El PCE: Pacto entre todos los sectores, solución de la crisis económica  :   
 Presentación del programa económico del partido comunista de España. 
 Ya.    30/04/1977.  Página: 19. Páginas: 1. Párrafos: 18. 

3O-IV-77

INFORMACIÓN NACIONAL

El PCE: Pacto entre todos los sectores, solución de la crisis económica

PRESENTACIÓN DEL PROGRAMA ECONÓMICO DEL PARTIDO COMUNISTA DE ESPAÑA

"El PCE tiene dos grandes tareas; pasar de la dictadura a la democracia en un clima de reconciliación

nacional y buscar soluciones a la crisis económica. A la idea de pacto social, nosotros oponemos un pacto

para la libertad, que presupone libertad y democracia y junto a éstas, soluciones económicas convenidas

por todos los sectores interesados, repartiendo sacrificios y ventajas a todos", fueron las palabras de

Santiago Carrillo, secretario general del PCE, en la presentación del programa económico de su partido en

la semana que ha organizado el Instituto Español de Analistas de Inversión.

Después de señalar que los problemas de la economía no pueden ser resueltos con simples medidas

coyunturales y que es necesario todo un plan de medidas económicas, señaló que ante la actual crisis es

necesaria una política de responsabilidad nacional frente a una política de austeridad formulada por

algunos sectores. Apuntó que las condiciones mínimas para salir de la crisis precisan de una nueva

política económica que logre la confianza del conjunto de la sociedad española, donde son fundamentales

e1 inmediato saneamiento fiscal, el proceso de plena integración en la comunidades europeas, un trato

equitativo a los intereses de la pequeña y mediana empresa y el retorno de los capitales evadidos; una

segunda condición de defensa del poder adquisitivo de las rentas de trabajo, la expansión del

consumo popular y una programación selectiva de la. inversión productiva con la que se luche contra el

paro y se cree un auténtico seguro de paro, se preste atención a las pensíones de vejez, invalidez; la

tercera condición para salir de la crisis es la lucha contra da inflación, donde es necesario que el futuro

Gobierno ponga en práctica la política de responsabilidad nacional. La financiación de estas condiciones

mínimas es preciso que se haga a base de una emisión de un empréstito público interior, la consolidación

de la deuda exterior, el aumento de la recaudación fiscal y la financiación privada, que no debería ser

intervenida por el Banco de España con miras a la defensa de los intereses especulativos.

En la transformación democrática de la sociedad expuso las medidas que deben ser abordadas sin

dilación:

• Una garantía plena de los derechos individuales y la aceptación de un código de los derechos de los

trabajadores.

• Una transformación demacratica de la agricultura expropiando con indemnización los latifundios con

explotaciones por debajo de los niveles racionales de aprovechamiento, una reforma de la ley de

arriendamientos y estimular las formas de cooperación y de agricultura de grupo.

• Una socialización del sector energético por su carácter de bien público, que produciría un desarrollo más

eficiente en la utilización racional de la energía, un impulso de la producción de energía con recursos

propios, una investigación y desarrollo de nuevas fuentes energéticas y una política planificada de energía

nuclear.

• Un desarrollo industrial coordinado, asignando al sector público un papel cada vez más protagonista.

En este sentido, el Instituto Nacional de Industria debe desempeñar un papel fundamental con un

necesario control democrático de su actuación.

• En el sector exterior es preciso una política encaminada a defender los intereses de los españoles.

En el turismo habrá que crear uno o más "tour-operators", y habrá que estudiar un sistema de tarifas

especiales.

• Una reforma fiscal progresiva y suficiente qua redistribuya la carga tributaria con equidad, un

máximo de eficacia en la lucha contra el fraude y unos´ impuestos directos que graven las rentas de

las personas físicas, las sociedades y las transmisiones hereditarias.

• Una remodelación de la reforma fiscal que cambie fundamentalmente el sistema de financiación,

unificación en un sólo régimen general, mejora sustancial en las pestaciones y un control

democrático. . . . .

• Una reestructuración del sector financiero reforzando el control del Banco de España sobre banca

privada.

• Un gran esfuerzo en la investigación científica y tecnológica para reducir la dependencia exterior.

• Un nuevo urbanismo que atienda las necesidades colectivas en los pueblos, barrios y ciudades.

Al acto de la presentación del programa económico del PCE acompañaron a Santiago Carrillo Ramón

Tamames, Manuel Azcárate y Tomás García, que señalaron que su Partido aspira a transformar la

sociedad capitalista en una socialista con el consenso de la mayoría del país.

CENTRO IZQUIERDA

Anteriormente, la Unión Electoral, de Centro izquierda de José Ramón Lasuén, Manuel Murillo y

Antonio García López expusieron su programa económico con las siguíentes bases:

• Es preciso un plan de estabilización radical que congele precios y salarios, seduzca la oferta monetaria

e incremente los impuestos.

• Una política de creación de empleo invirtiendo en sectores que necesíten mano de obra.

• Una política fiscal basada en la tipificación del delito fiscal

• Una política arancelaria que cambie las protecciones a otros sectores como el agrícola.

 

< Volver