Autor: Reinlein García-Miranda, Fernando. 
 La entrevista política del lunes. Declaraciones a DIARIO 16: Rojas Marcos ataca de nuevo. 
 «El PSOE está en un callejón sin salida tras la moción de censura»  :   
 «Por eso busca un presidente de derechas y está despuesto a apoyar a un militar». 
 Diario 16.    11/08/1980.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 34. 

Diario16/11-agosto-80

LA ENTREVISTA POLÍTICA DEL LUNES

Alejandro Rojas Marcos, señorito andaluz para unos, «Lerrux» redivivo para otros y líder indiscutible del

nacionalismo andaluz para muchos, cree que el PSOE está en un callejón sin salida y que es sospechosa

su prisa por llegar al Gobierno.

El secretario del PSA, duramente atacado por los dirigentes del PSOE, se reafirma en sus declaraciones

sobre los contactos de este partido con jefes militares y anuncia la próxima presencia de un grupo

andalucista en el Senado español a partir de la celebración en noviembre de elecciones parciales en

Almería y Sevilla.

Declaraciones a DIARIO 16: Rojas Marcos ataca de nuevo

«El PSOE está en un callejón sin salida tras la moción de censura»

«Por eso busca un presidente de derechas y está dispuesto a apoyar a un militar»

Por primera vez en la historia habrá un grupo andalucista en el Senado

Codo con codo con el pueblo catalán, de igual a igual, vamos a construir la nueva Cataluña

Texto: Fernando REINLEIN

Madrid - Alejandro Rojas Marcos, secretario del Partido Socialista Andaluz (PSA-PA), entiende que el

PSOE está en un callejón sin salida después del fracaso de la moción de censura y por eso busca otros

procedimientos, como el de aceptar un presidente militar.

Cuando en Cataluña el líder andalucista se refirió a esta posibilidad —se hablaba entonces del teniente

general José Vega Rodríguez y del general de división Alvaro Lacalle Leloup--la reacción del PSOE fue

fulminante, mientras que guardaron silencio a la noticia adelantada por un periódico de Madrid.

«Reaccionaron, violentamente por cierto, cuando nada dijeron a un periódico que en esas fechas estaba

muy bien informado, después del almuerzo del presidente Suárez con directores de medios informativos»,

matiza Rojas Marcos para quien la situación está muy clara.

«El PSOE personalizó el conflicto con UCD en vez de politizar el conflicto con UCD. Es decir,

alternativa política frente a alternativa política, izquierda frente a derecha. Y ahora se ve obligado a

personalizar las soluciones. Están buscando un presidente y un presidente en los medios de la derecha.»

«No es hora de salvaciones»

—¿Y usted estaría de acuerdo con un militar al frente del Gobierno?

—A mí no es que me parezca mal un Gobierno de salvación nacional presidido por un militar, pero

cuando llegue la hora de la salvación, en la que no estamos. Incluso llegado ese día, podría ser un

Gobierno presidido por un militar, un militar independiente, en el que deberían estar presentes todos los

grupos políticos y donde desde luego el grupo andalucista estaría. Esto significaría una quiebra de los

mecanismos constitucionales. Sería el último cartucho.

—¿Cree usted que al PSOE le falló realmente la moción de censura?

--Efectivamente no les funcionó y por eso tienen que recurrir a estas cosas. Yo la verdad es que no

entiendo muy bien cuál es la alternativa del PSOE. ¿Es que creen de verdad que puede gobernar un

partido de izquierdas con una mayoría parlamentaria de derechas? ¿Por qué tanta prisa en llegar al

Gobierno? A un partido de derechas ya le cuesta bastante obtener la tolerancia de los poderes fácticos.

¿Se cree el PSOE acaso que la conseguiría, o es que piensa gobernar en derecha?

Y no hay que olvidar que el PSOE es coherente cuando mantiene contactos con líderes de la derecha y

con algún jefe militar.

—¿Qué opinión le merece la frase, destinada a usted, de «es un profesional de la mentira y mercenario de

la derecha»?

—No creo que haya habido nadie como yo que haya tenido la excepcional experiencia de en veinticuatro

horas ser objeto de los más bajos insultos que nadie haya podido recibir por parte de cinco miembros de la

comisión ejecutiva del PSOE. Concretamente Alfonso Guerra, Carmen García Bloise, Javier Solana,

Pedro Bofill y Guillermo Galeote.

Yo ni sé, ni quiero, ni puedo, utilizar ese lenguaje. Pero sí analizo estos ataques. Cuando un partido tan

grande ataca de esa manera a un partido tan chico, será porque el partido grande está dejando de serlo y el

chico comienza a ser grande.

«Vamos a construir Cataluña»

—El PSA cuenta con dos parlamentarios en Cataluña donde se ha erigido en defensor de los andaluces

emigrados y ha logrado constituirse en grupo parlamentario. ¿Qué precio político ha pagado el PSA para

lograrlo?

—No ha habido precio ni pacto. El PSA cuando realiza algún pacto, no lo oculta, como no ocultó el que

hizo con UCD en el Congreso. El PSA es un partido serio y riguroso. Somos atacados pero luego los

hechos nos dan la razón.

Cuando hace un año dije en Barcelona que el PSA defendería los derechos de los andaluces en el

Parlamento catalán, fui duramente atacado. En las elecciones, los andaluces de Cataluña pusieron su

confianza en nosotros y tenemos dos parlamentarios. Hoy la Cataluña institucional ha reconocido la voz

del PSA como la voz de los andaluces de Cataluña.

Pero no vamos a enfrentarnos a los catalanes, sino codo a codo con el pueblo catalán, de igual a igual,

vamos a construir la nueva Cataluña.

— ¿Es Alejandro Rojas Marcos el «lendakari» o el «honorable president» en versión andaluza?

—El PSA no puede homologarse con el PNV y CD porque la realidad socioeconómica andaluza es

diferente a la vasca o la catalana porque el modelo de sociedad de nuestro partido no es el mismo que el

de PNV o CD. Ahora bien, del mismo modo que esos dos partidos son la alternativa nacionalista más

importante en Euskadi y Cataluña, la alternativa nacionalista en Andalucía se llama PSA.

Nosotros tenemos buenas relaciones con estos grupos y hay que tener en cuenta que la construcción del

Estado autonómico, o se hace de la mano de los grupos nacionalistas o no se hace.

«El 151 saldrá adelante»

—¿Andalucía por encima de todo, tanto como para romper lo que fue en su día la Federación de Partidos

Socialistas?

Alejandro Rojas Marcos señala que propugnó la unión de dos de las tres alternativas socialistas de

entonces, PSP y FPS, y que no fue entendido, cuando aquella solución hubiese sido un magnífico

instrumento para la construcción del Estado autonómico.

Aquella solución se rompió y Alejandro Rojas recuerda que fue Joan

Reventós el responsable. Ante mis miedos de entonces, Reventós me dijo: «No te preocupes. Yo entraré

en el PSOE el último y detrás de ti». Luego se ha demostrado que el PSA fue el único que aguantó el tipo.

Y para responder a ese «Andalucía por encima de todo» Alejandro Rojas Marcos echa mano del himno

anóaluz. «Todo por una Anadalucía libre, por España y por la Humanidad.»

Una Andalucía libre de explotación es el objetivo, y el medio, también está en nuestro himno:

«Andaluces, levantaos, pedid tierra y libertad.»

—¿Partido Socialista Andaluz o Partido Andaluz?

—Nuestro nombre es Partido Socialista de Andalucía, Partido Andaluz. Somos un partido nacionalista y

socialista. No creemos que hoy día en Andalucía se pueda ser una cosa sin ser la otra.

• Hablar con Rojas Marcos sin pronunciar la cifra mágica para los andaluces desde el 28 de febrero no es

posible. ¿Habrá «151» para Anadalucía con el apoyo ofrecido por los vascos?

—El 151 será posible con el apoyo de otros grupos y sin el apoyo de nadie. Saldrá adelante porque un

pueblo que moviliza como el 28 de febrero y logra el 55 por 100 de los votos tiene que conseguir que se

repare ese error histórico.

No obstante puedo decir que tanto Carlos Garaicoechea como Jordi Pujol están comprometidos conmigo

en apoyar el 151.

—¿Planes inmediatos del PSA?

—Vamos a conseguir un grupo andalucista en el Senado. Somos un partido serio. Nadie creía en los

resultados de las elecciones generales y ahí están. Nadie creía en lo de Cataluña y ahí está. Y ahora vamos

al Senado. Hay elecciones parciales en noviembre en Alemría y en Sevilla. Y vamos a ganar.

Y vamos a ganar porque los andaluces se han dado cuenta de que la presencia del PSA en Cataluña y el

Parlamento español es de una utilidad enorme. Y ahora va a tener la oportunidad de colocar a unos

andalucistas en el Senado por primera vez en la historia.

Porque existe una frustración y una indignación en Andalucía contra la UCD, que hizo fracasar el 28 de

febrero y contra el PSOE que lo permitió, aunque apoyó después el 28 de febrero. ¿Y cómo van a

conseguir colocar sus candidatos? Ganará el PSA porque los andaluces se han dado cuenta que sus

intereses son los intereses que defiende el PSA.

 

< Volver