Proyecto de ley de Secretos Oficiales. 
 Por sesenta votos contra uno se rechazaron las enmiendas a la totalidad     
 
 Nuevo Diario.    27/02/1968.  Páginas: 1. Párrafos: 42. 

Por sesenta votos contra uno se rechazaron las enmiendas a la totalidad

• Tras la exposición de los enmendantes, la sesión transcurrió en continuas adhesiones al texto de la

ponencia • Don Lucio del Álamo solicitó que se devolviese al Gobierno • Las enmiendas a la totalidad,

presentadas por procuradores de representación familiar.

Las enmiendas a la totalidad del proyecto de ley de Secretos Oficiales han sido rechazadas por la

Comisión de Leyes Fundamenta, les de las Cortes, al término de un debate que ha durado tres horas y

media, aproximadamente. El único procurador que ha votado a favor de que el citado proyecto sea

devuelto al Gobierno ha sido don Lucio del Álamo Urrutia, presidente de la Federación Nacional de

Asociaciones de la Prensa de España.

LLENO ABSOLUTO A las cinco de la tarde ha comenzado, en el salón de comisiones de las Cortes

Españolas, el debate sobre el proyecto de ley de Secretos Oficiales. Presidia la sesión don Joaquín Bau

Noya, presidente de la Comisión, acompañado del vicepresidente, señor Aguirre Gonzalo, y secretario,

señor Aranegui, asi como de los miembros de la ponencia, señores Fernández Miranda, Llosent Marañón,

Sánchez Cortés, Lamo de Espinosa y Suárez González (don Fernando). La expectación era máxima, sólo

comparable con el debate de algunas leyes de desarrollo de la Ley Orgánica, en la pasada legislatura.

Unos 80 procuradores han llenado totalmente el salón de comisiones. La sesión Inaugural de la tarde de

hoy ha sido Ininterrumpida, cosa poco frecuente, y su duración se ha extendido desde las cinco de la tarde

hasta las ocho y media, en que el presidente, señor Bau, ha levantado la sesión, tras la votación sobre el

conjunto del proyecto y sobre las tres enmiendas a la totalidad.

PALABRAS DE BIENVENIDA

Ha abierto la sesión don Joaquín Bau, quien ha saludado especialmente a los procuradores adscritos a esta

comisión, exclusivamente para el dictamen del presente proyecto. Después, ha dado las gracias a los

miembros de la ponencia, poniendo de relieve su independencia plena. Finalmente, ha destacado la

"honestidad de la Prensa española, la más honesta del mundo". Antes de concluir sus palabras ha rogado a

los miembros de la comisión que siempre debía estar presente el número de procuradores suficiente para

que hubiera "quorum".

LAS ENMIENDAS A LA TOTALIDAD

ZUBIAUR: RETROCESO DE LIBERTAD Se entró a discutir las enmiendas a la totalidad. Comenzó el

señor Zubiaur defendiendo su enmienda, basándose en las siguientes razones: El proyecto inicial suponía

un retroceso grave en la apertura que el propio Gobierno había marcado en la ley de Prensa y en la

Orgánica del Estado. Había una gran amplitud en la enumeración de los secretos. Se evidenciaba una

enorme discrecionalidad en la declaración de materias clasificadas; podía lesionar el derecho natural del

pueblo a estar informado y limitaba la labor Informativa de la Prensa. "Qué bien ha demostrado dijo— no

ser espía, sino eficiente colaboradora en las tareas de formación de la opinión pública".

INNECESARIA E INOPORTUNA

Da las gracia* a la ponencia porque estima que parte de sus enmiendas se han recogido en el informe de

aquella, pero mantiene su enmienda a la totalidad porque estima que el proyecto no es oportuno, sobre

todo al comenzar esta legislatura que parace haber nacido con un carácter mas abierto. NO es necesario

porque ya existen norma» legales en el Código Penal, en el Código de Justicia Militar, es la ley de

Administración Local ,en el Estatuto de Funcionario», que garantizan el secreto sobre lo que deba no

trascender. Si esta legislación existe, pregunta, ¿qué necesidad hay de este proyecto? Bastaría con

refundir y codificar la legislación existente. No se puede argumentar que existen leyes semejantes en

otros países, porque, con el sentido del proyecto que discutimos, solo en Portugal hay una legislación

especial sobre Secretos.

INSEGURIDAD JURÍDICA

"El proyecto —añade— era ambiguo, y, aunque la ponencia ha sentado en el primer articulo, como antes

se decía en el preámbulo, el principio de publicidad para todos los óganos del Estado, este principio lo

Umita en el Art. Segundo, sobre todo en lo que respecta al orden público, concepto que puede

ensancharse o encogerse por el libre criterio de la Administración, porque dejaría en una gran inseguridad

Jurídica a los españoles. "Tenemos, además, el temor de que pese a que se han recortado el número de

competencias para declarar Secretos, el plazo de quince días que se dá para ello, sea demasiado largo,

porque, entre tanto, podría someterse al silencio de una materia que debía ser pública. La declaración

secreta debía hacerse inmediatamente."

SE MANTIENE

"Por último, acerca del carácter secreto de las deliberaciones del Consejo de Ministros y del Consejo del

Reino, artículo 14, la ponencia extiende este secreto reconocido por la ley Orgánica a la reunión conjunta

prevista en el artículo 8.° de la ley de Sucesión en la Jefatura del Estado y las del Consejo de Regencia.

No nos explicamos esta incrustación aun reconociendo el trabajo de suavización del proyecto que ha

hecho la ponencia, mantenemos la enmienda a la totalidad", terminó diciendo.

A continuación el señor Esperabé comienza por decir que, aunque reconoce el texto, tan distinto del

proyecto inicial, que ha elaborado la ponencia, mantiene su enmienda a la totalidad, en primer lugar

porque ni la ponencia ni la Comisión están legitimadas para cambiar tan sustancialmente el proyecto.

Insiste en los argumentos ya expuestos por el señor Zubiaur y añade que el proyecto sólo define lo que se

refiere a garantizar la seguridad del Estado. Sigue la ambigüedad, añade, sobre todo cuando se trate de

aclarar una materia clasificada en razón de los intereses fundamentales de la nación. El secreto sobre las

deliberaciones del Consejo de Ministros y del Consejo del Reino obliga a los componentes de éstos, y es

de esperar que ellos cumplirían con su deber dé secreto.

EXTERIOR

Por tanto, de cara al exterior, sobre lo que se repite en el artículo 14, materia que ya está declarada en una

norma superior como es la ley Orgánica del Estado "¿O es que se pretende que los españoles nos

conformemos sólo con lo que nos digan los ministros como ocurrió "de facto en tiempos de la dictadura?"

PROTESTAS

En este momento, el silencio con que era escuchado el procurador salmantino, se interrumpió con las

protestas de algunos procuradores y apelaciones para que el presidente llamara al orden al orador.

DEVOLUCIÓN

Finalmente planteó la cuestión de que como el proyecto estaba sustancialmente modificado por la

ponencia de acuerdo —según su criterio con el artículo 48 del Reglamento de las Cortes— debía volver al

Gobierno. La ponencia -añade— no tiene fuero para presentarnos un nuevo proyecto, porque ni la

Comisión y menos los procuradores enmendantes que no pertenecemos a ella, estamos en disposición de

presentar nuevas enmiendas a este otro proyecto.

MAS PROTESTAS

Las protestas crecieron en este punto, sobre todo por parte de los procuradores veteranos, no contentos

con la explicación que del artículo 48 del Reglamento de las Cortes había dado el orador. Dicho artículo

dice así:

"Cuando el acuerdo de la Comisión, a juicio del Gobierno, modifique sustancialmente el proyecto de ley,

quedará convertido en proposición de ley y seguirá los trámites señalados por las mismas."

MARRERO:

Hecho el silencio, el procurador de la familia por Canarias, señor Marrero Portugués, con voz gruesa,

comienza por agradecer a la ponencia que haya recogido parte de las sugerencias de su enmienda a la

totalidad, pero pide tambien que el proyecto sea devuelto al Gobierno porque estima que en el informe de

la ponencia se recoge el principio de publicidad de los órganos del Estado, pero no se da a lo largo del

articulado, formulación positiva a esa afirmación general.

Sería una ironía afirmar el principio cuando no se desarrolla. RESPONSABILIDAD MORAL

Después señala que el Secreto hay que defenderlo más como una responsabilidad moral del que lo conoce

que, del que lo difunde. No siempre es necesario. —puntualiza-que una obligación moral se encasille en

una norma legal, Como es el criterio de la ponencia, por ejemplo, él adulterio del hombre siempre es

moralmente,penal, porque moralmente lo es en cambio, si se comete discretamente no siempre es penal.

Ante esta salida, la Comisión no puede contener sus risas.

"LOS ELEGIDOS POR EL PUEBLO..." I "Aunque carezco de formación jurídica —dice el orador

seriamente— sólo vengo con buena voluntad a contribuir en lo que esté a mi alcance. Nosotros, los

modestos, los que hemos llegado a la Cámara por la voluntad del pueblo y no por otros caminos —

dignísimos también— creemos que la obligación moral que a los funcionarios y militares les cabe de

guardar secreto no se debe extender a los ¿más miembros de la comunidad. Por otra parte, ni el pueblo ni

la Prensa ha dado motivos, ni han existido delaciones en los últimos años, ni siquiera en los momentos

defiendes anteriores a la Ley Orgánica del Estado. Que existan o no precedentes de esta ley en otros

países, es igual; nosotros debemos legislar para nuestra realidad, y esta nos demuestra que la ley es

inoportuna porque no ha habido motivos para ella, el Gobierno no la necesita y más de un 90 por 100 del

pueblo la rechaza."

FIDELIDAD MAL ENTENDIDA

"El país tiene puesta en esta nueva legislatura la ilusión por un orden nuevo que tiene que iniciarse en

algún momento. Acaso lo sea este, y, sin embargo, por un exceso de fidelidad mal entendida vamos a

sacar este proyecte adelante. La devolución al Gobierno no prestigiaría a la Cámara, supondría el

precedente de que el Gobierno na aceptado su autocrítica por una vez, cosa a la que estamos poco

acostumbrados, y ganaríamos- la confianza del país."

Eran las 8,25 de la tarde cuando los enmendantes habían terminado su intervención. El señor Lamo de

Espinosa, presidente del Sindicato de Banca y Bolsa, se levantó a hablar en nombre de la ponencia para

contestarles.

LAMO DE ESPINOSA: LA OPINIÓN PUBLICA SE MANIFIESTA EN LA COMISIÓN

Comenzó por refutar la argumentación del señor Esperabé de que la ponencia carecía de fuero para

reformar sustancialmente el proyecto. "Quiero recordar a su señoría—dijo en un tono grave, acentuado

por la baja voz con que siempre interviene este procurador, que suscita las Protestas de la Cámara—que la

ponencia y la Comisión están legitimadas para, de acuerdo con el artículo 32 del Reglamento de las

Cortes "informar sobre los proyectos y proposiciones de ley así como sobre las enmiendas que hayan sido

presentadas por los procuradores". No me atrevo a ver dónde está la opinión pública—dijo refiriéndose al

señor Marrero—, pero al en algún sitio se manifiesta es en esta Comisión, cuyos procura-dores, sea

cuaquiera el modo en que hayan accedido a ella, tiene en definitiva todos la representación del pueblo.

Ganamos prestigio no devolviendo el proyecto, sino transformándolo.

EL PROYECTONECESARIO Expuesto esto, se ciñe al debate a la totalidad. Todo provecto de ley

impone la instrumentación de un medio jurídico para corregir una realidad social que se estima

defectuosa. Hay dos tipos de enmiendas a la totalidad y de totalidad. Esta última intenta que la regulación

en bloque sea alterada. Las enmiendas Que se han presentado al proyecto, no son a la totalidad, sino de

totalidad. Todas admiten la posibilidad de la existencia de la ley.Por ello, la ponencia somete el dictamen

a la consideración que el proyecto es necesario en él se reconoce la publicidad en la actividad del Estado,

y si no se establecieran limites, caeríamos en el mayor de los arbitrismos. "INTERESA AL PUEBLO" En

cuanto a lo previsto sobre las deliberaciones del Consejo del Reino y 4el Consejo del Estado es publica,

salvo en las materias clasificadas, y las reserva. das por ley. Los acuerdos del Gobierno serán reservados

cuando traten de materias reservadas. El proyecto de ley, a su juicio, no interesa al Gobierno, sino al

pueblo español, a los que pueden ser incumpados por una materia clasificada es mo secreto. Pide, en

consecuencia, que la Comisión decida.

IGLESIAS SELGAS: BRILLANTE INFORME DE LA PONENCIA

A continuación, la presidencia concede la palabra a señor Iglesias Selgas, quien defiende el brillante

informe de la ponencia, con el que el país no tiene nada que temer, y destaca, no obstante, la labor de los

tres en mandantes a la totalidad, por cuanto realmente el proyecto inicial del Gobierno no respondía a la

apertura que los procuradores enmendantes pedían en sus escritos al primer proyecto, apertura de la que

no han dado ellos mismos muestra después del nuevo texto.

CABANILLAS: CARIDAD AL OÍR A LOS "NUEVOS" E! señor Cabanillas, subsecretario de

Información y procurador por los registradores de la Propiedad, por su parte, dice que en este acto, que

tiene el sabor de un comienzo de legislatura, no le gustaría plantear el problema del comportamiento

personal de cada procurador, pero aunque se hace cargo, dice, de la posición de los nuevos compañeros,

estima que ellos "venían con un discurso contra un proyecto que no estamos discutiendo", Añade: "Su

pasión está entre lo agresivo y lo superficial. Me doy cuenta que en un discurso político se intentan

expresar más anhelos y deseos que metas absolutamente valoradas, pero dejarse llevar del sentimiento

más que de la construcción no nos puede inhibir de contestar a estos nuevos compañeros —recalcó—, que

aunque les debemos la emoción, la pasión y la garantía de sus exposiciones, ellos nos deben la caridad de

haberles oído y de pedirles que piensen que los que venimos de otras legislaturas, y llevamos aquí ya

bastante tiempo, hemos estado siempre con el mismo propósito de perfección que les anima a los nuevos

compañeros".

VILLEGAS: "NI UN MOMENTO HEMOS VACILADO"

El señor Villegas interviene también en favor de la ponencia. Dice que tal como viene redactado el

proyecto por la ponencia, es una garantía jurídica que antes no existía. Comenta la frase del señor

Esperabé, que ha calificado a los intereses nacionales de "Cajón de Sastre", y dice que esos intereses son

el patrimonio más maravilloso que puede tener un hombre de honor. Dice: "Ni un solo momento hemos

vacilado por los discursos de los enmendantes. Esta enmienda viene a proteger al ciudadano."

PILAR PRIMO DE RIVERA: DEFENSA DE LA DICTADURA

Seguidamente se levanta a hablar Pilar Primo de Rivera, quien, apuntando al señor Esperabé, dice que no

le parece que sea necesario para defender una enmienda a la totalidad haya que hacer una referencia a la

Dictadura. Es interrumpida con aplausos y gritos de "Bien", "Muy bien", por gran parte de los

procuradores que llenaban la sala. "Un régimen —añade— que como todos sabemos, tanto hizo por

España". Nuevos aplausos coronaron su breve intervención en favor de su padre.

SEÑOR BAU

Aplausos que cortaron la intervención del presidente de la Comisión, señor Brau, quien dice:

"Cuando el señor Esparabé se refería a la Dictadura del general Primo de Rivera, no quise interrumpirle

por respeto a que era la primera vez que íntervenía en esta Cámara y porque no creo que era su Intención,

yo al menos así lo he interpretado, dañar la figura de aquel glorioso general cuyo recuerdo, mientras yo

esté aquí presidiendo no toleraría que fuera mancillado. Proclamo y proclamaré siempre la labor del

general Primo de Rivera —añadió— quien sentó las bases para librarnos de las maniobras de aquellos

politicastros y posiblitando que surgiera este régimen que está haciendo posible, y en ello estamos, que no

ocurra lo que entonces, que hubiese algunos que acudieran al Impúdico reparto de la herencia."

Las palabras del presidente de la Comisión fueron acogidas con gran respeto por la Cámara.

Prácticamente allí se había acabado el debate.

RIVAS GUADILLA: OPORTUNO Y NECESARIO

Rivas Guadilla: "Lo que vamos a debatir es un proyecto no del Gobierno, sino modificado por la

ponencia. Elogio y apoyo a la ponencia." "Este proyecto puede ser oportuno y quizá sea necesario."

MULLER Y ABADAL: QUE SE CAMBIE EL NOMBRE

Muller y Abadal: "Apoyo a la ponencia. Este proyecto tiene dos aspectos: negativo y positivo. El primero,

en cuanto constituye limitación al principio general de publicidad, y el segundo, en cuanto significa

protección de los altos intereses de la Nación." Propone que el título del proyecto sea éste: "Ley de

protección a los intereses fundamentales de la Nación."

GARCÍA RAMAL: SE LES HA PARADO EL RELOJ

García Ramal, representante por los empresarios del Sindicato del Metal, dice que una prueba de que la

ponencia ha mejorado el texto es que la Prensa ha cambiado totalmente comentarios después de conocido

el informe de los ponentes. "A los enmendantes —dice con crudeza— se les ha parado el reloj. Debían

dar las gracias a la ponencia."

ORTI BORDAS: VELAS GRANDES... ENTIERROS CHICOS

El señor Ortí Bordas, consejero por Castellón, también nuevo en la Cámara, dice que es consciente de que

muchos procuradores nuevos pretenden pronunciar un definitivo discurso antes de que les llegue la hora

de la jubilación. "No es éste el caso —dijo—, aunque estaba con los enmendantes a la totalidad con

respecto al proyecto primitivo del Gobierno, que restringía la libertad, sobre todo en el aspecto

informativo, tan dificilmente conseguida. Ahora tenemos un nuevo proyecto que da mayores garantías de

seguridad jurídica. Rechazar el proyecto que nos trae la ponencia sería apuñalar fantasmas sostener unas

velas demasiado grandes para un entierro tan chico."

DEL ÁLAMO: DEVOLUCIÓN

Del Álamo Urrutia: "El informe de la ponencia echa por tierra todos los argumentos que teníamos

preparados los procuradores a quienes no nos gustaba el anterior proyecto." No estaría de más devolver el

proyecto al Gobierno, no como pretenden los enmendantes, sino como ejemplo del buen trabajo de

modificación llevado a cabo por la ponenciá."

LA REPLICA DE LOS ENMENDANTES

A las 19,40 ha pasado lo más electrizante del debate, cuando el humo de los cigarros y el calor encendía

el ánimo y los rostros de todos los que estábamos en la sala, semiahogados por falta de aire, volvía a

levantarse el primer enmendante a la totalidad, señor Zubiaur, a contestar a la ponencia y a las réplicas de

los demás procuradores.

ZUBIAUR: "COLABORAR NO ES DECIR AMEN" "SÍ se argumenta que el nuevo proyecto da más

garantías jurídicas —dice—, es tanto como decir que antes no vivíamos en un régimen de derecho. Que se

tipifiquen bien las figuras delictivas. Pero que tipifique, sobre todo, a que están obligados los órganos del

Estado de acuerdo con ese principio de publicidad de sus actos que se declara. De cara a la convivencia

futura, quiero decir que todos los procuradores que aquí estamos somos nuevos, puesto que nos

encontramos en una nueva legislatura. No toleramos los que hemos sido calificados de nuevos" que se

nos trate con indulgencia y caridad. Admitimos la critica.

El presidente le interrumpe para decirle que no recoja el papel de víctima que erróneamente se le hubiera

podido atribuir.

"Se ha dicho que no tenemos espíritu de colaboración —añade el señor Zubiaur— discrepo del sentido

que a la colaboración le pueda dar ese compañero cuyo nombre desconozco. Colaborar no es venir a decir

amén", termina diciendo.

ESPERASE: NI DA MAS GARANTÍAS, NI DEFINE

El señor Esperabé aclara a la señorita Primo de Rivera que no era su intención mancillar a su padre.

"Entre otras cosas, porque debo al general Primo de Rivera —dijo— un gran respeto, ya que a mi padre

hizo doctor "honoris causa" de la Universidad salmantina". Yo aludía a una situación de entonces en que

de hecho el pueblo sólo se enteraba de las actuaciones del Gobierno por lo que el Régimen quería

informarles.

"No se nos ha parado el reloj. Se le ha paralo al reglamento de las Cortes. El texto de la ponencia ni da

mayores garantías jurídicas, ni define, ni concreta lada. No he calificado de "cajón de sastre" los intereses

de la nación, sino a la redacción que éstos tienen en el artículo segundo, demasiado anbiguo. Y por

último, no puedo admitir la caridad con que el señor Cabanllas quiere obsequiarnos.. Yo digo que no le

escucharé por caridad, sino por un deber de justicia."

El señor Cabanillas interrumpe para decir: "No se han Interpretado bien mis palabras." Pero el presidente

le mpone silencio.

MARRERO: DEVOLVERLO

El señor Marrero, en una breve y reiterativa exposición, mantiene su postura de que el proyecto debe ser

devuelto al Gobierno, pues su discrepancia no obedece a cuestiones de forma, dice, sino a otras de fondo.

APOYO A LA PONENCIA

El señor Galdós se levanta para replicar al enmendante, señor Marrero, sobre la supuesta impopularidad

del proyecto. "Ninguno de los empresarios —cuyo Consejo Nacional presido—, así como ninguno de los

trabajadores, a cuyo presidente he consultado sobre la opinión de] sector laboral, estén en contra del

proyecto de Secretos Oficiales. ¿Es que la Organización Sindical no representa más del 10 por 100 de la

opinión pública nacional?"

DEL ÁLAMO: CORTESÍA CON EL GOBIERNO

El presidente de la Federación de Asociacion es de la Prensa se levanta desde el fondo de la sala, casi

ahogado por el humo, y tras carraspear, dice que interviene con timidez porque él está en la Cámara

elegido sólo por compromisarios. Es un temporero en la Comisión, a la que está adscrito sólo para este

proyecto, y es casi un seminuevo. Pero que estima que el informe de la ponencia echa por tierra las

enmienedas a la totalidad. "Se habla —dice— de que pertenecer a la Administración es una enfermedad

secreta que hay que eludir. Yo, que todavía no he perdido la esperanza de pertenecer algún día a esa

Administración, me preocupa, sin embargo, que el texto de la ponencia vaya demasiado lejos. Por ello,

creo que por cortesía constitucional debería m o s devolver el proyecto al Gobierno. No por réplica sino

para que confirma la labor de la ponencia."

SÁNCHEZ CORTES: LOS ENMENDANTES, EN UNA TELA DE ARAÑA

El presidente da por terminado el debate. Eran las ocho de la tarde. Concede la palabra al ponente señor

Sánchez Cortés, quien se refiere a la alusión del señor Zubiaur de que no se está por decir amén. ´ "Por

supuesto —replica—. Ello demuestra el texto de la ponencia." "No podemos olvidar —añade— que debe

la ponencia salvaguardar, sin embargo, el criterio del Gobierno." "No estamos en un régimen de

prevalencia del legislativo sobre el ejecutivo, sino de fiscalización del segundo por el primero." "Las

Cortes, y principalmente en las comisiones, siempre han mantenido una posición crítica; la ponencia ha

hecho una síntesis de las enmiendas de los procuradores, que son los auténticos representantes de la

opinión pública, sin restar importancia a los juicios de los medios de difusión." "Hemos sido

Independientes porque hemos actuado con arreglo a lo que nos dictaba nuestra conciencia. Los

enmendantes están metidos en una tela de araña. El grueso de sus argumentos son una enmienda de

totalidad, no a la totalidad. Esta última sólo se admite, en técnica parlamentaria, cuando se aducen

razones que no se refieren al articulado." "Reafirmo que nuestro informe da una mayor seguridad jurídica,

superior aún a la que ya existía. Se salvaguarda la libertad y se garantiza el principio de publicidad.

¿Dónde está en nuestro ordenamiento jurídico este principio reconocido? Tampoco está que el serreta

deba ser expresamente declarado. Sólo esto justificaría el informe de la ponencia." "Respecto a que ésta

no tiene fuero para mortificar el proyecto, yo digo al señor Esperabé que lea el artículo 48 del Reglamento

de las Cortes. Allí se dice que sólo cuando se haya producido el acuerdo de la Comisión, cosa que

todavía no se ha dado, pues no ha habido debate, el Gobierno podría, en caso de estimar sustancialmente

modificada la ley con respecto a su provecto original, convertir aquélla en una proposición de ley."

FINAL: SE RECHAZAN Se da por finalizado el debate. Las enmiendas a la totalidad, son rechazadas, y

sólo vota en contra de la ponencia don Lucio del Álamo los tres enmendantes a la totalidad no son

miembros de la comisión). La sesión se levanta a las ocho y veinte de la noche, para proseguirse a las

cinco de la tarde del día siguiente, en que se entrará en el debate del articulado.

Resumen de nuestra sección Nacional elaborado con las informaciones de las agencias Logos. Pyresa.

Europa Press, Cifra y Mencheta.)

 

< Volver