Las empresas públicas perderán cien mil millones en 1979  :   
 Renfe, Hunosa, Ensidesa y Seat seguirán encabezando el ranking de pasivos. 
 ABC.    25/07/1979.  Página: 25. Páginas: 1. Párrafos: 13. 

LAS EMPRESAS PUBLICAS PERDERÁN CIEN MIL MILLONES EN 1979

Renfe, Hunosa, Ensidesa y Seat seguirán encabezando el «ranking» de pasivos

EN más de 100.000 millones de pesetas se calculan las pérdidas que registrará, en 1.979, leí totalidad de

empresas públicas españolas. Renfe (con cerca de 40.000 millones) y Hunosa (con unos 20.000)

seguirán encabezando este «ranking» de pasivos, seguidas, una vez más, por Ensidesa, Seat, Feve, Altos

Hornos del Mediterráneo y Asideros del INI.

Ante tan precaria situación, en el Ministerio de Hacienda se trabaja err te realización de una serie de

«contratos-programa» con cada una de esas sociedades, a aplicar a partir de 1980. En estos Contratos, la

Dirección de! Patrimonio del Estado fija unos «ratios financieros o de carácter empresarial que deben

cumpjirse en unos plazos determinados (tres años, generalmente)., y está prevista la creación de unas

«colisiones de seguimiento» ´de los contratos para asegurar su cumplimiento.

El director financiero del INI analiza la crisis del «holding

Tal y corno adelantó ayer ABC, el ministro de Industria ha dirigido al INI un documento, en el que se

exponen tres frentes de actuación —inscritos en el programa económico «ue hoy debe examinar el

Gobierno— para aminorar los resultadas negativos previstos para fas empresas publicas en 1979; Esos

frentes son:

1. Un plan de capitalización para reducir los excesivos costes financierosque gravan negativamente las

cuentas de explotación.

2. Una mejora de la gestion a través de la valoración de sus resultados.

3. Una adecuación de ios medios a los objetivos señalados y una actuación sobre los precios

condicionada a las alzas de costes.

El objetivo de esas medidas es, en definitiva, no sobrecargar al INI para iniciar un proceso de

saneamiento, ABC se lia, puesto en contacto con, una fuente autorizada, Fernando Rubio, director

financiero del INI, para evaluar la actual situación del «holding». El señor Rubio señaló, en primer lugar,

la frecuencia con que la Prensa, analiza la, estructura financiera del INI «orno grupo de empresas,

mientras prácticamente son inexistentes los análisis del INI. «orno tal, es decir, del INI «holding». A

continuación resumimos casi literalmente «1 aiasiióstieo del director financiero del Instituto:

Al 31 de diciembre dg 1978, el INI «holding» contabilizó unas aportaciones delTesoro que ascendían a

75.249 millones de pesetas, importe que no ha sido ; insuficiente para acometer al volumen de versiones

que ha realizado el Instituto, lo ««« ha producido un deterioro muy importante de su estructura financiera.

Los recursos propios en la fecha indicada, representaban el 29 por 100 Jfe.ltts- recursos totales. , -If o¡r»

ó}tí^ ´-Tatú»!,, v las inversiones directas del INI básicamente participaciones accionarias eran en esa

fecha de 161.572 millones de pesetas, de los que solamente 109.066 millones están cubiertos por recursos

propios, lo que produce un déficit estructural de 52.506 millones de pesetas. Si las previsiones hechas se

cumplen el déficit pasaría a ser superior a los 61.000 millones de pesetas en 1979.

Este déficit incide de una manera directa en la estructura financiera de las empresas;,- ya ;,quf parte de las

aportaciones del capital que el INI debería haber hecho a sus empresas se han realizado vía créditos para

asegurarse así e1 cumplimiento de jos compromisos contraídos, pago de intereses y devolucion del

principal, con las instituciones financieras nacionales y extranjeras.

Paralelamente,. jr según la política´ económica marcada po´r él Gobierno", el volumen fle inversión de las

empresas del grado ha ido creciendo sin «ue existiese la debida armonía entre los recursos financieros

necesarios para hacer frente a la misma. De esta forma, con unos recursos aportados por «1 Tesoro de

poco más de 75.000 millones de pesetas, se cuenta con un inmovilizado neto dr casi 800.000 millones y

pon unos activos totales superiores a 1,3 millones de pesetas lo que representa el 9,6 por 100 del

inmovilizado neto y el 5,6 por 100 de los activos totales. Ante este imnorÉ´ante efecto multiplicador; el

señor Rubio llega a tres conclusiones finales «ue ´ pueden esclarecer los intentos del Gobierno en «1.

saneamiento financiero del Instituto. La primera es que, de seguir por este camino, el INI se vería inmerso

en una situación muy delicada no podría seguir´ siendo un instrumento válido fie creación de riqueza. Por

estas razones, el déficit estructural del Instituto Nacional* de ´Industria debería ser cubierto con

aportaciones del Tesoro, si no de una sola vez, sí al menos durante un pérídda de tiempo razonablemente

corto.

La segunda conclusión consiste en adecuar la política de inversiones del grupo a sus planes estratégicos y

a su capacidad financiera. Y la tercera conclusión señala la necesidad de mantener informada

puntualmente a la opinión pública mediante el oportuno rendimiento: de cuentas a través de los órganos o

instituciones que el Gobierno estime pertinentes.

 

< Volver