Rueda de prensa de Fontán y García Añoveros. 
 Hacienda quiere reducir el gasto público en cien mil millones  :   
 Los ayuntamientos se financiarán con parte del impuesto sobre la gasolina y con nuevas contribuciones. 
 ABC.    24/07/1979.  Páginas: 1. Párrafos: 12. 

ABC. MARTES, 24 DE JULIO DE 1979.

RUEDA DE PRENSA DE FONTAN Y GARCÍA AÑOVEROS

HACIENDA QUIERE REDUCIR El GASTO PUBLICO EN CIEN MIL MILLONES

Los Ayuntamientos se financiarán con parte del impuesto sobre Id gasolina y con nuevas contribuciones

urbanas.

Ei ahorro de 100.000 millones de pesetas del gasto público y la financiación de los Ayuntamientos por

participación en los impuestos generales percibidos por el Estado, entre ios que figura el aumento de la

contribución urbana y los usos de carburantes, fue explicado ayer por los ministros dé Hacienda y

Administración Territorial en una rueda de Prensa celebrada en e! Ministerio de Hacienda.

Esta financiación de las Corporaciones Locales,-aprobada en el Consejo de Ministros del pasado viernes,

comprende dos vertientes, una mediante ingresos propios y otra .por participación en los impuestos

generales percibidos por Ja Hacienda Pública. Esta segunda parte es la que los ministros Garcia Añoveros

y Antonio Fontán han analizado.

PARTICIPACIÓN EN IMPUESTOS.—Desde el pasado 2 de julio, dado que el decreto tiene carácter

retroactivo, las haciendas municipales aumentaron sus ingresos mediante participación en los impuestos

generales del Estado, principalmente por los dos conceptos siguientes:

1. Participación en el aumento de dos pesetas por litro de los impuestos sobre la gasolina y aumento en

los valores catastrales de ia contribución urbana.

2.

2.Dos pesetas por litro d© los impuestos que gravan la gasolina se destinarán a un Fondo Nacional de

Cooperación Municipal, que lo repartirá de forma directamente proporcional al número de habitantes de

cada Municipio, de acuerdo a un índice que osería entre dos para los Municipios de más de 100.000

habitantes y uno para ¡os de menos de 5.000.

DÉFICIT.—-En cuanto al aumento de la contribución urbana se fijará, por el momento, multiplicando el

valor asignado en fa actualidad por un índice descendente, según los años, que oscila de dos a uno.

Se trata con estas, medidas dé hacer disminuir en 15.000 millones, durante los seis meses que restan del

año, el déficit dé ios Ayuntamientos, que es de 30.000 millones anuales, de acuerdo a los Presupuestos

Generales del Estado para 1979.

La explicación del decreto-ley sobre ios Ayuntamientos, aprobado en la última reunión ministerial, dio

pie ai titular de Hacienda para exponer la política de su Departamento de captación de ingresos

adicionales, por «na parte, y de reducción de gastos, por otra, para paliar en lo posible e! déficit

presupuestario de 200.000 millones de pesetas, que en realidad se ven aumentados en 50.000 al aprobarse

los presupuestos con seis meses de retraso y haber partidas imprevistas en íg momento de elaboración:

90.000 millones 4® déficit por Seguridad Social y Seguro de Desempleo, 30.000 millones de pérdidas de

las empresas del INI y otros 30.000 millones que necesita el Instituto Nacional de Industria gara

revítalizar algunas da sus empresas, todo ello arroja un déficit, en sentido realista, de 400.000 millones en

este año.

REDUCCIÓN.—Eí señor García Añoveros señaló los apartados en tos que se pretendían tales

reducciones y que son:

Gastos generales y ordinarios en un 2 por 100, lo que representa 40.000, millones. Declarar en suspenso,

por tres años, la aplicaciónn de Ja ley que reconoce los trienios de Í^8 funcionarios públicos contratados o

interinos, que supone unos 20.000 millones.

Otros 40.000 millones se ahorrarán tras la modificación en la regulación de incapacidad laboral

transitoria, seguro de desempleo y farmacia de la Seguridad Social, de forma que éi déficit global no

sobrepase los 300.000 millones de pesetas.

Dé ellos, 70.000 millones serán financiados con emisión de deuda pública y el resto con recurso al Banco

de España y mediante crédito exterior.

«Dado que en estos momentos no se pueden aumentar los impuestos no hay más remedio que reducir

gastos», aseguró el ministro de Hacienda. «A partir de ahora —continuó— se instrumentarán las medidas

necesarias para valorar el gasto público en función de su necesidad y rentabilidad.»

 

< Volver