Enviado ayer por el Ministerio de Hacienda a las Cortes. 
 Presupuestos 80: combinar austeridad con reactivación     
 
 Diario 16.    02/10/1979.  Páginas: 1. Párrafos: 18. 

Diario16/2-octubre-79

Enviado ayer por el Ministerio de Hacienda a las Cortes

Presupuestos 80: Combinar austeridad con reactivación

MADRID, 2 (D16).- Un crecimiento de los gastos corrientes de! ¡6,6 por 100, un déficit presupuestario

de 290.000 millones de pesetas (en su mayor parte financiado a través del recurso al Banco de España),

freno de los gastos consuntivos, moderación de la presión fiscal que tendrá un incremento del 0,43 por

100, apoyo al desempleo y utilización de los incentivos fiscales a la inversión son quizá los rasgos más

destacados del proyecto de Presupuestos Generales del Estado para e! año próximo, enviados ya a las

Cortes y presentados a mediodía de ayer a los medios de comunicación por el titular de Hacienda, Jaime

García Añoveros.

E! ministro de Hacienda adelantó los objetivos macroeconómicos para el año próximo que, de acuerdo

con los estudios realizados por el Gobierno, podrían cifrarse en una tasa de crecimiento económico, en

términos reales, de entre el 3 y el 4 por 100 y un crecimiento de los precios de consumo de entre el 12,5 y

el 13,5 por 100.

El déficit

Para el año próximo, el déficit proyectado asciende a 290.000 millones de pesetas, cifra superior a la

previsión establecida hace un año para el año 1979, pero que queda ligeramente por debajo de los 300.000

a que finalmente parece que llegaremos en el presente ejercicio.

«Se consolida —dijo el ministro— el enorme esfuerzo inciado para quebrar el ritmo de incremento

evidenciado por esta magnitud de forma que su financiación no plantee problemas insolubles a la política

monetaria ni a la adecuada participación del sector privado en los recursos del sistema crediticio.»

La motivación básica de este déficit estriba en el apoyo que el Estado prestará durante el año próximo a

algunos agentes económicos, tales como e| ¡desempleo, la Seguridad Social, el Instituto Nacional de

Industria, los sectores en . crisis y las Corporaciones Locales.

Los gastos

El manejo de los gastos del Estado para el año próximo presenta algunas características de austeridad. En

primer lugar, las retribuciones de los funcionarios intentarán el logro de una mejor productividad en el

sector público, lo que se pretende instrumentar por medio de un aumento de la masa salarial media del

12,5 por 100 que no se distribuye proporcionalmente, ya que 4 puntos son reservados para homogeneizar

retribuciones e incentivar al personal «más capaz y dedicado». En segundo" lugar, las plantillas serán

congeladas. En tercero, se establece un sistema de incompatibilidades en el desempeño de dos o más

empleos simultáneos en cualquiera de las administraciones públicas.

El empleo

Los incrementos más significativos de los gastos se producen en las actividades energéticas (aumento del

78 por 100) y en las relacionadas con el apoyo al desempleo. Destacan las dotaciones de 40.000 millones

de pesetas para el INI; los .20.000 millones de pesetas para los sectores naval y siderúrgico y los 10.000

millones de pesetas para apoyo a la creación de puestos de trabajo.

Se prevé un crecimiento del producto interior bruto el año próximo entre el 3 y el 4 por 100 La masa

salarial de los funcionarios aumentará de media un 12,5 por 100, con incentivos para mejorar la

productividad. Se congelan las ampliaciones de plantillas La presión fiscal aumentará levemente para

fomentar la inversión

En materia de ayuda al desempleo, el Presupuesto para 1980 establece importantes asignaciones. En pri-

mer lugar, las aportaciones estatales a la Seguridad Social pasan de 86.000 millones de pesetas del ejer-

cicio en curso a los 144.500 millones el próximo año, lo que supone un paso adelante para lograr el

objetivo de financiar en 1984 el 20 por 100 de los gastos de la Seguridad Social con aportaciones directas

del Presupuesto.

El apoyo directo al desempleo, de acuerdo con el compromiso del programa económico del Gobierno de

financiar el 40 por 100 de los gastos generados por las prestaciones para los desempleados, se concreta en

80.000 millones de pesetas, 20.000 más que en este año. Pero el total de .fondos asignados a situaciones

directamente relacionadas con el paro y su corrección supera los 254.000 millones de pesetas, ya que es

preciso añadir a los 80.000 millones las cantidades destinadas a. aportar a sectores´ en crisis, incentivos

para crear puestos de trabajo, etcétera.

Presión fiscal

Los ingresos para el año . próximo se acercan a los dos billones de pesetas, con aumento del 23,9 por 100

sobre los previsibles para el año en curso. La presión fiscal se situará, de acuerdo con estas cifras, en el

12,41 por 100, lo que supone un aumento del 0,43 sobre el año en curso. Según García Añoveros, este

aumento se hace «en coherencia con las previsiones del Gobierno de procurar una mayor justicia fiscal

sin constituir un factor distorsionante de la economía de las familias y de las empresas».

Sobre el total de los ingresos del Presupuesto, los fiscales constituyen el 84,4 por 100. Los impuestos

directos superan en un 7,7 por 100 a los indirectos, casi en la misma proporción que este año. La

imposición directa crecerá en un 19,4 por 100 (el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, en su

nueva configuración, aportará 639.000 millones de pesetas), mientras que la indirecta progresará en un

24,9 por 100. siempre respecto a los ingresos esperados por ambos conceptos en el año en curso. La

mayor aportación de los impuestos indirectos vendrá por el de lujo, con 266.000 millones de pesetas.

PRESUPUESTO DEL ESTADO POR CATEGORÍAS

En la confección del Presupuesto se han tenido en cuenta algunas exigencias, entre las que destacan las

siguientes:

• Aumento al 22 por 100 del porcentaje de deducción de la cuota para inversiones a realizar el año

próximo en compras de Deuda Pública del Estado o del Tesoro. Será del 20 por 100 cuando se trate de

inversiones en deuda o empréstitos de entes públicos.

• Se prorroga el régimen especial de este año para el Impuesto sobre Sociedades para las inversiones que

creen nuevos puestos de trabajo.

• No habrá regularización de balances este año, pero sí el próximo para eí periodo de dos años que

finaliza en diciembre de 1980.

• Se eleva el mínimo exento del Impuesto sobre el Patrimonio para encajar los aumentos en las

valoraciones de los bienes patrimoniales más difundidos entre los grupos de rentas bajas y medias,

aunque no se modifica la tarifa.

El sacrificio fiscal

El Presupuesto para el año próximo hace también una evaluación de los «gastos fiscales», es decir, el

dinero que el Tesoro deja de ingresar a causa de excepciones por diversas justificaciones. , Estos gastos, o

sacrificio fiscal, se evalúan en unos 394.026 millones de pesetas. Es decir, alrededor del 20 por 100 de lo

que el Tesoro tendría que ingresar lo sacrifica en aras de objetivos específicos. De todas formas, el

sacrificio fiscal será en 1980 sensiblemente inferior al de 1979, que ascenderá a unos 445.500 millones de

pesetas.

Finalmente, el Presupuesto de 1980 realiza una consignación presupuestaria de las subvenciones, que

hasta ahora se satisfacían con cargo a la Renta de Petróleos, sin que tuvieran manifestaciones

presupuestarias.

 

< Volver