Autor: Navarro Navarro, Beatriz. 
 Clausurada la Semana Económica de los partidos políticos. 
 Centro Democrático: Plan de emergencia para salir de la crisis     
 
 Informaciones.    02/05/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 20. 

CLAUSURADA LA SEMANA ECONÓMICA DE LOS PARTIDOS POLÍTICOS

Centro Democrático:

Plan de emergencia para salir de la crisis

MADRID, 2 (INFORMACIONES, por Beatriz Navarro).

CON la exposición del programa de los partidos políticos integrados en Centro Democrático se clausuró

el sábado la semana informativa organizada par el Instituto Español de Analistas de Inversiones. Fue la

sesión más floja de la semana en cuanto a asistencia de publico. Y fue, sin embargo, el programa

económico que tuvo mas ponentes. Don Ignacio Camuñas, del Partido Demócrata Popular, comenzó

afirmando que había que construir un país en que el Centro no fuese necesario, pero que para lograr eso el

Centro era necesario en este momento, como puente para que la izquierda y la derecha no se excluyan en

el futuro.

El Centro —dijo— tiene cinco grandes Objetivos que cumplir: lograr la estabilidad democrática, abordar

la problemática económica, establecer las bases para una sociedad liberal, incorporar España a las áreas

europeas y reformar 1 a Administración central del Estado.

Iñigo Cavero, del Partido Demócrata Cristiano, habló de la necesidad de que haya autonomía regional

para aquellas regiones que quieran asumirla. Esa autonomía debe ser incluso financiera, aunque con un

principio de solidaridad para que no se produzcan desequilibrios, creando un fondo de compensación

regional y un Tribunal de ganancias.

Joaquín Garrigues, de la Federación de Partidos Demócratas y Liberales, señaló que en el nuevo sistema

será el poder legislativo y no el ejecutivo quien defina el campo de acción de la empresa pública y

privada.

En cuanto a los problemas relativos a la política fiscal —dijo—, deben abordarse ea un doble aspecto:

control del gasto público y redistribucióa más equitativa de la carga impositiva.

En tercer lugar, señaló que hay que abordar el aspecto sindical, buscando organizaciones responsables y

representativas, puesto que en la actualidad no son responsables ni la organización sindical estatal ni las

organizaciones clandestinas, ya que aquélla no es representativa de la clase trabajadora, y estes funcionan

al margen del cuadro constitucional.

Y hay que dejar, por último —afirmó—, la libertad del juego político y económico para que no se

produzcan los abusos que se han dado en el pasado.

El programa concreto de los partidos de Centro Democrático fue expuesto por Francisco Fernández

Ordóñez, del Partido Social Demócrata. Este consta de dos líneas de acción, una a corto plazo o de

emergencia para salir de la crisis de dos años y otra a medio plazo, de reestructuración de la economía.

NUEVA ALTERNATIVA ECONÓMICA

El programa significa, en resumen, una nueva alternativa económica, donde se incluye la necesidad del

cambio social, y que debería ser negociado con la izquierda política y las centrales sindicales. La política

económica —dijo Fernandez Ordóñez— no puede imponerse, sino que es el resulsado de un vasto

proceso de negociación, * Inflación. — Es principal problema económico a corto plazo —dijo— es la

inflación, y de él derivan los problemas de balanza de pagos y la dificultad de elaborar un plan de

expansión de la economía, que haga posible el pleno empleo. Mientras se mantengan las tasas actuales de

inflación no será posible ninguna respuesta coherente al estancamiento en que se encuentra sumergida la

economía española. * Sector público. — Necesita una profunda reestructuración y reforma financiera.

Hay que reducir su déficit global, controlar el gasto y las inversiones, operación «verdad» en los precios,

para elevarlos a niveles realistas en lugar de subvencionar innecesariamente al sector privado, y replantear

la financiación del déficit a través de los impuestos.

* Seguridad Social. — Hay que lograr una mayor integración en el sector público, revisar las

prestaciones y replantear asimismo su financiación. Ahora es a base de un impuesto sobre las nóminas, y

deberla hacerse a través de impuestos indirectos.

* Reforma fiscal.—La calificó como el monstruo del lago Ness. Hay que acometerla seriamente —dijo—,

para superar la crisis fiscal del Estado, mediante reasignación de la carga fiscal, tipificación del fraude

cómo delito (que se ha convertido en un verdadero escándalo nacional) y supresión del secreto bancario

en algunos casos.

* Sistema financiero. — Su reforma debe partir de la libertad de tipos de interés dentro de una política de

mercadas competitivos financieros que deben ser promovidos por el Banco de España. Hay que

redistribuir los recursos financieros de Bancos y Cajas y eliminar las limitaciones sobre la inversión. El

crédito oficial debe ser incorporado a los circuitos normales del mercado

* Bolsa.—Debe ser el mercado fundamental de la asignación de recursos y debe fomentarse la veracidad

y transparencia en la información empresarial.

* Política de empleo.—Centro Democrático propone la elaboración de un plan general de empleo por

todas las fuerzas políticas. Para abordarlo hay que modificar la relación entre la del crecimiento y la

creación de puestos de trabajo. Asimismo habrá que lanzar un plan de incentivación fiscal para aquellas

empresas que mantengan los puestos de trabajo.

* Política exterior. — Habrá que seguir endeudándose y adoptar un tipo de cambio realista. Habrá que

hacer una política selectiva de importaciones

* Energía. — Lo primero es un programa drástico de ahorro de energía. Este consta de tres líneas de

acción; precios realistas, para fomentar ese abolió; reestructuración del sector e incremento al máximo del

autoabastecimiento.

* Política agraria. — Ha de estar en función del déficit sectorial y de la política de emoleo. Centro

Democrático cree que ha llegado otra vez la hora del campo y que su función en el resurgir de la

economía es muy importante.

Fernández Ordóñez terminó afirmando que los problemas de la economía española son difíciles, pero no

insolubles. «Nosotros no vamos a consentir que la crisis se resuelva con el precio trágico de nuestra

libertad.

 

< Volver