No se ven por ahora motivos de alarma al considerar el comercio hispano-británico  :   
 Discurso del marqués de Santa Cruz en la reunión de la Cámara de Comercio española en Londres. 
 ABC.    05/06/1959.  Página: 57. Páginas: 1. Párrafos: 15. 

A BC. VIERNES 5 DE J U NIO D E 1959. EDICION DE LA MAÑANA. PAG. 57

«NO SE VEN POR AHORA MOTIVOS DE ALARMA AL CONSIDERAR EL COMERCIO

HISPANO-BRITANICO»

Discurso del marqués de Santa Cruz en la reunión de la Cámara de Comercio española en Londres

Según datos de la Cántara de Comercio de España en la Gran Bretaña, "las exportaciones españolas a

dicho país en 1958, comparadas con las del año anterior, han sufrido un descenso de medio millón de

libras esterlinas. No es de extrañar esto si consideramos que nuestros minerales metálicos y desperdicios

de metal bajan de 1.069.711 toneladas (6.208.512 libras) en 1957 a 701.738 (3.468.800) en 1958.

Por otro lado, las cifras correspondientes a nuestras exportaciones de frutas y hortalizas a Gran Bretaña

aumentaron, en valorización total, en 412.000 libras esterlinas con relación al año anterior como

consecuencia de haberse conseguido en dicho año, excepcionalmente, precios muy remunerativos para

algunos productos.

Hay artículos españoles que pueden resistir favorablemente la competencia internacional. La Propaganda

en un mercado tan codiciado, como el inglés, donde ´ todos los días surgen campañas publicitarias

magníficamente organizadas, debe distinguirse por su sonstancia y por su seriedad. Nada más

contraproducente para el carácter de los habitantes de Gran Bretaña que hacer propaganda de una cosa

que no se encuentre en el mercado o que no reúna las condiciones sugeridas.

A tales efectos propagandísticos la Cámara tornó la organización directa, bajo el control de la Oficina

Comercial, del pabellón español en la "Daily Mail Ideal Home Exhibitión" y del "Silver Jubilee

Conference", de la "Retail Fruit Trade Federatión".

Refiriéndonos a la primera, obra de carácter típicamente español, se dividió en dos secciones; una

dedicada a artículos manufacturados y otra a productos alimenticios. Nuestra artesanía, por su singular

belleza, llamó la atención.

La sección de productos alimenticios comprendió los frutos típicos que en esta época del año exporta

España a la Gran Bretaña, tales como naranjas, plátanos y tomates de Canarias. Después de largo período

de ausencia el público pudo probar las pasas deshuesadas de Alicante y Valencia, el arroz que

antiguamente gozaba de tanta fama y que circunstancias especiales no nos permitieron últimamente

exportar, conservas vegetales y de pescado, turrón y paella en latas, jugos de naranja, aceite de oliva y

aceitunas.

Para el actual ejercicio (1959-1960), la Junta Directiva de la Cámara está constituida así:

Presidente, D. Javier Carande; vicepresidente, don José Betancor; vocales, don Antonio Guerra, Mr. John

W. White, Mr. G. S. T. Leinster, D. Francisco Granell, Mr. E. Richards, D. Víctor Mederos. D. Francisco

González, D. Gelasio Siliuto Marrero, D. José Más, D. Jacinto Montealegre, D. Antonio González y Mr.

L. W. Steer; letrado consultor, don R. Valls y Carreras; tesorero, don P. G. Barber, y secretario, don R.

Ruiz de Pinedo.

DISCURSO DEL EMBAJADOR DE ESPAÑA EN LONDRES

En la última, reunión .de la Cámara de Comercio española en Gran Bretaña, el embajador, marqués de

Santa Crús, pronunció un discurso en el que, entre otras cosas, afirmó:

"La. exportación .española se ve afectada en estos momentos por la liberalizacion del comercio o paso al

régimen multilateral de varios países qué son nuestros principales clientes. Al sistema de cupos

concertados, propio del sistema.bilateral, que nos dejaba un hueco en cada .mercado, viene a sucederle un

nuevo sistema exigido por los orgánismos. de coordinación europea. A la; licencia de importación sucede

la importación libre y al "clearing" bilateral una convertibilidad entre las monedas :de varios países de la

Europa occidental. Nace, pues, una hueva etapa de dura lucha para .nuestros productos que sé ofrecen en

mercados de par en par abiertos a toda la competencía mundial en proporciones., desconocidas en

cualquier tiempo pasado, y. en momentos en que nuestra economía interior se esfuerza .por sincronizar

con el momento europeo.

Si queremos salir triunfantes en la dura competencia—añadió—, le es indispensable a España la

colaboración de las .experiencias y afanes de sus comerciantes, reunidos o;no reunidos en organismos

asesores.

Así, en este momento, la´ Cámara adquiere un especial relieve,, pues sois vosotros los que estáis en

vanguardia: de nuestra acción exportadora y los que defendéis .nuestro más firme, íntimo y tradicional

baluarte, comercial, el mercado británico.

No se ven, por ahora, grandes motivos de alarma al considerar las cifras, básicas del comercio, hispano-

británico.

Hay jalonada una inmensa, labor futura en materia de transportes, contratación de servicios de

desembarco, inspección dirigida en destino,: labor de .agentes ,y, sobre todo, .en propaganda, que necesita

de vuestra cooperación.

El año 1958 señala, una baja en nuestra venta de patata, cebolla, tomate y lechuga. Estas bajas pueden

obedecer a coyunturas de cosecha, inevitables. En cambio; las recientes campañas de patata, y tomate

canarios inducen al optimismo. Por otra parte, nuestra exportación de zumos cítricos, .se multiplica por

siete .entre. 1957 y 1558 y el consumo del jerez aumenta.

Nuestra balanza, de pagos .inglesa, influida por las estupendas cifras de turismo, mejora constantemente.

Pero os encarezco la necesidad de no desviar la atención de los problemas vitales que nos plantea el paso

a nuevas formas estructurales europeas de las que nuestra economía depende."

 

< Volver