El ordeno y mando se acabo para siempre, dice Fernández Ordóñez     
 
 Ya.    23/04/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

23-IV-77

"El ordeno y mando se acabó

para siempre", dice Fernández Ordóñez

"Ni estabilización radical ni salto adelante ni no hacer nada, sino redistribución del gasto" • Conferencia

de Fernández Ordóñez sobre "Los partidos políticos frente a la crisis económica y social"

"Los partidos políticos de la derecha sólo ven salida a la crisis económica mediante un plan de

estabilización de corte tradicional que conduciría a un nivel de paro terriblemente alto; la estrategia

económica de otros grupos políticos consiste en preconizar una huida hacia adelante a través de una

reactivación a ultranza que provocaría un aumento de la inflación y del déficit de balanza de pagos al

estilo suramericano; otra alternativa, favorecida por los últimos gobiernos españoles, consiste en no hacer

nada", dijo Fernández Ordóñez en el cielo de conferencias organizado por la Asociación Española de

Ejecutivos de Finanzas sobre el tema "Los partidos políticos frente a la crisis económica y social".

El presidente del Partido Social-demócrata anadió que sólo hay una estrategia viable para salir de la triple

crisis de inflación, desempleo y déficit de balanza de pagos: un plan de emergencia basado en el

asignación financiero y en la resignación del gasto y un programa a medio plazo que sustituya las

deficientes estructuras productivas españolas, junto con un Gobierno fuerte, un respaldo técnico e

internacional. En cuanto al sector exterior, señaló el señor Fernández Ordóñez, habría que provocar un

aumento muy enérgico de las exportaciones y una política de sustitución de importaciones. Este esfuerzo

debe realizarse en un período de varios años. Señaló la evasión de capitales y la política cambiaría como

factores influyentes en el sentido exterior.

La distribución de la renta en nuestro país es muy injusta, y es preciso utilizar decididamente la vía fiscal

para corregir este defecto. Según el señor Fernández Ordóñez, los gastos de la Seguridad Social deberían

correr en parte importante a cargo del presupuesto del Estado; éste debería aplicar un plan general de

empleo que, junto con la igualación de las rentas a través del presupuesto estatal, permita la negociación

de un programa de política económica con las fuerzas de la izquierda democrática y las centrales

sindicales. "Vivimos—añadió—en una época en que todas las soluciones serán negociadas. El ordeno y

mando se acabó para siempre."

 

< Volver