Autor: García de Sola Arriaga, Pablo. 
   No sentaron bien las declaraciones económicas de Felipe González     
 
 Ya.    27/03/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

27-III-77

CADA SEMANA

No sentaron bien las declaraciones económicas de Felipe González

El Gobierno no se ha definido todavía sobre la política estadística a seguir • En la cesta de la compra no

hay güisqui, pero sí agua mineral • Tercera subida del salario mínimo en doce meses • Desazón entre los

poseedores de signos externos de riqueza

Las declaraciones a Televisión del secretario general del PSOE renovado, don Felipe González, han

sentado como un tiro a la que podríamos llamar clase económica. La Bolsa lo acusó en la sesión del

martes—así lo hizo constar nuestro cronista— y los almuerzos de negocios en los restaurantes de cuatro

tenedores estuvieron salpicados con comentarios desfavorables al respecto. E1 alarmismo, creemos, está

más fundado en lo que representa el señor González que en lo que dijo, que bien poco y manido fue. ¿Qué

aporta de nuevo el líder del PSOE diciendo que lo que hay que hacer es luchar contra la inflación y el

paro? Soluciones, señor González.

La noticia económica de la semana lia sido sin duda la dimisión y cese del director general del Instituto

Nacional de Estadística y la retahila de problemas que el hecho ha originado a todos los niveles.

Continuamos sin conocer oficialmente el Índice, aunque puede decirse que el aumento del 3,1 por 100 no

hay quien lo mueva; el Gobierno no se ha definido acerca de la política estadística a seguir—si es que en

la estadística debe existir política, lo cual es obstáculo insalvable para que se ocupe la plaza vacante, y las

aguas andan revueltas entre los funcionarios. algunos de los cuales han arremetido contra el único

candidato conocido al puesto, don Ubaldo Nieto, por ser éste del partido liberal—incomprensible

acusación—y haber sido decano de una facultad que siempre fue conflictiva y lo continúa siendo.

Para clarificar algo el tema, YA publicó la lista de artículos de la nueva cesta de la compra. El güisqui no

está, pero sí el agua mineral, lo cual indica que o bien el INE se ha pasado o bien los españolas seguimos

despilfarrando al sustituir el agua del grifo por la que "sólo sabe a agua".

SALARIO MÍNIMO Y SIGNOS EXTERNOS

E1 Consejo de Ministros tocó dos temas importantes el jueves. En primer lugar, elevó el salario mínimo a

440 pesetas, lo que desde la penúltima subida en abril del año pasado supone una mejora de 90 pesetas. Si

se hubiese aplicado estrictamente el aumento del coste de la vida, el aumento del salario hubiera sido de

75,90 pesetas. El Consejo decidió, por otra parte, revisar las normas de valoración de los signos externos

que contempla el impuesto sobre la renta, lo cual ha producido desazón entre los poseedores de vivienda,

automóviles, cotos de caza y pesca deportiva, aeronaves y embarcaciones, caballerías de lujo y

servidores.

Toma de la semana fue también la visita del ministro italiano de Comercio Exterior. En círculos

periodísticos de aquel país se especulaba con la posibilidad de que Ossola hubiera contribuido a

establecer las bases para un supuesto "compromiso da Madrid", por el que Gran Bretaña. Islandia y

Dinamarca renunciarían de momento a aplicar el aumento del 30 por 100 a los productos agrícolas

españoles, y, a cambio, España reduciría aranceles y aumentaría contingentes para productos

comunitarios.

Otros temas: el fructífero viaje del señor Lladó a Brasil y Paraguay; las pérdidas de Hunosa. que alcanzan

los 8.259 millones de pesetas; la escalada de Ruiz Mateos; la cariñosa "pelea" entre los periodistas

económicos y los empresarios; el vigésimo aniversario del nacimiento de la CEE; la puesta en marcha de

Sodiex y Sodican, y los restos de pesimismo sobre la vivienda social. Cierra la semana el discurso del

señor Carriles en el ciclo sobre el crédito, ciclo en el que el señor Otero Novas había manifestado que el

exportador español cuenta con estímulos suficientes y que la calidad y precios son los únicos

condicionantes para acceder a los mercados internacionales.

Pablo GARCÍA DE SOLA

 

< Volver