Señor Fuentes Quintana: La gravísima situción española no admite más demoras     
 
 Informaciones.    17/01/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 12. 

Señor Fuentes Quintana: «La gravísima situación española no admite más demoras»

MADRID, 17 (INFORMACIONES).

ES preciso crear conciencia de que la gravísima situación económica estañóla no admite más demoras y

urge un plan de saneamiento financiero muy distinto de los del 59 y 67, que deberá ir unido a un plan de

desarrollo a medio plazo —tres o cuatro años—, porque no se pueden exigir sacrificios sin finalidad

conocida; dijo ayer el profesor Fuentes Quintana en la presentación a la Prensa del programa de estudios

que organizará mensualmente la Confederación Española de Cajas fie Ahorro.

´

En contra dei parecer del presidente de la entidad, don Luis Coronel de Palma, quien estima que el

diagnóstico de suma gravedad se dio ya con Villar Mir, al advertir que «España estava viviendo por

encima de sus posibilidades», el señor Fuentes Quintana insistió en el hecho de que no es suficientemente

conocida la gravedad de la situación, defendiendo, por lo mismo, la necesidad primaria y urgente de un

diagnóstico más que la de un pronóstico, Es preciso ir al fondo de los datos, afirmó, y éstos hablarán por

sí solos.

LOS POLÍTICOS REHUYEN EL MUERTO ECONÓMICO

El señor Alvarez Rendueles, también presente, estuvo de acuerdo en detectar una inhibición general

frente a las medidas concretas que, naturalmente, no pueden ser agradables ni populares, en un momento

en que se busca más la benevolencia de posibles electores que su reacción desfavorable un elemento

fundamental de saneamiento sería el de la política presupuestaria, las limitaciones en el gasto público y

una distribución más equitativa de las rentas.

Ni la Administración ni los partidos políticos parecen dispuestos, en esta coyuntura de conquistas

electorales, a afrontar una política económica realista que parta del supuesto de que el consumidor no se

apretará el cinturón. Hay que apretárselo. La sociedad española´ —especificó el señor Fuentes Quintana—

rechaza el enfrentamiento con su propia situación y espera un «mago» que le devuelva a los años setenta.

No habrá magos. Pero la política actual prefiere no despertarla ni indisponérsela con medidas de

austeridad y llamadas al orden.

Con la credencial del éxito del referéndum, este Gobierno tendría, quizá, el suficiente respaldo para

arriesgarse a intentarlo. «Eso sí —destacó d profesor Fuentes Quintana—, Será imprescindible negociar el

programa de medidas con la opisición.»

Fuentes Quintana especifico que se trata de una crisis nueva y gravísima, que en nada se parece a las del

pasado. Vamos hacia una sociedad distinta, dijo, en la que habrá de ganarse en calidad lo que se pierda en

cantidad. No se trata, sin embargo, añadió de jugar a una; economía socialista, cosa, por otra parte,

imposible, sin pasar por una economía de mercado con todas las consecuencias —algo revolucionario hoy

en España—. O el país tiene fe en la economía de mercado y se dispone a practicarla, caiga quien caiga, o

no le queda salida posible.

El primer paso, por tanto —insistió el profesor Fuentes Quintana—es crear una conciencia nacional

exacta .y científica de la magnitud de la crisis.. Los datos hablarán por sí solos, y se verá cómo él déficit

de la balanza puede planear hasta 1.000 millones por encima de las cifras que corren actualmente

Las aspiraciones ideales para 1977 podrían cifrarse en torno a un crecimiento del 3 por 100 del producto

nacional, lo que supondría sumar otros 300.000 parados a los 800.000 existentes y un déficit semejante al

de este año. Pero aun esto sólo será viable con una política económico-administrativa de carnear austero v

fuerte

EJ papel de ios economistas —insistió el profesor— debe limitarse a los diagnósticos, dejando a los

políticos la aplicación de las soluciones y medidas concretas. De aquí que la intención del Servicio de

Estudios y Programación de la Confederación Española de Cajas de Ahorro, consciente de la gravedad

del momento, sea la de convocar mensualmente a figuras nuevas de la economía española para un

intercambio de ideas´en "orno a la desesperada situación económica. Se trata de saber «dónde está y hacia

dónde va la economía española», a través de estudios sobrr los problemas bursátiles, energéticos,

monetarios, etc

En un primer, avance del programa, don Julio Alcaide estudiará el comportamiento del consumo y los

salarios en 1976, con perspectivas hacia el 77, Don Julio Segura abordará las estrategias de solución al

paro en, la década 60-70. Don José Espi tratará e) sector público, y don Juan Badosa, el sector exterior

Don Raimundo Ortega, finalmente, disertará sobre magnitudes monetarias.

Los encuentros —el primero de los cuales será el próximo; día 20— se celebrarán hacia mediados de cada

mes, en e! salón de actos de la calle de Caballero de Gracia, número 30, en Madrid.

 

< Volver