público, es preciso tener en cuenta el contexto social del país. Por ello, loa trabajadores

dicen "no" a la autogestión, ya que¿ al tratarse de una empresa en crisis, sería preciso sanearla, o bien

subiendo las tarifas, o bien endeudándose en créditos que no les serían otorgados por una sociedad que

muchas veces está al servicio de intereses opuestos a la colectividad.

El Metro debe ser socializado; Pero distingamos entre propiedad y gestión: la propiedad debe ser estatal,

ya que el municipio, que debía ser el dueño, en nombre de la colectividad, no dispone de autosuficiencia

económica. En la gestión, en cambio, deben participar todos aquellos que de alguna forma son afectados

por su funcionamiento. Por tanto, deben intervenir ios trabajadores, ya que de ellos depende la existencia

de la empresa y en ellos revierten las decisiones que se tomen. También las asociaciones de vecinos

deben estar presentes, puesto que son las entidades que canalizan los intereses de los ciudadanos: El

municipio debe tomar parte activa, ya que el Metro no es un servicio aislado. Es fundamental que exista

una coordinación de todos los aspectos municipales que estén relacionados. Y, por último, el Estado, que

asumirá la responsabilidad económica y, por tanto, participará eh los órganos de gestión.

Este es el resumen del documento sobre una alternativa de gestión del Metro de Madrid, que se pondrá a

la venta, a precio de coste—y si es posible gratis— dentro de pocos días. Va a ser un elemento de presión

de cara a evitar que se opte ante la venta por la iniciativa privada y que por tanto sus beneficios sociales

no reviertan a un pueblo de Madrid en cuanto a ,1a mejora de sus estructuras y la mayor comodidad y

ahorro d« tiempo al usuario.

 

< Volver