Los militares no permanecerán mas de diez meses en la frontera franco-española, según el Gobierno. 
 Sólo tres diputados votaron en contra de la ley de Defensa de la Constitución     
 
 El País.    02/04/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Los militares no permanecerán más de diez meses en la frontera franco-española, según el Gobierno

Sólo tres diputados votaron en contra de la ley de Defensa de la Constitución

El proyecto de ley orgánica que modifica el Código Penal y el de Justicia Militar en materia de terrorismo

y defensa de la Constitución, fue aprobado anoche por el Pleno del Congreso de los Diputados y enviado

al Senado para su tramitación urgente. La votación final sobre el conjunto de la ley que por ser orgánica

requiere una mayoría de 176 votos como mínimo fue de 301 votos favorables, tres en contra (los

diputados de Coalición Democrática José María de Areilza y Antonio de Senillosa, y el nacionalista

catalán Josep Pi Suñer y ninguna abstención.

Estuvieron ausentes de la votación los tres enmendantes a la totalidad, Blas Pinar, Fernando Sagaseta y

Juan María Andrés.

Las enmiendas de los dos primeros fueron rechazadas por 281 votos en contra, nueve a favor y dos

abstenciones. El centrista Joaquín Muñoz Peirats no fue autorizado a defender su enmienda a la totalidad.

En los pasillos del Congreso, tanto él como Areilza manifestaron su indignación por la aprobación de esta

ley. Muñoz Peirats declaró que, a partir de ahora, considerará a los grupos de la izquierda como «¡a

llamada izquierda política española».

Entre las novedades introducidas en el proyecto de ley durante su debate ayer en el Pleno, destaca una

debida a la iniciativa comunista, según la cual, cuando un civil cometa el delito de apología de la rebelión

militar será juzgado con arreglo al Código Penal y, en consecuencia, por la jurisdicción ordinaria, y no

por la militar.

Por otra parte, los ministros de Interior y de Defensa comparecieron ayer ante las respectivas comisiones

del Congreso para explicar el alcance de las medidas adoptadas. El Gobierno considera que las fuerzas

militares permanecerán en la frontera franco-española entre cuatro y diez meses, y estarán integradas por

2.000 hombres, aproximadamente. Fuentes del mando único antiterrorista informaron anoche de la

detención de cuatro miembros de un presunto comando de ETA , que operaba en Álava.

 

< Volver