Autor: García de Sola Arriaga, Pablo. 
 La gallina de los huevos de oro, enferma. 
 España podría perder el primer puesto del turismo mundial     
 
 Ya.    15/12/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

SOCIEDAD

LA GALLINA DE LOS HUEVOS DE ORO, ENFERMA

ESPAÑA PODRÍA PERDER EL PRIMER PUESTO DEL TURISMO MUNDIAL

De momento^ este año tendrían qué venir unos 40 millonea de visitantes y solo lo harán poco más de 30

millones • Los ingresos por turismo descendieron en los primeros siete meses un 13 por 100 • Parece

increíble que, pese a las previsiones de descenso turístico, se haya aumentado la capacidad hotelera desde

junio de 1975 a junio de 1976 en 28.645 plazas • Boicot, creciente nivel de precios, deteríoro del paisaje,

excesiva oferta de plazas y dictadura de los "tour operators" han provocado el cierre de una docena de-

empresas hotelerasen 1976

U. NA .decena de hoteles de las zonas , turísticas más importantes delv país han tenido que cerrar sus

puertas, unos temporal y otros definitivamente. E* la hora de *as vacas flacas para uno de los sectores

que durante largos años ban coatribuido ieo mayor medida a engrosar las arcas del tesoro público en

materia de divisas. Desde 1973. ultimo año de la euforia del sector turístico, se han sucedido hechos

relevantes que ponen de manifíesto la conformación de una crisis profunda: descenso en el número de

visitantes extranjeros, su menor gasto en nuestro >pa¡s, gran número >te plazas desocupadas y un largo

etcétera.

En eí transcurso de ios diez primeros meses del año .visitaron -esté pais poco más de veintisiete millones

de turistas, cifra que representa un descenso aproximado del 2 por 100 respecto a idéntico periodo de

1975. Para colmo, se ha observado que el turismo hacia España ha sido este año más • barato, y gran parte

dei mismo venia con pesetas compradas en el extrajeró. Todo ello se ha hecho notar en el nivel de ingre-

sos por turismo, que suponiendo más del 40 por 100 de nuestras exportaciones y alrededor del 75 por 100

de nuestra balanza de servicios, en el período enero-´ agosto se ha situado en algo más de dos mil millones

de dólares, lo que significa un descenso de alrededor de un 13 .por 100 con relación .a idéntico periodo

del año anterior, planificación inexistente.

¿Ya no calienta el sol en España?, se preguntaba ao hace mucho la. revista Situación", dea Banco de Bil-

bao. £3 sol sigue, día a día, en «u sitio. Ocurre que Junto al boicot internacional, promovido por algunos

poderosos "tour operators." vinculados a sindicatos—por cierto, según tes últimas noticias, los suecos han

levantado- el suyo—, otros factores como el creciente nivel de precios de nuestro P3& y progresiva

deteriore dej paisaje, están matando la gallina de lo» huevos de oro. Si a dio se añade la estacionalidad, el

desequilibrio entre oferta y demanda de plazas y tas condiciones desventajosas de algunos "tour

operators", que son -los que dominan el negocio turístico, tendremos una explicación al cierre de

empresas hoteleras.

Lo que parece increíble es que sabiendo üos empresarios del sector que el turismo está, de capa caida

progresiva desde 1973, se haya aumentado entre junio de 1975 y Junio de 1976 la capacidad hotelera en

nt más ni menos ´que 28.465 plazas. Ligereza, pues, y falta absoluta de planificación global. Esta carencia

ha hecho creer también que espontáneamente iban a surgir al lado del turismo auténticas zonas de

desarrollo, coa actividades complementarías y creadoras de riqueza, lo cual no se ha dado, ya q«« no

sucede esto sin un plan que abarque el conjunto de posibilidades de una zona.

Aunque la resolución de los problemas del sector radica fundamentalmente en la planificación, a través de

una acción decidida y mancomunada de empresarios y gobierno, dos hechos recientes servirán

posiblemente de apoyo para, salir de la crisis. De un lado, la aprobación en un Consejo de Ministros del

pasado mes de septiembre del II Plan de Modernización Hotelera con «1 • fin de reestructurar la

oferta turística, a ¡través de lo cual se concederán préstamos en condiciones veata-josas. De otro, la

habilitación de medios para promocionar España en el extranjero, para lo cual ea el nuevo presupuesto se

han solicitado 400 millones de pesetas más que ei año pasado. España ao puede ni debe perder la cabeza

eatr« ios » ai «es recepcionistas del turismo mundial. Seria una pena. No solo ya para las arcas del

Tesoro- sino también para los miles «ie trabajadores a la sombra del sector, la pérdida, de posiciones ten

duramente conquistadas anos atrás habrían de tener demasiada relevancia. De momento, este año, en «1

que debían de entrar, según el ritmo de crecimiento turístico desde 1.960, unos cuarenta millones de

turistas, solo se recibirán poco más de treinta millones.

Pablo García de Sola

 

< Volver