El consumidor ante las elecciones     
 
 Ya.     Página: 26. Páginas: 1. Párrafos: 19. 

EL CONSUMIDOR ANTE LAS ELECCIONES

El Partido Popular propugna la reestructuración de los sectores de producción, industrialización y

comercialización • El Partido Socialista Popular tratará de racionalizar el mercado con la supresión de

intermediarios y sus beneficios abusivos.

Las elecciones ya estón encima. Los diversos partidos intentan conseguir el mayor número posible de

votos. Pero, ¿qué van a hacer por el consumidor? Para averiguarlo hemos formulado tres preguntas a los

más significativos.

1. ¿Qué hará el partido por el Consumidor?

2. ¿Qué solución propone ante la carestía de la vida?

3. ¿Cómo cree que pueden repercutir las elecciones en los precios de los producías básicos?

Las respuestas a las mismas podrán leerlas en días sucesivos. Veamos ahora las opciones que presentan el

Partido Popular y el Partido Socialista Popular.

El Partido Popular (PP) responde lo siguiente:

• No debe olvidarse que el consumidor es un ciudadano y, junto a los derechos como tal, es titular de

otros no menos importantes en su mencionada y especifica cualidad. En una sociedad democráticainente

constituida han de reconocerse y garantizarse los derechos aprobados en la Carta del Consumidor

aprobada en 1973 por la Asamblea Parlamentaria de la Comunidad Económica Europea:

— Derecho a la seguridad física, que le garantice que los productos y servicios utilizados no

suponen en el uso normal y apropiado de los mismos ningún riesgo para su salud.

— Derecho a una justa, veraz, inteligible, suficiente y apropiada información, referida a las

cualidades de los bienes y servicios que se ofrecen en el mercado y a los precios atribuidos por la

Administración a los mismos. El Estado debería dictar las disposiciones consecuentes referidas a

los medios de comunicación para realizar este derecho.

— Derecho a la correspondiente indemnización de los daños y perjuicios que se le han ocasionado por

utilizar bienes y servicios en defectuosas condiciones o por atribuir a los mismos cualidades inexactas.

— Derecho a una formación adecuada que le permita optar con verdadera libertad ante las diversas

posibilidades que el mercado le ofrece. Esta formación debe iniciarse junto a la enseñanza

elemental del niño.

— Derecho a asociarse libremente para defender sus justas reivindicaciones y para participar

en los organismos de la Administración que tengan capacidad de dictar disposiciones sobre materia

de consumo.

• En primer lugar, la firme decisión de adoptar las necesarias medidas para que éste tase en su

costo y aumente en su nivel; para ello hay que reconocer y poner en práctica una verdadera y libre

competencia, que traiga consigo una transparencia en el mercado; la reestructuración dé los sectores de

producción, industrialización y comercialización, que permita terminar con la corrupción, el fraude y las

desmesuradas e injustas aspiraciones de lucro. Naturalmente, se deben promover rigurosamente por el

Estado las cooperativas de consumo.

• Las elecciones son un hecho natura] y no deben traer alterar ción alguna en el orden

económico. El Gobierno detoe adoptar las medidas pertinentes para que el orden, bajo ningún

aspecto, se altere. En lo que si pueden repercutir sobre los precios es bajo el prisma de que los

ciudadanos españoles sepan optar al depositar un voto por aquel partido Que mejor sepa

enfrentarse con la solución de este problema. Sólo aquellas que guarden el debido equilibrio y que

estén "centrados" podrán conseguirlo.

PROTEGER AL PEQUEÑO COMERCIANTE

El Partido Socialista Popular (PSP) responde:

• Trataríamos de racionalizar el mercado, suprimiendo intermediarios y los beneficios abusivos de

éstos. Así se agilizarían la oferta y su comercialización. Crearíamos un servicio adecuado que velara por

la calidad de los productos, evitando fraudes y adulteraciones en los mismos. Protegeríamos al pequeño

comerciante mediante una cierta intervención del crédito, pues estimamos que así se beneficia

indirectamente al consumidor.

• Una política económica clara y realista, tendente a una mayor igualdad entre las diversas clases

sociales. Como primer paso seria imprescindible una verdadera reforma fiscal, democráticamente

aprobada y aplicada. También sería necesario intervenir y, en su caso, subvencionar los componentes

básicos de "la cesta de la compra".

• Las elecciones, como culminación de un proceso democratizador, creemos que no alterarán los

precios o, si acaso, en muy escasa medida. Pero el desarrollo de este proceso en sus dos etapas,

indudablemente sí.

La primera etapa de seudorreforma del gobierno Arias-Fraga y la segunda reforma lenta del Gobierno

Suárez básicamente han coincidido en no explicar al país su verdadera situación económica. Intentando

ganar tiempo, vía endeudamiento exterior y con una politica de "párcheos", han ido posponiendo unas

soluciones realistas, que son las que España exige.

 

< Volver