Autor: A. M.. 
 Según Álvarez Rendueles. 
 El crédito en España es barato     
 
 ABC.    08/09/1979.  Página: 24. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

SEGÚN ALVAREZ RENDUELES

EL CREDIT0 EN ESPAÑA ES BARATO

Oviedo, 7. (De nuestro corresponsal.) «En términos generales, el crédito español es barato, aunque los

empresarios se están quejando siempre por todo lo contrario», manifestó el gobernador del Banco de Es-

paña, señor Alvarez Rendueles, en su comunicación sobre «El sector público ante la crisis», presentada en

los cursos de la Academia Asturiana de Estudios Hispánicos, que se celebran en Aviles.

En apoyo de esta afirmación, Alvarez Rendueles adujo que el crédito oficial en nuestro país está en el 10

por 100 frente al 12,50 que han de pagar los empresarios norteamericanos. También son favorables las

condiciones de los créditos interbancarios españoles respecto a los de otros países de Europa, dónde se

han pagado al 140 por 100, mientras aquí se abonan al 70 por 100. Añadió eí gobernador del Banco de

España que es absurdo pensar ahora en una nueva devaluación de la peseta, y dijo que España acaba de

superar la cifra de los trece mil millones de dólares en reserva de divisas, plusmarca absoluta en este

aspecto, y que se debe, entre otras cosas, a las inversiones extranjeras, que actúan a doble ritmo que en el

ejercicio anterior.

NUEVOS BILLETES—El señor Alvarez Rendueles señaló también que el Banco de España está

trabajando en proyectos de nuevas series de dinero distintas, en cuanto a su formato, a las actuales en

billetes de 100, 500, 1.000 y 5.000 pesetas. Nuestra punto de vista —dijo— es adecuar, en cuanto 3 su

forma, nuestra moneda al tipo del dólar, por lo que los billetes serán más estrechos y más cortos.

«Como aprobar un plan de este tipo y ejecutarlo exige una decisión del Consejo ejecutivo del Banco de

España, creo —señaló el señor Alvarez Rendueles— que no estarán en la calle hasta 1981.»

«Está en estudio —dijo— la posibilidad de sacar nuevas monedas de 100 pesetas, de un tamaño similar a

las de 50, aunque diferenciadas para que no se confundan. Una de las razones de volver a la moneda de

100 pesetas es que mientras el papel tiene de vida de uno a dos años, la moneda metálica dura unos

diez.»—A. M.

 

< Volver