José Ramón Lasuén, pesimista. 
 La inflación subirá al 35 po 100     
 
 Pueblo.    28/04/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

JOSÉ RAMÓN LASUEN, PESIMISTA LA INFLACIÓN SUBIRÁ AL 35 POR 100

José Ramón Lasuén, de la Federación Social Demócrata, ha manifestado a -Empresa 2000- que la tasa de

inflación alcanzará un nivel interanual de un 35 por 100 en el mes de junio: la tasa de paro aumenta a un

ritmo de 50.000 personas al trimestre, y el déficit de pagos va a ser de más de 4.000 millones de dólares.

A juicio del profesor Lasuén, el puebla español lleva tres años de hipnosis colectiva, engañados por las

declaraciones del Gobierno, por las propias declaraciones de los empresarios y por los deseos de todo el

mundo para no afrontar la crisis, que es la más grave que tiene el mundo desde el año 1930. En estas

circunstancias, afirma, lo que se ha hecho ha sido comprar la conducta de toda la gente: la del obrero,

permitiendo alzas de salarios injustificadas; la del empresario, dando créditos fáciles de una u otra forma

a empresas en quiebra; y la del consumidor, subvencionando masivamente el consumo, todo ello

mediante un endeudamipnto externo intolerable para que estas personas aceptaran la reforma política sin

antagonismos excesivos».

A su juicio la reforma fiscal se realizará en un futuro próximo, sí bien «lo que ocurrirá es que no va a

servir para nada, porque no se basará en establecer el fraude fiscal como delito fiscal».

En cuanto a los tipos de interés, a los que califica de una defraudación, advierte que «hay

aproximadamente 150.000 o 200.000 millones de pesetas que salen de cuentas de ahorro recibiendo el

2ó3 por 100. con una tasa de inflación del 30 por 100, y que luego se prestan a las grandes empresas al

4,5 por 100 con una prima de beneficios del 26 por 100. Es una inmoralidad tan grande que significa la

corrupción generalizada.»

Por último, el profesor Lasuén se manifiesta en contra de la política de nacionalizaciones que se ha

realizado porque, a su juicio, lo único que se ha hecho es nacionalizar las pérdidas en lugar de

nacionalizar los beneficios. «Hoy en día —afirma— la mayor parte de los analistas se dan cuenta de que

las intervenciones directas son incompetentes, porque el Estado Central no conoce bien cómo intervenir

en las diferentes áreas del país; las administraciones locales lo conocen mejor, y por lo tanto se va a una

descentralización de la intervención, más que a una centralización, y asimismo se da cuenta todo el

mundo de que la empresa pública es menos íntervenible que la empresa privada, crea un estado dentro de

un estado, crea una burocracia.»

José Ramón Lasuén se declara a favor de la concurrencia en contra de las nacionalizaciones, y a favor de

las intervenciones del Estado a través de un sistema fiscal eficaz, que se base en el delito fiscal como

cimiento único para que no se produzca el fraude, y por una descentralización del gasto como control de

éste por las poblaciones afectadas.

 

< Volver