Autor: Navarro Navarro, Beatriz. 
 Los partidos políticos presentan sus programas económicos. 
 Según el PSP hay que socializar el crédito     
 
 Informaciones.    26/04/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 16. 

LOS PARTIDOS POLÍTICOS PRESENTAN SUS PROGRAMAS ECONÓMICOS

SEGÚN EL P.S.P HAY QUE SOCIALIZAR ÉL CRÉDITO

MADRID, 26 (INFORMACIONES, por Beatriz Navarro).

OIGA, y si nacionalizan la Banca, ¿habrá compensaciones fiara los accionistas? ¿Qué medio fie pago van

a utilizar?». La pregunta, Que provocó cierta hilaridad, le fue plantada al Partido Socialista Popular en la

presentación ayer de su programa económico para, las elecciones, en el ciclo que organiza el Instituto

Español de Analistas de Inversiones, y por el que desfilaran los demás partidos. Habían intervenido el

profesor Tierno Galván, don Fernando Moran y don Francisco Bobillo, Estos últimos fueron los que

llevaron el peso del coloquio, pero ninguno de los tres había aludido para nada a la Banca. El curioso

accionista se quedó sin saber la compensación que le correspondería si llegase el caso, pero se le

respondió hábilmente que no se trataba de nacionalizar la Banca, sino de socializar el crédito.

El tema de tas nacionalizaciones acaparó buena parte de las preguntas de los empresarios presentes, junto

con la reforma de la empresa, el sistema financiero, el sector exterior.., La verdad es que el P.S.P no había

sido demasiado concreto en la exposición de su programa económico, y empresarios o no empresarios

tenían sus dudas, Por otra parte, y como es ya tópico en todos los programas económicos, hubo una

explicación más amplia de la situación de crisis en que nos encontramos y de la forma en que se ha

llegado a ella, que de las soluciones concretas para atajarla. Se repitió una vez más el latiguillo de que

«hay que luchar contra el paro y la inflación», pero el como no quedó demasiado definido.

Las líneas maestras fueron expuestas por Tierno Galván, presidente del P.S.P. El profesor tenia prisa,

porque había de acudir a un acto en tí que le iba a ser impuesta la «F» de famoso, y no pudo esperar al

coloquio.

Comenzó afirmando que el P.S.P. está convencido que hay que buscar soluciones sustitutorias, al menos

en algunos casos, a las dadas por el capitalismo a muchos problemas, y algunas de esas soluciones podrán

parecer revolucionarias, aunque no lo son. «No quisiera —remarcó— que se nos confundiera con los

comunistas. No estamos dispuestos a lesionar en lo más mínimo los derechos y deberes que forman parte

de la condición de europeo (sin hablar del «eurocomunismo»). Entre esta frontera y los que creen que el

capitalismo puede dar aún solución a los problemas económicas sin rupturas ni cambios profundos, se

sitúa nuestra acción.»

HAY QUE TRABAJAR

Tras señalar que estamos en los primeros peldaños del proceso político (que desde que murió Franco es

de confluencia, no de divergencia), el «viejo profesor» dijo que había que educar al ciudadano para que

sepa que su relación natural con el medio es el trabajo. «El trabajo se está desvalorizando. El grave

peligro que corremos como comunidad nacional es la falta de productividad. Sólo el trabajo puede hacer

que el Estado, al que le pedimos mucho, pueda subvencionar nuestras necesidades. Esta educación del

hombre debe corresponderse con una modificación de las estructuras. Es menester que reconstruyamos el

Estado, que organicemos la Administración, porque si no su función será inútil. Es necesario purificarla

de corrupción (aunque no creo que ahi esté la solución de todos los males).» En este sentido, el señor

Tierno hizo su primera propuesta concreta: la creación de un organismo presidido por una persona

intachable que vele por la honestidad de la Administración, como ya se hace en otros países, y esto se

podría incorporar a la Constitución, dijo.

La segunda propuesta del profesor, ya plenamente con sentido económico, consiste en, inmediatamente

rebasadas las elecciones, llegar a un pacto entre los partidos, entidades sindicales y empresas, para salir de

la actual crisis. Se discutirían las medidas concretas a adoptar y se propondrían a las Cámaras como punto

de partida. Esto tendría como finalidad la rapidez de acción, ya que las próximas Cortes, según el señor

Tierno, pueden parecerse mucho a las de 1969 y ser excesivamente retóricas.

Más adelante habló «de lo que siempre se habla y nunca llega»: la reforma fiscal. Por supuesto, ésta

deberá respetar lo que hay. «Estamos convencidos que una reforma fiscal con grandes cambios pertenece

al mundo de los sueños. Sin embargo, por muy moderada que sea la reforma, habrá problemas. Los

socialistas siempre tenemos tensión respecto a la empresa, por nuestra ideología proletaria. Pero la clase

social que está absorbiendo el socialismo no es él proletariado. ES concepto sé amplía a la clase

trabajadora, y hay muchos empresarios que son trabajadores.»

La pequeña y mediana empresa fue especialmente citada con términos elogiosos por el señor Tierno y

posteriormente por tes otros ponentes del P.S.P. "En la mayor parte de los casos la integración de estos

empresarios para llegar al socialismo que propugnamos es beneficiosa. Otra cosa son las grandes

empresas y las multinacionales. El proceso de organización de las multinacionales habrá de ser revisado a

fondo."

Finalmente, el profesor se refirió a las nacionalizaciones.: "Hay que socializar algunos grandes sectores

de servicios públicos (Seguridad Social, transporte). Eso debe depender del Estado y ser fiscalizado por

los ciudadanos. En el Parlamento, claro, se discutirá lo que es o no es servicio público, como por ejemplo,

la enseñanza. Distinguió cuidadosamente entre socialización y "estatalización", ya que en el primer caso

se trata —dijo— de una actividad mixta entre el Estado y el usuario.

RUPTURA ECONÓMICA

Tras examinar los nechos que nos han hecho llegar a la critica situación actual, otro miembro del P.S.P.,

Fernando Morán, llegó a la conclusión de que existe una base para la ruptura económica, y en ello dijo

están de acuerdo la izquierda y la derecha, ya que ambos coinciden en que, en este sentido, las cosas van

mal y hay que cambiarlas. "El modelo actual ya no vale, y eso lo saben tanto los empresarios como la

izquierda, por lo que en un largo trecho del camino la racionalización que propugna la izquierda y la que

necesita la economía puede coincidir." "Queremos un modelo de sociedad que no sea un estorbo para el

siguiente paso socialista, pero donde quepa la iniciativa privada. El socialismo no puede renunciar al

aumento del nivel de vida y al progreso." Respecto a la política económica exterior dijo que se está

mitificando el Mercado Común, cuando España puede buscar otros mercados, como el COMECON,

"tercer mundo" (los árabes) o Sudamérica. Posteriormente, en el coloquio se afirmé que el P.S.P.

propugnará que antes del ingreso se plantee un debate nacional y un referéndum sobre el tema.

Tras una breve intervención de Francisco Bobillo se planteo un largo coloquio, en el que numerosos

asistentes plantearon diversas dudas.

— Nacionalizaciones. En principio, el P.S.P. propugna socializar tres sectores: sanidad, transporte

y vivienda (en cuanto a suelo urbano). Pero el Estado debería intervenir eficazmente en Otros

que se considerase necesario. A este respecto se trata de evitar la concentración de excesivo poder

económico, lo que a su vez origina mucho "poder político. Se prometieron programas para sectores

concretos, que pronto serán conocidos.

— Seguridad Social. La asunción de ésta por parte del Estado liberaría a las pequeñas" empresas

de las grandes prestaciones «fue ahora realizan.

— Sector agrario. Se propugnará y favorecerá el cooperativismo, así como la empresa familiar.

— Bolsa. "En este país no ha sido nunca un medio de asignar recursos". Pero puede ser más

representativa del pequeño capital de lo que es actualmente, y esto está relacionado con la reforma

de la empresa. Actualmente está manejada por las grandes empresas. Urge aña reforma de la empresa.

— Plan de estabilización. Nosotros lo que proponemos es austeridad, no el Plan de 1959.

— Sistema fiscal. El Estado apenas puede atender a las necesidades públicas por la baja presión fiscal y

por el alto grado de fraude. Hay que aumentar la presión fiscal y eliminar éste.

— Política laboral. Hay que acabar con el paro mediante una política de obras públicas, aumentar las

prestaciones por desempleo, desgravar las rentas del trabajo y aumentar las pensiones a los jubiladas.

— Haciendas locales. Hay que descentralizar si sistema fiscal que ha empobrecido las Haciendas

locales. Hay que evitar los desequilibrios existentes y dotarlas de recursos.

EL PARTIDO DE TIERNO GALVÁN,

SIN EMBARGO, DICE QUE NO ES NECESARIO

NACIONALIZAR LA BANCA

26 de abril de 1977

 

< Volver